Bolivia asume la presidencia del Grupo de los 77

El presidente de Bolivia, Evo Morales. EFE/Archivo Galería
El presidente de Bolivia, Evo Morales (c), levanta el brazo izquierdo con el puño cerrado durante la ceremonia de cambio de mando en la presidencia del Grupo de los 77 (G77) países en desarrollo y China, en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos. Galería

El presidente de Bolivia, Evo Morales. EFE/Archivo

Bolivia asumió hoy formalmente la presidencia del Grupo de los 77 países en desarrollo (G77) y China durante una ceremonia que encabezaron el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.El mandatario boliviano recibió la presidencia del G77 de manos del ministro de Asuntos Exteriores de Fiji, Ratu Inoke Kubuabola, cuyo país presidió durante 2013 el grupo, integrado actualmente por 133 países."Para el pueblo boliviano, el 8 de enero de 2014 es un día histórico e inédito por confiarnos presidir y coordinar este año el G77", dijo Morales durante el acto celebrado en la sede del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (Ecosoc).El presidente aseguró que ante la crisis "más profunda" que vive el mundo capitalista, ahora "es el tiempo de los países del sur" a través del G77, "uno de los principales actores de cambio en este momento histórico"."Los tiempos de crisis son tiempos de oportunidad para construir un mundo diferente", subrayó Morales, quién abogó por socializar la riqueza y erradicar la pobreza, universalizar los servicios básicos y ampliar la democracia.Para ello, planteó diez "tareas fundamentales" para lograr "un mundo nuevo", empezando por pasar de un desarrollo sostenible a un desarrollo integral "con equilibrio con la madre tierra" y trabajar para que los servicios básicos sean un derecho universal.También abogó por "refundar la democracia", pasando de la democracia representativa "en la que el poder está al servicio de las élites" a la democracia participativa y comunitaria, "donde los jóvenes y trabajadores participen activamente en las decisiones".Morales planteó también la necesidad de "desconolizar" la economía, la cultura y el mundo, además de erradicar el hambre y la pobreza en el mundo, y poner la ciencia y tecnología al servicio de la humanidad.El presidente propuso crear una nueva arquitectura económica mundial, restablecer la soberanía sobre los recursos naturales, crear instituciones internacionales al servicio del pueblo y promover la integración complementaria de los pueblos del mundo.Por último, Morales anunció que la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G77 y China se celebrará en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra el próximo 15 de junio, el mismo día en que se fundó el grupo hace 50 años.

Bolivia asumió hoy formalmente la presidencia del Grupo de los 77 países en desarrollo (G77) y China durante una ceremonia que encabezaron el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.El mandatario boliviano recibió la presidencia del G77 de manos del ministro de Asuntos Exteriores de Fiji, Ratu Inoke Kubuabola, cuyo país presidió durante 2013 el grupo, integrado actualmente por 133 países."Para el pueblo boliviano, el 8 de enero de 2014 es un día histórico e inédito por confiarnos presidir y coordinar este año el G77", dijo Morales durante el acto celebrado en la sede del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (Ecosoc).El presidente aseguró que ante la crisis "más profunda" que vive el mundo capitalista, ahora "es el tiempo de los países del sur" a través del G77, "uno de los principales actores de cambio en este momento histórico"."Los tiempos de crisis son tiempos de oportunidad para construir un mundo diferente", subrayó Morales, quién abogó por socializar la riqueza y erradicar la pobreza, universalizar los servicios básicos y ampliar la democracia.Para ello, planteó diez "tareas fundamentales" para lograr "un mundo nuevo", empezando por pasar de un desarrollo sostenible a un desarrollo integral "con equilibrio con la madre tierra" y trabajar para que los servicios básicos sean un derecho universal.También abogó por "refundar la democracia", pasando de la democracia representativa "en la que el poder está al servicio de las élites" a la democracia participativa y comunitaria, "donde los jóvenes y trabajadores participen activamente en las decisiones".Morales planteó también la necesidad de "desconolizar" la economía, la cultura y el mundo, además de erradicar el hambre y la pobreza en el mundo, y poner la ciencia y tecnología al servicio de la humanidad.El presidente propuso crear una nueva arquitectura económica mundial, restablecer la soberanía sobre los recursos naturales, crear instituciones internacionales al servicio del pueblo y promover la integración complementaria de los pueblos del mundo.Por último, Morales anunció que la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G77 y China se celebrará en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra el próximo 15 de junio, el mismo día en que se fundó el grupo hace 50 años.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios