El CSE deslinda su responsabilidad sobre "candidatos fantasmas" en Nicaragua

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua deslindó hoy su responsabilidad sobre la inscripción de muertos, exiliados y desconocidos como candidatos a concejales para las elecciones municipales del 4 de noviembre próximo."El investigar si son ciertos o no son ciertos (los candidatos), si existen o no existen, si están vivos o no están vivos, si están en el cielo o en la tierra, no es facultad legal del CSE", declaró a periodistas el magistrado electoral José Luis Villavicencio.Según el magistrado, la ley electoral no los faculta a investigar de oficio a ningún partido político y, en todo caso, dijo, compete a la Fiscalía electoral y al Poder Judicial, que aún no se pronuncian, el hacer una investigación al respecto.El Partido Liberal Independiente (PLI), el principal de oposición de Nicaragua, denunció este martes que muertos, exiliados y desconocidos figuran en la lista de candidatos a concejales para los comicios municipales.Según la diputada María Eugenia Sequeira, "los candidatos fantasmas" pertenecen a partidos "satélites" del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que participan en estos comicios, pese a no obtener ni el 1 % de los votos en las pasadas elecciones nacionales de noviembre pasado, para hacer creer que existe pluralismo político en el país.La nicaragüense Olga Osorio denunció al programa televisivo "Esta Semana" que su hijo, José Maximino Cálix Osorio, fallecido el 13 de marzo de 2012, aparece en la lista de candidatos a concejales por el Partido Conservador en el municipio de Cinco Pinos, provincia de Chinandega, fronterizo con Honduras.Los conservadores, dirigidos por Alejandro Bolaños Davis, sobrino del expresidente nicaragüense Enrique Bolaños (2002-2007), también llevan como candidata a concejal a Maricruz López Pérez, muerta hace 12 años, según otra denuncia.Bolaños Davis dijo este martes a Efe que esas aseveraciones "son infundadas y políticas" por el calor de la campaña, aunque no descartó que pudo haber un error en la inscripción de sus candidatos.El magistrado Villavicencio explicó que el Poder Electoral actúa "bajo el principio de la buena fe" con la inscripción de candidatos."Creemos en la buena fe de los partidos políticos que al presentar a sus candidatos reúnen las calidades establecidas en la ley", señaló Villavicencio, para quien es responsabilidad de los partidos la inscripción de los candidatos."Por eso publicamos la lista de los candidatos para, sí existe algún impedimento físico o de calidades legales, lo refuten o lo impugne y ese período ya pasó" y no hubo impugnación, continuó.En el hipotético caso que un muerto o exiliado resulte electo, el juez electoral aclaró que "sería ilícito, ilegal e inexistente" y su lugar lo ocuparía su suplente.Unos 3,6 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir en las urnas el 4 de noviembre a sus 153 alcaldes y vicealcaldes, así como a 6.534 concejales.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua deslindó hoy su responsabilidad sobre la inscripción de muertos, exiliados y desconocidos como candidatos a concejales para las elecciones municipales del 4 de noviembre próximo."El investigar si son ciertos o no son ciertos (los candidatos), si existen o no existen, si están vivos o no están vivos, si están en el cielo o en la tierra, no es facultad legal del CSE", declaró a periodistas el magistrado electoral José Luis Villavicencio.Según el magistrado, la ley electoral no los faculta a investigar de oficio a ningún partido político y, en todo caso, dijo, compete a la Fiscalía electoral y al Poder Judicial, que aún no se pronuncian, el hacer una investigación al respecto.El Partido Liberal Independiente (PLI), el principal de oposición de Nicaragua, denunció este martes que muertos, exiliados y desconocidos figuran en la lista de candidatos a concejales para los comicios municipales.Según la diputada María Eugenia Sequeira, "los candidatos fantasmas" pertenecen a partidos "satélites" del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que participan en estos comicios, pese a no obtener ni el 1 % de los votos en las pasadas elecciones nacionales de noviembre pasado, para hacer creer que existe pluralismo político en el país.La nicaragüense Olga Osorio denunció al programa televisivo "Esta Semana" que su hijo, José Maximino Cálix Osorio, fallecido el 13 de marzo de 2012, aparece en la lista de candidatos a concejales por el Partido Conservador en el municipio de Cinco Pinos, provincia de Chinandega, fronterizo con Honduras.Los conservadores, dirigidos por Alejandro Bolaños Davis, sobrino del expresidente nicaragüense Enrique Bolaños (2002-2007), también llevan como candidata a concejal a Maricruz López Pérez, muerta hace 12 años, según otra denuncia.Bolaños Davis dijo este martes a Efe que esas aseveraciones "son infundadas y políticas" por el calor de la campaña, aunque no descartó que pudo haber un error en la inscripción de sus candidatos.El magistrado Villavicencio explicó que el Poder Electoral actúa "bajo el principio de la buena fe" con la inscripción de candidatos."Creemos en la buena fe de los partidos políticos que al presentar a sus candidatos reúnen las calidades establecidas en la ley", señaló Villavicencio, para quien es responsabilidad de los partidos la inscripción de los candidatos."Por eso publicamos la lista de los candidatos para, sí existe algún impedimento físico o de calidades legales, lo refuten o lo impugne y ese período ya pasó" y no hubo impugnación, continuó.En el hipotético caso que un muerto o exiliado resulte electo, el juez electoral aclaró que "sería ilícito, ilegal e inexistente" y su lugar lo ocuparía su suplente.Unos 3,6 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir en las urnas el 4 de noviembre a sus 153 alcaldes y vicealcaldes, así como a 6.534 concejales.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios