Dos ministros japoneses acuden a polémico santuario entre tensión diplomática

Dos ministros japoneses visitaron hoy el controvertido santuario tokiota de Yasukuni, símbolo relacionado con el imperialismo nipón, en un momento sensible debido a las tensiones territoriales que Japón mantiene con China y Corea del Sur, informó la agencia Kyodo.La visita al santuario, que celebra estos días su festival de otoño, de los ministros de Transporte y Turismo, Yuichiro Hata, y de Reforma Postal y Servicio Financiero, Mikio Shimoji, se produce un día después de que el ex primer ministro japonés Shinzo Abe, actual líder de la oposición, también acudiera al polémico emplazamiento.La visita de miembros del Gobierno a Yasukuni, que rinde homenaje a los millones de caídos de Japón durante conflictos armados entre 1853 y 1945 y a 14 notorios criminales de la II Guerra Mundial, ha provocado históricamente el malestar en Corea del Sur y China, países que sufrieron la expansión imperialista nipona.El ministro Hata, que ha asegurado que su visita de hoy tiene carácter privado, ya visitó el santuario el pasado 15 de agosto con motivo del 67 aniversario de la rendición nipona en la II Guerra Mundial, en la primera visita efectuada por un ministro a ese lugar desde 2009, detalló Kyodo.Shimoji, por su parte, detalló que su visita se produce como representante de su partido político, el Nuevo Partido del Pueblo, aliado del gobernante Partido Democrático del primer ministro, Yoshihiko Noda, que en otras ocasiones ha instado a no visitar el santuario para no provocar tensiones.Las polémicas visitas se producen en un momento de tensión con China y Corea del Sur, países con los que Japón mantiene una disputa territorial por la soberanía de las islas de Senkaku/Diaoyu y Dokdo/Takeshima, respectivamente.En el caso de China, la tensión se ha recrudecido en los últimos meses a raíz de que en septiembre Tokio comprara el terreno de tres de las islas Senkaku/Diaoyu, lo que provocó violentas protestas en ese país y la cancelación de los actos para conmemorar el 40 aniversario de relaciones diplomáticas entre Tokio y Pekín.El pequeño archipiélago deshabitado, situado en el Mar de China Oriental, cuenta con menos de siete kilómetros cuadrados y se cree podría albergar importantes recursos pesqueros y de hidrocarburos.

Dos ministros japoneses visitaron hoy el controvertido santuario tokiota de Yasukuni, símbolo relacionado con el imperialismo nipón, en un momento sensible debido a las tensiones territoriales que Japón mantiene con China y Corea del Sur, informó la agencia Kyodo.La visita al santuario, que celebra estos días su festival de otoño, de los ministros de Transporte y Turismo, Yuichiro Hata, y de Reforma Postal y Servicio Financiero, Mikio Shimoji, se produce un día después de que el ex primer ministro japonés Shinzo Abe, actual líder de la oposición, también acudiera al polémico emplazamiento.La visita de miembros del Gobierno a Yasukuni, que rinde homenaje a los millones de caídos de Japón durante conflictos armados entre 1853 y 1945 y a 14 notorios criminales de la II Guerra Mundial, ha provocado históricamente el malestar en Corea del Sur y China, países que sufrieron la expansión imperialista nipona.El ministro Hata, que ha asegurado que su visita de hoy tiene carácter privado, ya visitó el santuario el pasado 15 de agosto con motivo del 67 aniversario de la rendición nipona en la II Guerra Mundial, en la primera visita efectuada por un ministro a ese lugar desde 2009, detalló Kyodo.Shimoji, por su parte, detalló que su visita se produce como representante de su partido político, el Nuevo Partido del Pueblo, aliado del gobernante Partido Democrático del primer ministro, Yoshihiko Noda, que en otras ocasiones ha instado a no visitar el santuario para no provocar tensiones.Las polémicas visitas se producen en un momento de tensión con China y Corea del Sur, países con los que Japón mantiene una disputa territorial por la soberanía de las islas de Senkaku/Diaoyu y Dokdo/Takeshima, respectivamente.En el caso de China, la tensión se ha recrudecido en los últimos meses a raíz de que en septiembre Tokio comprara el terreno de tres de las islas Senkaku/Diaoyu, lo que provocó violentas protestas en ese país y la cancelación de los actos para conmemorar el 40 aniversario de relaciones diplomáticas entre Tokio y Pekín.El pequeño archipiélago deshabitado, situado en el Mar de China Oriental, cuenta con menos de siete kilómetros cuadrados y se cree podría albergar importantes recursos pesqueros y de hidrocarburos.

Más noticias

0 Comentarios