El ministro israelí de Interior pide soberanía israelí en el Valle del Jordán ante la llegada de Kerry

El ministro israelí del Interior, Gideón Saar, reclamó hoy, al frente de una delegación de 15 parlamentarios, la soberanía de Israel sobre el valle del Jordán, en un acto en coincidencia con la llegada del secretario de Estado norteamericano, John Kerry."Donde no hay asentamientos no habrá fuerzas armadas israelíes. Y donde no están esas fuerzas, habrá terrorismo", dijo Saar durante un acto con el que, simbólicamente, Israel comenzó la construcción de un nuevo vecindario en el asentamiento de Guitit, uno de las primeros en Cisjordania.Saar, uno de los "halcones" en el partido gobernante Likud, afirmó que la postura del grupo es "clara": "el valle del Jordán es israelí y seguirá siéndolo".Israelíes y palestinos negocian en estos momentos con la mediación de Kerry los mecanismos de seguridad en ese valle fronterizo con Jordania, que incluyen al parecer una reducida presencia militar israelí.Con el futuro del valle en la mesa de negociaciones, el ala más derechista del Likud ha lanzado también la iniciativa de un proyecto de ley para anexionarlo, que ha generado una ola de condenas internacionales.El evento de hoy "es una señal muy clara que no deja lugar a dudas: el Gobierno de Israel no va a dejar el valle del Jordán ni el plano civil ni militar (...) Es un mensaje para el Departamento de Estado de Washington, para Bruselas y Ramala", dijo a Efe el presidente del Consejo de asentamientos Judea y Samaria, Dani Dayán.Israel siempre ha considerado esa zona su "frontera estratégica" por el este, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, exige que el Ejército permanezca en ella.Saar consideró hoy que si Israel se retira a las fronteras del 67 "se quedará sin profundidad estratégica".Al acto de hoy asistieron diputados de cuatro partidos políticos del centro y de la derecha en el Parlamento israelí (Kneset), con la excepción del partido de la ministra Tzipi Livni, jefa del proceso negociador con los palestinos.La iniciativa coincide deliberadamente con el inicio de una nueva visita de Kerry para mostrar a Netanyahu, y al presidente palestino, Mahmud Abás, el borrador de un acuerdo marco que guíe las negociaciones de paz, en el que se abordan las cuestiones principales del conflicto de Oriente Medio: fronteras, Jerusalén, refugiados, seguridad y el reconocimiento de Israel como estado judío, entre otras.Sigue también a la presentación por la izquierda israelí de una propuesta de ley para convertir en vinculante la solución "de dos estados para dos pueblos" al conflicto palestino-israelí, e impedir la posible anexión de territorio ocupado."Esta propuesta es ridícula, no tiene ninguna posibilidad (...) Israel ofreció innumerables veces la paz bajo la fórmula de los dos estados y si la paz no existe no es porque Israel no haya querido sino por la intransigencia palestina (...) La fórmula de los dos estados es un espejismo", argumentó al respecto Dayán.

El ministro israelí del Interior, Gideón Saar, reclamó hoy, al frente de una delegación de 15 parlamentarios, la soberanía de Israel sobre el valle del Jordán, en un acto en coincidencia con la llegada del secretario de Estado norteamericano, John Kerry."Donde no hay asentamientos no habrá fuerzas armadas israelíes. Y donde no están esas fuerzas, habrá terrorismo", dijo Saar durante un acto con el que, simbólicamente, Israel comenzó la construcción de un nuevo vecindario en el asentamiento de Guitit, uno de las primeros en Cisjordania.Saar, uno de los "halcones" en el partido gobernante Likud, afirmó que la postura del grupo es "clara": "el valle del Jordán es israelí y seguirá siéndolo".Israelíes y palestinos negocian en estos momentos con la mediación de Kerry los mecanismos de seguridad en ese valle fronterizo con Jordania, que incluyen al parecer una reducida presencia militar israelí.Con el futuro del valle en la mesa de negociaciones, el ala más derechista del Likud ha lanzado también la iniciativa de un proyecto de ley para anexionarlo, que ha generado una ola de condenas internacionales.El evento de hoy "es una señal muy clara que no deja lugar a dudas: el Gobierno de Israel no va a dejar el valle del Jordán ni el plano civil ni militar (...) Es un mensaje para el Departamento de Estado de Washington, para Bruselas y Ramala", dijo a Efe el presidente del Consejo de asentamientos Judea y Samaria, Dani Dayán.Israel siempre ha considerado esa zona su "frontera estratégica" por el este, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, exige que el Ejército permanezca en ella.Saar consideró hoy que si Israel se retira a las fronteras del 67 "se quedará sin profundidad estratégica".Al acto de hoy asistieron diputados de cuatro partidos políticos del centro y de la derecha en el Parlamento israelí (Kneset), con la excepción del partido de la ministra Tzipi Livni, jefa del proceso negociador con los palestinos.La iniciativa coincide deliberadamente con el inicio de una nueva visita de Kerry para mostrar a Netanyahu, y al presidente palestino, Mahmud Abás, el borrador de un acuerdo marco que guíe las negociaciones de paz, en el que se abordan las cuestiones principales del conflicto de Oriente Medio: fronteras, Jerusalén, refugiados, seguridad y el reconocimiento de Israel como estado judío, entre otras.Sigue también a la presentación por la izquierda israelí de una propuesta de ley para convertir en vinculante la solución "de dos estados para dos pueblos" al conflicto palestino-israelí, e impedir la posible anexión de territorio ocupado."Esta propuesta es ridícula, no tiene ninguna posibilidad (...) Israel ofreció innumerables veces la paz bajo la fórmula de los dos estados y si la paz no existe no es porque Israel no haya querido sino por la intransigencia palestina (...) La fórmula de los dos estados es un espejismo", argumentó al respecto Dayán.

Más noticias

0 Comentarios