Acompañada por la primera dama, la orquesta juvenil de Chile actúa en Viena

La Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil de Chile (OSNJ) actúa hoy, en presencia de la primera dama chilena, Cecilia Morel, en el Konzerthaus de Viena, una de las salas de conciertos más relevantes de la capital austríaca.Bajo la batuta de José Luis Domínguez, los jóvenes músicos viven en Viena, considerada como la "capital mundial de la música", el punto culminante de su gira europea "Tocando Sueños", que durante dos semanas los lleva a siete ciudades de Europa central.La OSNJ presentará un programa variado con piezas como la Sinfonía Nº 7 de Ludwig Van Beethoven y varias obras latinoamericanas como "Huapango", de José Pablo Moncay, y Danzón Nº, de Arturo Márquez (ambos mexicanos).Los jóvenes, que tienen entre 18 y 25 años, tocarán además la Suite de Ballet "Estancia" de Alberto Ginastera (argentino), "Tres Aires Chilenos", de Enrique Soro, y selecciones de la "Suite Latinoamericana", de Arturo Advis (ambos chilenos).Pocas horas antes del concierto, los chilenos rindieron homenaje a Beethoven (1770-1827), uno de los grandes genios de la música universal, enterrado en el Cementerio Central de Viena.Allí, Morel destacó en declaraciones a Efe la importancia de este viaje para estos jóvenes talentos."Llegamos al alma, a la cuna, al origen de donde surge la música clásica que ellos interpretan", señaló la primera dama."Van a guardar para siempre esta experiencia. Es una experiencia de un nivel de riqueza en todos los aspectos de desarrollo de un ser humano", manifestó Morel, quien acompaña a la orquesta durante su estadía en Viena y Praga.Asimismo, destacó la importancia de la música como vehículo de aprendizaje y superación personal."Está comprobado que el aprendizaje de un instrumento, la constancia, la perseverancia, el aprender a tocar en orquesta, es un aprendizaje para vivir en sociedad, vivir en grupo, para trabajar y estudiar", dijo la primera dama.Domínguez, por su parte, se mostró muy satisfecho con la experiencia y vivencia que están teniendo sus pupilos."Veo a muchos de ellos en una introspección, muy emocionados, caminando solos, cerca de las tumbas de Beethoven, Brahms y Schubert", señaló en referencia a la zona dedicada a los compositores en el Cementerio Central de la capital austríaca, donde se encuentran los restos de numerosos músicos universales."Me da mucho gusto que se haya logrado traer a estos jóvenes, que realmente se lo merecen. Trabajan muy duro. Ya pueden decir a sus nietos y bisnietos que tocaron ante la tumba de Beethoven, que la vieron y vivieron, que la respiraron", manifestó Domínguez.Giannina Caro, una joven flautista de Antofagasta, destacó que esta gira ha sido "una experiencia súper enriquecedora"."Poder pisar lugares donde estuvieron otros más grandes que nosotros, es una gran dicha, un orgullo, una felicidad", dijo."Creo que es un avance para cada uno, para lo que queremos hacer más adelante, y una motivación gigante", agregó la joven de 24 años.Otro integrantes de la orquesta, el cornista Patricio Tapia, de 25 años de edad, calificó la experiencia vivida como "única" e "impresionante", al tiempo que destacó que el viaje "te llena de energía para los conciertos que vienen".Previo a la capital austríaca, los 75 integrantes de la OSNJ actuaron en las ciudades alemanes de Bremen, Berlín, Colonia y Múnich, además de participar en talleres musicales y encuentros con otras orquestas.Después de la cita vienesa, los jóvenes se trasladarán a Bratislava, donde presentarán su repertorio en la sala de la Radiotelevisión pública de Eslovaquia, y cerrarán su gira el viernes con un concierto en Praga, en la medieval "Capilla de Belén".

La Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil de Chile (OSNJ) actúa hoy, en presencia de la primera dama chilena, Cecilia Morel, en el Konzerthaus de Viena, una de las salas de conciertos más relevantes de la capital austríaca.Bajo la batuta de José Luis Domínguez, los jóvenes músicos viven en Viena, considerada como la "capital mundial de la música", el punto culminante de su gira europea "Tocando Sueños", que durante dos semanas los lleva a siete ciudades de Europa central.La OSNJ presentará un programa variado con piezas como la Sinfonía Nº 7 de Ludwig Van Beethoven y varias obras latinoamericanas como "Huapango", de José Pablo Moncay, y Danzón Nº, de Arturo Márquez (ambos mexicanos).Los jóvenes, que tienen entre 18 y 25 años, tocarán además la Suite de Ballet "Estancia" de Alberto Ginastera (argentino), "Tres Aires Chilenos", de Enrique Soro, y selecciones de la "Suite Latinoamericana", de Arturo Advis (ambos chilenos).Pocas horas antes del concierto, los chilenos rindieron homenaje a Beethoven (1770-1827), uno de los grandes genios de la música universal, enterrado en el Cementerio Central de Viena.Allí, Morel destacó en declaraciones a Efe la importancia de este viaje para estos jóvenes talentos."Llegamos al alma, a la cuna, al origen de donde surge la música clásica que ellos interpretan", señaló la primera dama."Van a guardar para siempre esta experiencia. Es una experiencia de un nivel de riqueza en todos los aspectos de desarrollo de un ser humano", manifestó Morel, quien acompaña a la orquesta durante su estadía en Viena y Praga.Asimismo, destacó la importancia de la música como vehículo de aprendizaje y superación personal."Está comprobado que el aprendizaje de un instrumento, la constancia, la perseverancia, el aprender a tocar en orquesta, es un aprendizaje para vivir en sociedad, vivir en grupo, para trabajar y estudiar", dijo la primera dama.Domínguez, por su parte, se mostró muy satisfecho con la experiencia y vivencia que están teniendo sus pupilos."Veo a muchos de ellos en una introspección, muy emocionados, caminando solos, cerca de las tumbas de Beethoven, Brahms y Schubert", señaló en referencia a la zona dedicada a los compositores en el Cementerio Central de la capital austríaca, donde se encuentran los restos de numerosos músicos universales."Me da mucho gusto que se haya logrado traer a estos jóvenes, que realmente se lo merecen. Trabajan muy duro. Ya pueden decir a sus nietos y bisnietos que tocaron ante la tumba de Beethoven, que la vieron y vivieron, que la respiraron", manifestó Domínguez.Giannina Caro, una joven flautista de Antofagasta, destacó que esta gira ha sido "una experiencia súper enriquecedora"."Poder pisar lugares donde estuvieron otros más grandes que nosotros, es una gran dicha, un orgullo, una felicidad", dijo."Creo que es un avance para cada uno, para lo que queremos hacer más adelante, y una motivación gigante", agregó la joven de 24 años.Otro integrantes de la orquesta, el cornista Patricio Tapia, de 25 años de edad, calificó la experiencia vivida como "única" e "impresionante", al tiempo que destacó que el viaje "te llena de energía para los conciertos que vienen".Previo a la capital austríaca, los 75 integrantes de la OSNJ actuaron en las ciudades alemanes de Bremen, Berlín, Colonia y Múnich, además de participar en talleres musicales y encuentros con otras orquestas.Después de la cita vienesa, los jóvenes se trasladarán a Bratislava, donde presentarán su repertorio en la sala de la Radiotelevisión pública de Eslovaquia, y cerrarán su gira el viernes con un concierto en Praga, en la medieval "Capilla de Belén".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios