Aplazan el juicio contra acusados de desaparición de franceses en Bolivia

En la imagen, los franceses Patrick Bellanger (i) y Cécile Blanloeil (d) muestran fotografías de su hijo Jérémie Bellanger y la compañera del joven, Fannie Blancho, ambos desaparecidos hace casi tres años en la Amazonía boliviana. EFE/Archivo En la imagen, los franceses Patrick Bellanger (i) y Cécile Blanloeil (d) muestran fotografías de su hijo Jérémie Bellanger y la compañera del joven, Fannie Blancho, ambos desaparecidos hace casi tres años en la Amazonía boliviana. EFE/Archivo

En la imagen, los franceses Patrick Bellanger (i) y Cécile Blanloeil (d) muestran fotografías de su hijo Jérémie Bellanger y la compañera del joven, Fannie Blancho, ambos desaparecidos hace casi tres años en la Amazonía boliviana. EFE/Archivo

El inicio del juicio por la desaparición en 2010 de una pareja de franceses en la Amazonía boliviana se aplazó hoy sin una nueva fecha debido a la ausencia en la audiencia judicial de los cuatro acusados, informó la defensa de los familiares de las víctimas.La juez Carmen Montaño, presidenta del Tribunal a cargo del caso, decidió aplazar el juicio, que debía comenzar hoy en el pueblo amazónico de Santa Ana de Yacuma, por esas ausencias, explicó a Efe por teléfono Audalia Zurita, abogada de los padres de los desaparecidos Jérémie Bellanger y Fannie Blancho.Pese a que están en prisión, tres de los acusados costeaban los gastos de traslado en avioneta desde la ciudad de Trinidad a Santa Ana de Yacuma para responder ante las autoridades en la fase preliminar de investigación, pero decidieron no hacerlo más.Ellos habían advertido con no asistir al comienzo del juicio si la Dirección de Régimen Penitenciario del Gobierno no se hacía cargo de su traslado, pero, al parecer, el tiempo no alcanzó para que esa oficina estatal asumiera el gasto.Bellanger (25) y Blancho (23) se tomaron un año sabático en 2010 para visitar algunos países suramericanos, pero desaparecieron en agosto de ese año tras asistir a una fiesta privada en el pueblo amazónico de Guayaramerín, en la frontera con Brasil.La hipótesis de la acusación es que fueron asesinados en la hacienda de Jaime Martínez Jiménez, el principal acusado, después de que varios hombres violaran a Fannie y Jérémie intentara detenerlos.Los cuerpos de los dos jóvenes nunca aparecieron.Además de Martínez, están acusados su padre, que tiene arresto domiciliario, y un tercer hombre y una mujer supuestamente implicados en la desaparición de los franceses.El proceso ha sufrido varios retrasos por constantes cambios de jueces y fiscales, pero además la defensa de los familiares de los jóvenes ha denunciado que las autoridades no actuaron oportunamente para dar con ellos y que fueron amenazados por los acusados.El padre de Jérémie, Patrick Bellanger, dijo hoy a Efe por teléfono que él, su esposa y los padres de Fannie respaldan la petición de la comisión de fiscales para que el juicio se traslade a Trinidad, capital de la región de Beni.Según Zurita, los principales acusados tienen varios familiares en Santa Ana de Yacuma, quienes agredieron a los padres de Jérémie en una de las audiencias previas y también amenazaron a algunos testigos y a una de las fiscales a cargo del caso."Los ciudadanos que conforman el jurado son más sensibles a ser influidos por los familiares de Jaime Martínez, además de ser amedrentados (...) Son varios los antecedentes de obstaculización", sostuvo la abogada.También se ha solicitado el traslado a Trinidad debido a carencias de infraestructura para albergar a acusados, jueces, fiscales, testigos, jurado ciudadano, así como a los padres de las víctimas y a sus abogados defensores.Se espera que el juicio se instale dentro de quince días a un mes.

El inicio del juicio por la desaparición en 2010 de una pareja de franceses en la Amazonía boliviana se aplazó hoy sin una nueva fecha debido a la ausencia en la audiencia judicial de los cuatro acusados, informó la defensa de los familiares de las víctimas.La juez Carmen Montaño, presidenta del Tribunal a cargo del caso, decidió aplazar el juicio, que debía comenzar hoy en el pueblo amazónico de Santa Ana de Yacuma, por esas ausencias, explicó a Efe por teléfono Audalia Zurita, abogada de los padres de los desaparecidos Jérémie Bellanger y Fannie Blancho.Pese a que están en prisión, tres de los acusados costeaban los gastos de traslado en avioneta desde la ciudad de Trinidad a Santa Ana de Yacuma para responder ante las autoridades en la fase preliminar de investigación, pero decidieron no hacerlo más.Ellos habían advertido con no asistir al comienzo del juicio si la Dirección de Régimen Penitenciario del Gobierno no se hacía cargo de su traslado, pero, al parecer, el tiempo no alcanzó para que esa oficina estatal asumiera el gasto.Bellanger (25) y Blancho (23) se tomaron un año sabático en 2010 para visitar algunos países suramericanos, pero desaparecieron en agosto de ese año tras asistir a una fiesta privada en el pueblo amazónico de Guayaramerín, en la frontera con Brasil.La hipótesis de la acusación es que fueron asesinados en la hacienda de Jaime Martínez Jiménez, el principal acusado, después de que varios hombres violaran a Fannie y Jérémie intentara detenerlos.Los cuerpos de los dos jóvenes nunca aparecieron.Además de Martínez, están acusados su padre, que tiene arresto domiciliario, y un tercer hombre y una mujer supuestamente implicados en la desaparición de los franceses.El proceso ha sufrido varios retrasos por constantes cambios de jueces y fiscales, pero además la defensa de los familiares de los jóvenes ha denunciado que las autoridades no actuaron oportunamente para dar con ellos y que fueron amenazados por los acusados.El padre de Jérémie, Patrick Bellanger, dijo hoy a Efe por teléfono que él, su esposa y los padres de Fannie respaldan la petición de la comisión de fiscales para que el juicio se traslade a Trinidad, capital de la región de Beni.Según Zurita, los principales acusados tienen varios familiares en Santa Ana de Yacuma, quienes agredieron a los padres de Jérémie en una de las audiencias previas y también amenazaron a algunos testigos y a una de las fiscales a cargo del caso."Los ciudadanos que conforman el jurado son más sensibles a ser influidos por los familiares de Jaime Martínez, además de ser amedrentados (...) Son varios los antecedentes de obstaculización", sostuvo la abogada.También se ha solicitado el traslado a Trinidad debido a carencias de infraestructura para albergar a acusados, jueces, fiscales, testigos, jurado ciudadano, así como a los padres de las víctimas y a sus abogados defensores.Se espera que el juicio se instale dentro de quince días a un mes.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios