Zvyagintsev presenta en Cannes una dura disección de la Rusia de hoy

Zvyagintsev presenta en Cannes una dura disección de la Rusia de hoy Zvyagintsev presenta en Cannes una dura disección de la Rusia de hoy

Zvyagintsev presenta en Cannes una dura disección de la Rusia de hoy

Tras deslumbrar hace tres años con "Leviatán", el ruso Andrey Zvyagintsev regresó hoy al Festival de Cannes con "Nelyubov", otra disección dura y sin contemplaciones de la Rusia actual sin cargar directamente contra el Gobierno, pero con las suficientes referencias para dejar clara su opinión.

Tras deslumbrar hace tres años con "Leviatán", el ruso Andrey Zvyagintsev regresó hoy al Festival de Cannes con "Nelyubov", otra disección dura y sin contemplaciones de la Rusia actual sin cargar directamente contra el Gobierno, pero con las suficientes referencias para dejar clara su opinión.

"Si han visto 'Leviatán' ya saben cómo me sitúo frente al poder", dijo Zvyagintsev, muy parco en la rueda de prensa en la que se limitó a afirmar que en su nuevo filme muestra la realidad de unos personajes que son reflejo de la sociedad en la que viven.

"Nelyubov" ("Loveless"), que compite por la Palma de Oro de Cannes, cuenta la historia de una pareja que se está divorciando y que ya ha rehecho su vida. El problema es que a los dos les estorba el hijo que tienen en común, Alyosha, de 12 años, que desaparece sin que sus padres se den cuenta hasta un día después.

Los dos progenitores están más interesados en sus vidas y en el dinero que en su hijo, algo que se entiende cuando entra en escena la abuela materna del niño, con poco o ningún instinto de protección.

Es un retrato desalmado de la sociedad rusa que, según su director, supone, en cierta forma, la continuación de "Leviatán", centrada en el abuso del poder.

Un filme en el que Zvyagintsev, "como artista, estudia la naturaleza humana, que no conoce fronteras", explicó el productor Alexander Rodnyansky, al que el realizador remitía la mayor parte de las preguntas de los periodistas.

"Si miran alrededor de ustedes van a ver muchas familias que viven como las que muestra la película. Habla de hombres, de mujeres, de niños, no de políticos", agregó.

Pero hay sutiles referencias al Estado como causante de la degradación social rusa, una crítica que era más obvia en "Leviatán", lo que causó problemas al director en su país natal.

De ahí que en esta nueva producción no hayan contado con el habitual apoyo del Ministerio de Cultura ruso.

El titular de esa cartera, Vladímir Medinski, "hizo todo lo posible para subrayar que no le había gustado nada 'Leviatán' y dijo que haría todo lo posible para no que se volviera a hacer un horror parecido, así que opté por trabajar sin el apoyo gubernamental", explicó el productor.

Resaltó que al igual que "Nelyubov", que se ha podido rodar al ser una coproducción de Rusia, Francia, Alemania y Bélgica, hay otros cineastas rusos que buscan hacer filmes de forma independiente y tratan de cambiar el modelo económico para no depender del apoyo del Gobierno.

Más noticias

0 Comentarios