El mundo llora la muerte de un gigante latino

Pocas veces surgen en el mundo hombres o mujeres con tal fuerza de espíritu e ideales, que dejan una profunda huella por sus grandes acciones. Este miércoles, la comunidad hispana perdió a uno de sus más grandes líderes: Mario G Obledo.

Con 78 años de edad, Obledo fue víctima de un ataque cardiaco masivo y falleció en Sacramento California.

“Él era un hombre compasivo y de grandes principios, un líder considerado. Él era también un visionario que trabajó para unir a las comunidades de color, especialmente en su trabajo en la Coalición Arcoíris”, dijo Janet Murguía, Presidenta del NCLR.

Mario G Obledo nació en San Antonio, Texas, en 1932 y trabajó por más de medio siglo en pro de la defensa de los derechos de los hispanos y por ello fue conocido como “el padrino del movimiento latino”. Fue fundador de la organización MALADEF y la Barra Nacional Hispana, y presidente de LULAC.

Dentro de las distinciones que obtuvo este luchador social por su trabajo, que fue reconocido a nivel mundial, se encuentra el premio OTHLI que le entregó México, y la Medalla Presidencial a la Libertad otorgada en 1998 por el presidente Clinton.

El legado del “padrino del movimiento latino” es inconmensurable, y sin duda, la llama de sus ideales seguirá encendida por mucho tiempo inspirando a las generaciones venideras a luchar por la justicia y la igualdad para la comunidad latina.

“A menudo le recuerdo a las personas jóvenes con quienes platico que todos estamos sobre los hombres de gigantes. Y uno de esos gigantes es Mario Obledo”, aseguró Janet Murguía.

Pocas veces surgen en el mundo hombres o mujeres con tal fuerza de espíritu e ideales, que dejan una profunda huella por sus grandes acciones. Este miércoles, la comunidad hispana perdió a uno de sus más grandes líderes: Mario G Obledo.

Con 78 años de edad, Obledo fue víctima de un ataque cardiaco masivo y falleció en Sacramento California.

“Él era un hombre compasivo y de grandes principios, un líder considerado. Él era también un visionario que trabajó para unir a las comunidades de color, especialmente en su trabajo en la Coalición Arcoíris”, dijo Janet Murguía, Presidenta del NCLR.

Mario G Obledo nació en San Antonio, Texas, en 1932 y trabajó por más de medio siglo en pro de la defensa de los derechos de los hispanos y por ello fue conocido como “el padrino del movimiento latino”. Fue fundador de la organización MALADEF y la Barra Nacional Hispana, y presidente de LULAC.

Dentro de las distinciones que obtuvo este luchador social por su trabajo, que fue reconocido a nivel mundial, se encuentra el premio OTHLI que le entregó México, y la Medalla Presidencial a la Libertad otorgada en 1998 por el presidente Clinton.

El legado del “padrino del movimiento latino” es inconmensurable, y sin duda, la llama de sus ideales seguirá encendida por mucho tiempo inspirando a las generaciones venideras a luchar por la justicia y la igualdad para la comunidad latina.

“A menudo le recuerdo a las personas jóvenes con quienes platico que todos estamos sobre los hombres de gigantes. Y uno de esos gigantes es Mario Obledo”, aseguró Janet Murguía.

Más noticias

0 Comentarios