Rebeldes y yihadistas libran combates en una población siria cerca de Turquía

Rebeldes de brigadas islamistas y miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante, vinculado a Al Qaeda, libran hoy fuertes combates en la localidad de Saraqeb, en la provincia septentrional de Idleb y cerca de la frontera entre Siria y Turquía, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.Los insurgentes intentan tomar el control del cuartel de los yihadistas en esta población, donde en las últimas horas seis islamistas han fallecido y decenas han resultado heridos por la explosión de un coche bomba y el estallido de una mina contra objetivos rebeldes.El Observatorio destacó que campesinos en la zona vieron anoche cómo decenas de brigadas islamistas con tanques, vehículos blindados y dos centenares de efectivos se dirigían a Saraqeb, donde hay cientos de extremistas.Mientras, en la ciudad de Al Raqa, también en el norte de Siria, continúan los choques entre ambos bandos.Los radicales se hicieron hoy con el control de la estación de trenes de esta localidad, que es uno de los bastiones de los leales a Al Qaeda en la mitad septentrional del país.La ONG agregó que el Estado Islámico dejó decenas de cadáveres de combatientes rebeldes en el pueblo de Yazra, al oeste de Al Raqa.Por su parte, fuentes médicas aseguraron a la organización, con sede en Londres, que decenas de cuerpos de yihadistas fallecidos en los enfrentamientos de los días pasados se encuentran en el Hospital Nacional de Al Raqa.El 3 de enero, los rebeldes, en su mayoría islamistas, iniciaron una ofensiva contra el Estado Islámico en varias provincias del norte de Siria para expulsarlo del país por haber cometido "violaciones contra el pueblo sirio", según explicó a Efe esta semana el portavoz del Ejército Libre Sirio, Qasem Saadedin.

Rebeldes de brigadas islamistas y miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante, vinculado a Al Qaeda, libran hoy fuertes combates en la localidad de Saraqeb, en la provincia septentrional de Idleb y cerca de la frontera entre Siria y Turquía, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.Los insurgentes intentan tomar el control del cuartel de los yihadistas en esta población, donde en las últimas horas seis islamistas han fallecido y decenas han resultado heridos por la explosión de un coche bomba y el estallido de una mina contra objetivos rebeldes.El Observatorio destacó que campesinos en la zona vieron anoche cómo decenas de brigadas islamistas con tanques, vehículos blindados y dos centenares de efectivos se dirigían a Saraqeb, donde hay cientos de extremistas.Mientras, en la ciudad de Al Raqa, también en el norte de Siria, continúan los choques entre ambos bandos.Los radicales se hicieron hoy con el control de la estación de trenes de esta localidad, que es uno de los bastiones de los leales a Al Qaeda en la mitad septentrional del país.La ONG agregó que el Estado Islámico dejó decenas de cadáveres de combatientes rebeldes en el pueblo de Yazra, al oeste de Al Raqa.Por su parte, fuentes médicas aseguraron a la organización, con sede en Londres, que decenas de cuerpos de yihadistas fallecidos en los enfrentamientos de los días pasados se encuentran en el Hospital Nacional de Al Raqa.El 3 de enero, los rebeldes, en su mayoría islamistas, iniciaron una ofensiva contra el Estado Islámico en varias provincias del norte de Siria para expulsarlo del país por haber cometido "violaciones contra el pueblo sirio", según explicó a Efe esta semana el portavoz del Ejército Libre Sirio, Qasem Saadedin.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios