Rebeldes arrebatan a los yihadistas el control de 3 localidades del norte de Siria

Imagen de un puesto de los rebeldes destruido durante un asalto de las fuerzas gubernamentales, en la localidad de Mehin, al este de la provincia de Homs (Siria). EFE/Archivo Imagen de un puesto de los rebeldes destruido durante un asalto de las fuerzas gubernamentales, en la localidad de Mehin, al este de la provincia de Homs (Siria). EFE/Archivo

Imagen de un puesto de los rebeldes destruido durante un asalto de las fuerzas gubernamentales, en la localidad de Mehin, al este de la provincia de Homs (Siria). EFE/Archivo

Rebeldes de varias facciones islamistas arrebataron hoy al Estado Islámico de Irak y de Siria, vinculado a Al Qaeda, el control de las localidades de Serin, Manbech y Bala, en la provincia de Alepo, en el norte sirio.El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que los insurgentes tomaron Serin y Manbech, después de que los yihadistas se entregaran tras violentos combates en la zona.Los rebeldes se hicieron también con el control de Bala y de amplias zonas de sus alrededores, tras derrotar a los extremistas.Mientras, hoy prosiguieron los choques entre ambas partes en el pueblo de Tal Rafat, en la misma provincia, donde la sede principal del Estado Islámico en esa localidad cayó en manos de los insurgentes.En los últimos días, se han intensificado los enfrentamientos entre radicales y miembros de otros grupos islamistas contrarios al régimen de Damasco.Los choques tienen lugar en las provincias de Hama, Idleb, Alepo y Al Raqa.Al menos 59 rebeldes murieron el domingo en combates entre varias facciones islamistas y el Estado Islámico en distintas partes de Siria, según el Observatorio.El Ejército Libre Sirio (ELS), de tendencia moderada, instó hoy a los combatientes extranjeros del Estado Islámico a que se unan a ellos en la lucha contra el régimen de Bachar al Asad y dejen de enfrentarse a otros rebeldes.

Rebeldes de varias facciones islamistas arrebataron hoy al Estado Islámico de Irak y de Siria, vinculado a Al Qaeda, el control de las localidades de Serin, Manbech y Bala, en la provincia de Alepo, en el norte sirio.El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que los insurgentes tomaron Serin y Manbech, después de que los yihadistas se entregaran tras violentos combates en la zona.Los rebeldes se hicieron también con el control de Bala y de amplias zonas de sus alrededores, tras derrotar a los extremistas.Mientras, hoy prosiguieron los choques entre ambas partes en el pueblo de Tal Rafat, en la misma provincia, donde la sede principal del Estado Islámico en esa localidad cayó en manos de los insurgentes.En los últimos días, se han intensificado los enfrentamientos entre radicales y miembros de otros grupos islamistas contrarios al régimen de Damasco.Los choques tienen lugar en las provincias de Hama, Idleb, Alepo y Al Raqa.Al menos 59 rebeldes murieron el domingo en combates entre varias facciones islamistas y el Estado Islámico en distintas partes de Siria, según el Observatorio.El Ejército Libre Sirio (ELS), de tendencia moderada, instó hoy a los combatientes extranjeros del Estado Islámico a que se unan a ellos en la lucha contra el régimen de Bachar al Asad y dejen de enfrentarse a otros rebeldes.

Más noticias

0 Comentarios