Al Attiyah se muestra crítico con las "órdenes de equipo"

El catarí Nasser Al Attiyah se mostró hoy muy crítico con las instrucciones de su equipo, Mini X-Raid, para allanar al camino del triunfo al español Joan 'Nani' Roma y lograr que tres Mini copen el podio en Valparaíso."No me gustan las órdenes de equipo, no es bonito. Si yo fuera líder y pasara lo mismo, no lo aceptaría. Si es mi carrera, es mi carrera", dijo a Efe el catarí, tercero en la clasificación general.El jefe del equipo, Sven Quandt, pidió al francés Stéphane Peterhansel y a Al Attiyah que bajaran el ritmo de los últimos días para mantener la clasificación actual hasta el final del rally, lo que significaría el triunfo de 'Nani'."No me gusta que cada día alguien venga y me diga que vigile con no romper el coche, o que no haga cualquier cosa. Esa no es la manera", dijo Al Attiyah, quien consideró que con este tipo de maniobras la carrera pierde su sentido.El catarí dijo que nunca antes le había sucedido algo igual y recordó el rally de 2010, cuando el español Carlos Sainz y él, ambos en Volkswagen, disputaron la prueba hasta la última etapa, con triunfo final para el madrileño por el margen más estrecho en la historia del Dakar.Además dijo que si él se encontrara en la situación de Peterhansel, que el empezar el día estaba a 2 minutos y 15 segundos de 'Nani' Roma, no hubiese acatado las instrucciones de Quandt."Si yo fuera Stéphane no hubiese aceptado. Con solo dos minutos de distancia no acepto. Iría a por la carrera", dijo.

El catarí Nasser Al Attiyah se mostró hoy muy crítico con las instrucciones de su equipo, Mini X-Raid, para allanar al camino del triunfo al español Joan 'Nani' Roma y lograr que tres Mini copen el podio en Valparaíso."No me gustan las órdenes de equipo, no es bonito. Si yo fuera líder y pasara lo mismo, no lo aceptaría. Si es mi carrera, es mi carrera", dijo a Efe el catarí, tercero en la clasificación general.El jefe del equipo, Sven Quandt, pidió al francés Stéphane Peterhansel y a Al Attiyah que bajaran el ritmo de los últimos días para mantener la clasificación actual hasta el final del rally, lo que significaría el triunfo de 'Nani'."No me gusta que cada día alguien venga y me diga que vigile con no romper el coche, o que no haga cualquier cosa. Esa no es la manera", dijo Al Attiyah, quien consideró que con este tipo de maniobras la carrera pierde su sentido.El catarí dijo que nunca antes le había sucedido algo igual y recordó el rally de 2010, cuando el español Carlos Sainz y él, ambos en Volkswagen, disputaron la prueba hasta la última etapa, con triunfo final para el madrileño por el margen más estrecho en la historia del Dakar.Además dijo que si él se encontrara en la situación de Peterhansel, que el empezar el día estaba a 2 minutos y 15 segundos de 'Nani' Roma, no hubiese acatado las instrucciones de Quandt."Si yo fuera Stéphane no hubiese aceptado. Con solo dos minutos de distancia no acepto. Iría a por la carrera", dijo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios