Alerta por asaltos con delincuentes disfrazados

Aquí algunas máscaras tenebrosas y otras usadas por los delincuentes reportadas por la Policía del lugar. Aquí algunas máscaras tenebrosas y otras usadas por los delincuentes reportadas por la Policía del lugar.

Aquí algunas máscaras tenebrosas y otras usadas por los delincuentes reportadas por la Policía del lugar. Getty Images / Scottsdale Police Department / Fairfield Police

Durante las últimas semanas las autoridades se encuentran alerta con las máscaras y los disfraces, propios de la celebración de la fiesta de Halloween, un mecanismo que también se ha vuelto cotidiano para los robos y la delincuencia. 

Los asaltantes con los rostros cubiertos, gorras y sacos deportivos con capucha, han cambiado su forma de operar en diversas partes del país, usando máscaras de payaso, de zombies y de calaveras, entre otros. 

Ejemplo de esta situación, son las múltiples denuncias hechas durante las últimas semanas, en diversos condados del país, en relación a asaltos y robos perpetrados por sujetos con máscaras de payaso.

Este hecho se extendió hasta el punto que el negocio de las comidas rápidas, McDonald's, tuvo que reducir la aparición de su simpático personaje ante la psicosis con los 'payasos terroríficos'.

"McDonald's y sus franquicias en los mercados locales son conscientes del actual clima en torno a esos payasos, percibido por los residentes y han reflexionado en consecuencia sobre las participaciones de Ronald McDonald en las actividades organizadas con sus habitantes", señaló la portavoz de la marca Terri Hickey, a CNN.

La obsesión en torno a estas siluetas terroríficas tuvo lugar, debido a que en muchos casos eran sujetos armados. Los hechos anteriormente mencionados vienen presentándose desde el mes de agosto y han adquirido una nueva dimensión.

Pero no son los únicos casos. La Policía de Scottsdale, Arizona, busca a un hombre que robó una tienda con una máscara de payaso zombi, y llevaba un hacha.

El hombre enmascarado entró en la tienda Superpumper del lugar, y se enfrentó con la cajera a quien le exigió el dinero. Ella tomó lo que había en la registradora y lo puso en una bolsa, dijo la Policía del lugar. 

Algo similar ocurrió en la tienda 7-Eleven de Fairfield, Connecticut, donde un hombre con máscara de calavera amenazó con un cuchillo al empleado del lugar, antes de salir con una cantidad no revelada de dinero en efectivo.

Se espera información de la comunidad que pueda ayudar a los investigadores en estos y otros casos similares. 

Etiquetas:

Relacionados

0 Comentarios