Un fotógrafo herido en los incidentes en la Explanada de las Mezquitas

El jefe negociador palestino, Saeb Erekat, condenó hoy la carga de la Policía israelí contra fieles musulmanes en la Explanada de las Mezquitas y advirtió de las graves consecuencias que pueden tener lo que calificó de "repetidos ataques contra lugares sagrados islámicos y cristianos".Erekat, destacado miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), condenó con dureza en un comunicado enviado a los medios el "violento ataque contra fieles desarmados en los patios de Al Aqsa, en la Jerusalén ocupada por Israel".La carga policial, que tuvo lugar hoy tras finalizar las oraciones del mediodía en el sagrado lugar, supone a su entender "un nuevo ejemplo del terrorismo y el racismo de la ocupación israelí" y de "la política hostil de la ocupación israelí y su intención de aterrorizar al pueblo palestino".Según Erekat, la policía hirió y detuvo a varios fieles musulmanes.El portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld, aseguró sin embargo a Efe que no se registraron más heridos que un fotógrafo.Según este portavoz, las fuerzas policiales cargaron contra alrededor de un centenar de personas que les tiraron piedras."Al finalizar las oraciones del mediodía del viernes varias personas tiraron piedras a los agentes que se encontraban fuera de la puerta Mugrabí. Los policías entraron en el Monte del Templo (nombre que los judíos dan a la Explanada) y respondieron con granadas de estruendo para dispersarlos", señaló Rosenfeld.Ayer, la Policía cerró el acceso a la Explanada de las Mezquitas a los visitantes judíos, después de fieles musulmanes atacasen con piedras a judíos que estaban rezando en el lugar (en contra de las órdenes policiales que solo permiten oraciones y servicios islámicos), informó hoy el diario gratuito Israel Hayom.Varios agentes de la policía fueron también atacados con piedras por musulmanes, asegura el rotativo.Los incidentes coinciden con la celebración de la festividad judía de Sucot o los Tabernáculos, en que los judíos recuerdan el éxodo de los israelitas de Egipto hace unos 3.000 años, según el relato bíblico.En la última semana, alrededor de un millón de judíos de Israel y el resto del mundo han visitado con este motivo Jerusalén.En los últimos dos días, ocho judíos han sido arrestados en la Explanada de las Mezquitas por la Policía, que consideró que su intención de rezar en el lugar podría provocar disturbios.Entre los arrestados están varios activistas de la extrema derecha israelí que abogan por la construcción del Tercer Templo judío en la explanada.

El jefe negociador palestino, Saeb Erekat, condenó hoy la carga de la Policía israelí contra fieles musulmanes en la Explanada de las Mezquitas y advirtió de las graves consecuencias que pueden tener lo que calificó de "repetidos ataques contra lugares sagrados islámicos y cristianos".Erekat, destacado miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), condenó con dureza en un comunicado enviado a los medios el "violento ataque contra fieles desarmados en los patios de Al Aqsa, en la Jerusalén ocupada por Israel".La carga policial, que tuvo lugar hoy tras finalizar las oraciones del mediodía en el sagrado lugar, supone a su entender "un nuevo ejemplo del terrorismo y el racismo de la ocupación israelí" y de "la política hostil de la ocupación israelí y su intención de aterrorizar al pueblo palestino".Según Erekat, la policía hirió y detuvo a varios fieles musulmanes.El portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld, aseguró sin embargo a Efe que no se registraron más heridos que un fotógrafo.Según este portavoz, las fuerzas policiales cargaron contra alrededor de un centenar de personas que les tiraron piedras."Al finalizar las oraciones del mediodía del viernes varias personas tiraron piedras a los agentes que se encontraban fuera de la puerta Mugrabí. Los policías entraron en el Monte del Templo (nombre que los judíos dan a la Explanada) y respondieron con granadas de estruendo para dispersarlos", señaló Rosenfeld.Ayer, la Policía cerró el acceso a la Explanada de las Mezquitas a los visitantes judíos, después de fieles musulmanes atacasen con piedras a judíos que estaban rezando en el lugar (en contra de las órdenes policiales que solo permiten oraciones y servicios islámicos), informó hoy el diario gratuito Israel Hayom.Varios agentes de la policía fueron también atacados con piedras por musulmanes, asegura el rotativo.Los incidentes coinciden con la celebración de la festividad judía de Sucot o los Tabernáculos, en que los judíos recuerdan el éxodo de los israelitas de Egipto hace unos 3.000 años, según el relato bíblico.En la última semana, alrededor de un millón de judíos de Israel y el resto del mundo han visitado con este motivo Jerusalén.En los últimos dos días, ocho judíos han sido arrestados en la Explanada de las Mezquitas por la Policía, que consideró que su intención de rezar en el lugar podría provocar disturbios.Entre los arrestados están varios activistas de la extrema derecha israelí que abogan por la construcción del Tercer Templo judío en la explanada.

Más noticias

0 Comentarios