El ejemplo de chivas

Vivimos tiempos difíciles. El dólar se derrumba en los mercados del mundo y la crisis financiera en el planeta en los últimos años hizo añicos cientos de empresas en todos los rubros. O tal vez, casi todos. Quizás el fútbol sea una de las pocas excepciones a esta coyuntura. Aún hablamos de contratos millonarios, de patrocinadores que pagan fortuna por imponer su marca y de torneos que dejan muchos dólares.Cualquiera sea el caso, Jorge Vergara, empresario y magnate mexicano, polémico, controversial, amado y odiado sin término medio, acaba de estrenar el estadio OIMNILIFE, la nueva casa de Chivas de Guadalajara. Una obra faraónica para 45,000 fanáticos con 330 palcos privados, 208 lugares para personas discapacitadas y 5,000 plazas de estacionamiento.Es el más moderno del continente. Y además de moderno, ecológico e inteligente: sus sistemas de iluminación gastan menos, mucho menos que los sistemas eléctricos regulares de cualquier estadio, el agua de los baños y de riego es la aprovechada por la lluvia, tiene mega pantallas en las cabeceras, es confortable y funcional. Y en su estreno oficial internacional, las Chivas jugarán la primera final,  partido de ida,  de la Copa Libertadores. No es poco. Más allá de modernismos y sofisticaciones en lo que respecta a la infraestructura, convengamos que construir un estadio en estos tiempos no es para todos. Esta vez Vergara fue la excepción. Hay que reconocerlo. Bien por Chivas y por su nueva casa.

 

Los espero en gustavocherquis.blogspot.com

Vivimos tiempos difíciles. El dólar se derrumba en los mercados del mundo y la crisis financiera en el planeta en los últimos años hizo añicos cientos de empresas en todos los rubros. O tal vez, casi todos. Quizás el fútbol sea una de las pocas excepciones a esta coyuntura. Aún hablamos de contratos millonarios, de patrocinadores que pagan fortuna por imponer su marca y de torneos que dejan muchos dólares.Cualquiera sea el caso, Jorge Vergara, empresario y magnate mexicano, polémico, controversial, amado y odiado sin término medio, acaba de estrenar el estadio OIMNILIFE, la nueva casa de Chivas de Guadalajara. Una obra faraónica para 45,000 fanáticos con 330 palcos privados, 208 lugares para personas discapacitadas y 5,000 plazas de estacionamiento.Es el más moderno del continente. Y además de moderno, ecológico e inteligente: sus sistemas de iluminación gastan menos, mucho menos que los sistemas eléctricos regulares de cualquier estadio, el agua de los baños y de riego es la aprovechada por la lluvia, tiene mega pantallas en las cabeceras, es confortable y funcional. Y en su estreno oficial internacional, las Chivas jugarán la primera final,  partido de ida,  de la Copa Libertadores. No es poco. Más allá de modernismos y sofisticaciones en lo que respecta a la infraestructura, convengamos que construir un estadio en estos tiempos no es para todos. Esta vez Vergara fue la excepción. Hay que reconocerlo. Bien por Chivas y por su nueva casa.

Los espero en gustavocherquis.blogspot.com

Más noticias

0 Comentarios