Advierten de problemas si queda sin efecto la exclusión de 500.000 electores

El presidente del Comité Estatal de Elecciones (CEE) de Puerto Rico, Héctor Conty, advirtió hoy de los problemas logísticos que pueden darse si queda sin efecto la exclusión de cerca de medio millón de personas del registro electoral que fueron dadas de baja por no votar en 2008.Conty se refirió así, en declaraciones a la emisora WKAQ, a la vista convocada para el próximo día 11 por el Tribunal Federal de Apelaciones del Primer Circuito en Boston para tratar la impugnación al fallo de la CEE, que excluyó a cerca de medio millón de personas del registro electoral para las elecciones del 6 de noviembre.Explicó que la CEE no cuenta con suficientes papeletas en caso de que se volviese a incluir a medio millón de personas dadas de baja, a justo un mes para la cita electoral y sin margen de tiempo para solventar lo que supondría un grave problema de logística.Conty subrayó que la CEE solo dispone de 15 millones de papeletas impresas, cifra insuficiente en el caso de tener que incluir en el registro electoral a medio millón más de personas.El presidente del CEE aclaró que en caso de que prospere la impugnación se daría de alta a muchos puertorriqueños que ya no viven en la isla caribeña.El legislador del opositor Partido Popular Democrático (PPD) Carlos Hernández, parte en el caso, denunció el jueves que la ley electoral puertorriqueña atenta contra derechos básicos del votante al castigar al ciudadano por ejercer su derecho de no votar, lo que, en su opinión, choca contra la ley federal.La normativa establece que la persona que no vota en una elección es eliminada del registro de individuos con derecho a tomar parte en la siguiente consulta, a menos que se vuelva a dar de alta.La advertencia de Conty llega a un mes de las elecciones del 6 noviembre en las que se elegirá gobernador, representante puertorriqueño ante Washington y los miembros de las dos cámaras legislativas, además de consultar a la población sobre la relación política con Estados Unidos.

El presidente del Comité Estatal de Elecciones (CEE) de Puerto Rico, Héctor Conty, advirtió hoy de los problemas logísticos que pueden darse si queda sin efecto la exclusión de cerca de medio millón de personas del registro electoral que fueron dadas de baja por no votar en 2008.Conty se refirió así, en declaraciones a la emisora WKAQ, a la vista convocada para el próximo día 11 por el Tribunal Federal de Apelaciones del Primer Circuito en Boston para tratar la impugnación al fallo de la CEE, que excluyó a cerca de medio millón de personas del registro electoral para las elecciones del 6 de noviembre.Explicó que la CEE no cuenta con suficientes papeletas en caso de que se volviese a incluir a medio millón de personas dadas de baja, a justo un mes para la cita electoral y sin margen de tiempo para solventar lo que supondría un grave problema de logística.Conty subrayó que la CEE solo dispone de 15 millones de papeletas impresas, cifra insuficiente en el caso de tener que incluir en el registro electoral a medio millón más de personas.El presidente del CEE aclaró que en caso de que prospere la impugnación se daría de alta a muchos puertorriqueños que ya no viven en la isla caribeña.El legislador del opositor Partido Popular Democrático (PPD) Carlos Hernández, parte en el caso, denunció el jueves que la ley electoral puertorriqueña atenta contra derechos básicos del votante al castigar al ciudadano por ejercer su derecho de no votar, lo que, en su opinión, choca contra la ley federal.La normativa establece que la persona que no vota en una elección es eliminada del registro de individuos con derecho a tomar parte en la siguiente consulta, a menos que se vuelva a dar de alta.La advertencia de Conty llega a un mes de las elecciones del 6 noviembre en las que se elegirá gobernador, representante puertorriqueño ante Washington y los miembros de las dos cámaras legislativas, además de consultar a la población sobre la relación política con Estados Unidos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios