California otorgará licencias de conducir a beneficiarios de acción diferida

El gobernador de California firmó una ley que permite otorgar licencias de conducir a los jóvenes indocumentados del estado que se beneficien de la llamada acción diferida.La ley AB 2189, presentada por el asambleísta demócrata de Los Ángeles Gilbert Cedillo y firmada anoche por el gobernador Jerry Brown, autoriza al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, en inglés)a aceptar el permiso de trabajo otorgado a través de la acción diferida como documento válido para solicitar una licencia de conducir en el estado.Cedillo celebró la decisión del Brown y la calificó como una "victoria de aquellos que fueron traídos aquí sin ninguna opción de su parte, han cumplido las leyes y sólo piden ser incluidos y contribuir a la sociedad estadounidense".En la defensa de la propuesta, el asambleísta argumentó que la medida beneficia la seguridad pública al permitir que jóvenes californianos que ya conducen vehículos puedan aprobar un examen y hacerlo legalmente.Se calcula que en California cerca de 400.000 jóvenes menores de 31 años pueden recibir la legalización a través de la acción diferida que exige que hayan entrado al país antes de los 16 años y residido sin interrupciones desde el 15 junio de 2007.Además deben estar estudiando o haberse graduado de la escuela secundaria o haber sido dados de alta honorablemente de las Fuerzas Armadas y no haber sido declarados culpables de un delito mayor o de tres o más delitos menores.

El gobernador de California firmó una ley que permite otorgar licencias de conducir a los jóvenes indocumentados del estado que se beneficien de la llamada acción diferida.La ley AB 2189, presentada por el asambleísta demócrata de Los Ángeles Gilbert Cedillo y firmada anoche por el gobernador Jerry Brown, autoriza al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, en inglés)a aceptar el permiso de trabajo otorgado a través de la acción diferida como documento válido para solicitar una licencia de conducir en el estado.Cedillo celebró la decisión del Brown y la calificó como una "victoria de aquellos que fueron traídos aquí sin ninguna opción de su parte, han cumplido las leyes y sólo piden ser incluidos y contribuir a la sociedad estadounidense".En la defensa de la propuesta, el asambleísta argumentó que la medida beneficia la seguridad pública al permitir que jóvenes californianos que ya conducen vehículos puedan aprobar un examen y hacerlo legalmente.Se calcula que en California cerca de 400.000 jóvenes menores de 31 años pueden recibir la legalización a través de la acción diferida que exige que hayan entrado al país antes de los 16 años y residido sin interrupciones desde el 15 junio de 2007.Además deben estar estudiando o haberse graduado de la escuela secundaria o haber sido dados de alta honorablemente de las Fuerzas Armadas y no haber sido declarados culpables de un delito mayor o de tres o más delitos menores.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios