Biotecnología agrícola con paso firme en Puerto Rico a pesar del paso de María

Efectos del huracán María no impiden la investigación y desarrollo de las principales semillas en Puerto Rico. Efectos del huracán María no impiden la investigación y desarrollo de las principales semillas en Puerto Rico.

Efectos del huracán María no impiden la investigación y desarrollo de las principales semillas en Puerto Rico. EFE

El sector de la biotecnología agrícola en Puerto Rico, dedicado a la investigación y desarrollo de las principales semillas y que genera una actividad económica de 125 millones de dólares anules, continúa con paso firme pese a los efectos del huracán María.

La directora ejecutiva de la Puerto Rico Agricultural Biotechnology Industry Association (PRABIA), Beatriz Carrión, dijo a Efe que las siete empresas que forman esa entidad ya operan, tras el acondicionamiento de los terrenos afectados por las lluvias, por lo que continúa el proceso de plantación.

Las empresas -AgReliant Genetics, Bayer CropScience, Dow AgroSciences, DuPont Pioneer, Illinois Crop Improvement Association, Monsanto y Syngenta- están operando con generadores alimentados por diesel ante la falta de electricidad.

Carrión detalló que varias de estas compañías reanudaron operaciones dos semanas después del paso del huracánMaría, el pasado 20 de septiembre.

Algunas de las empresas, incluso, distribuyeron suministros a sus empleados y hubo casos en que las compañías trasladaron a familiares enfermos a hospitales de Estados Unidos para continuar con sus tratamientos médicos.

"Tan pronto terminamos la fase del 'poshuracán' asistimos a los empleados en los procesos de recuperación, para luego pasar a la fase de continuar operaciones y por eso estamos sembrando", explicó Carrión sobre el proceso de producción, pues en octubre pasado fue cuando arrancó la temporada alta de siembra.

"Cada empresa miembro de PRABIA ha tomado las medidas necesarias para reanudar operaciones. Nuestro compromiso con Puerto Rico se fortalece y volver a trabajar es un paso importante en el proceso de recuperación y normalización", dijo Carrión.

El sector de la biotecnología agrícola en Puerto Rico es tan importante que en la isla se investigan y se desarrollan las principales semillas del mundo, que son las de maíz, algodón, girasol, soya y sorgo.

"Son la canasta básica del mundo. La inmensa mayoría de la materia que nos rodea y que se consume, salen de esos principales cultivos", resaltó Carrión.    Estas siembras se realizan en municipios del sur de la isla como Guayama, Salinas, Santa Isabel, Juana Díaz, Lajas, Guánica y Ponce.

Carrión indicó que el propósito de estas empresas es investigar y desarrollar esas semillas y acelerar los estudios en las plantas y recoger las mejores características.

Luego, esas mismas semillas llegan a la cadena de distribución como producto final y se escogen los mejores rasgos.

"Más del 85 % de las semillas que se siembran en el mundo pasan en algún momento por Puerto Rico para su investigación. Esa es la importancia y la relevancia de este sector, que son manos de aquí que hacen eso posible", resaltó Carrión.

Explicó que el momento actual es la temporada alta de siembra, porque en otros países el invierno afecta la producción y cesan sus operaciones, mientras que en Puerto Rico "la oportunidad de sembrar es todos los días".

De igual forma y hasta la fecha, estas empresas han otorgado más de dos millones de dólares en donativos y entregado cientos de miles de libras de alimentos en suministros a las áreas más afectadas por el huracán.

Algunos de ese dinero en donativos se han entregado a entidades no gubernamentales como el Banco de Alimentos de Puerto Rico, la Cruz Roja Americana, Habitat for Humanity y los Centros Sor Isolina Ferré, entre otros.

Las empresas también han enviado a la isla varios vuelos de ayuda con suministros de primera necesidad como comida, agua y medicina.

Varios de estos fueron distribuidos en colaboración con los alcaldes de la zona sur, luego de identificar las comunidades más necesitadas.

Fundada en 1995 y empleando a 5,000 personas, la PRABIA tiene como objetivo fortalecer el ecosistema de biotecnología agrícola en Puerto Rico a la luz de los retos de producción global de alimentos.

Etiquetas:

Relacionados

0 Comentarios