Brasil adelanta una hora sus relojes hasta el mes de febrero

La medida estará en vigor hasta el próximo 17 de febrero y reducirá de tres a dos horas la habitual diferencia de la mayor parte del país con el huso horario del meridiano de Greenwich (GMT). EFE/Archivo La medida estará en vigor hasta el próximo 17 de febrero y reducirá de tres a dos horas la habitual diferencia de la mayor parte del país con el huso horario del meridiano de Greenwich (GMT). EFE/Archivo

La medida estará en vigor hasta el próximo 17 de febrero y reducirá de tres a dos horas la habitual diferencia de la mayor parte del país con el huso horario del meridiano de Greenwich (GMT). EFE/Archivo

Los relojes de casi todo Brasil serán adelantados una hora a la medianoche de hoy con el inicio del llamado "horario de verano", que tiene como meta reducir el consumo de energía en un 5 por ciento.El cambio de horario afectará a los estados de Río Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, Sao Paulo, Río de Janeiro, Espíritu Santo, Minas Gerais, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Goias, Tocantins y al Distrito Federal de Brasilia, en los que se concentra cerca del 70 por ciento de la población brasileña.La medida, que se aplica desde la década de 1980, estará en vigor hasta el próximo 17 de febrero y reducirá de tres a dos horas la habitual diferencia de la mayor parte del país con el huso horario del meridiano de Greenwich (GMT).Las autoridades calculan que la reducción que se logrará en el consumo de energía durante ese período será de un 5 por ciento, lo cual representará un ahorro cercano a los 300 millones de reales (unos 150 millones de dólares).

Los relojes de casi todo Brasil serán adelantados una hora a la medianoche de hoy con el inicio del llamado "horario de verano", que tiene como meta reducir el consumo de energía en un 5 por ciento.El cambio de horario afectará a los estados de Río Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, Sao Paulo, Río de Janeiro, Espíritu Santo, Minas Gerais, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Goias, Tocantins y al Distrito Federal de Brasilia, en los que se concentra cerca del 70 por ciento de la población brasileña.La medida, que se aplica desde la década de 1980, estará en vigor hasta el próximo 17 de febrero y reducirá de tres a dos horas la habitual diferencia de la mayor parte del país con el huso horario del meridiano de Greenwich (GMT).Las autoridades calculan que la reducción que se logrará en el consumo de energía durante ese período será de un 5 por ciento, lo cual representará un ahorro cercano a los 300 millones de reales (unos 150 millones de dólares).

Más noticias

0 Comentarios