Cámara y partidos se reúnen para alejar el fantasma del fraude en Argentina

Integrantes de la Cámara Nacional Electoral (CNE) argentina y los jefes de campaña de los seis candidatos en las elecciones presidenciales se reúnen, hoy jueves 22 de octubre de 2015, para garantizar la "transparencia" en los comicios más reñidos de la hi Integrantes de la Cámara Nacional Electoral (CNE) argentina y los jefes de campaña de los seis candidatos en las elecciones presidenciales se reúnen, hoy jueves 22 de octubre de 2015, para garantizar la "transparencia" en los comicios más reñidos de la hi

Integrantes de la Cámara Nacional Electoral (CNE) argentina y los jefes de campaña de los seis candidatos en las elecciones presidenciales se reúnen, hoy jueves 22 de octubre de 2015, para garantizar la "transparencia" en los comicios más reñidos de la hi

Miembros de la Cámara Nacional Electoral (CNE) y representantes de los candidatos a las presidenciales de Argentina se reunieron hoy para enviar un mensaje de "tranquilidad" sobre la "transparencia" del proceso y alejar el fantasma del fraude que empañó recientes comicios provinciales.El encuentro fue diseñado para establecer una regla común a todos los actores políticos implicados en el proceso electoral del 25 de octubre, el que más de 32 millones de argentinos están convocados a las urnas para elegir al próximo presidente.La Cámara ha trasladado un "pedido de prudencia" y "compromiso" a las seis fuerzas que compiten en los comicios, así como a los fiscales y las autoridades de mesa para "cuidar el voto" y garantizar una jornada electoral sin incidentes.Entre las medidas con las que la CNE buscará garantizar la legitimidad de los comicios figura la implementación de un sistema GPS que monitorice el transporte de las urnas, así como la copia por triplicado de las actas del escrutinio provisional."Estamos trabajando juntos para que el escrutinio, la elección y todo el proceso electoral y sobretodo el recuento definitivo, que es el válido, se haga con total transparencia y que el ciudadano sepa que el voto que emitió el próximo domingo va a ser el voto que se escrute", aseguró el jefe de campaña del oficialista Frente para la Victoria, Alberto Pérez, a los medios tras el encuentro. "Nos vamos con la convicción de que todos queremos que la elección del domingo y el escrutinio provisorio, y sobre todo el definitivo sea hecho con total transparencia y que tenemos la garantía de la Justicia Electoral", señaló Pérez, uno de los más estrechos colaboradores del candidato Daniel Scioli.Graciela Caamaño, del opositor Frente Renovador que lidera Sergio Massa, subrayó que "los números están finitos y eso amerita que tengamos responsabilidad electoral el domingo". "Este sistema, y eso la Cámara también ha sido muy clara, es un sistema electoral que no funciona más, que no debería ser el sistema en la era de la tecnología y la modernidad en la que estamos, pero vamos a ir con la mejor predisposición a tratar que sea un domingo en paz", aclaró Marcos Peña, jefe de campaña de la conservadora Cambiemos.Peña aclaró que la coalición que encabeza Mauricio Macri contará con un fiscal en cada mesa electoral del país, unos 90.000, de los cuales 40.000 estarán repartidos por la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país y tradicional bastión peronista.La Cámara Electoral trata de evitar que se repita el escándalo que empañó las elecciones de la provincia de Tucumán, donde se impuso el candidato oficialista pese a las denuncias de la oposición por fraude electoral.Argentina afronta el domingo las elecciones más reñidas de la última etapa democrática por la posibilidad de que el candidato favorito en las encuestas, el oficialista Daniel Scioli, no logré la ventaja suficiente para proclamarse ganador en primera vuelta.Según la legislación argentina, Scioli tendrá que sacar un 45 % de votos o un 40 y 10 puntos de ventaja para evitar un ballotage.Las autoridades electorales estiman que, ante lo ajustado de la convocatoria, los resultados provisionales pueden retrasarse hasta la media noche del domingo, aunque los datos definitivos se retrasarán varios días.

Miembros de la Cámara Nacional Electoral (CNE) y representantes de los candidatos a las presidenciales de Argentina se reunieron hoy para enviar un mensaje de "tranquilidad" sobre la "transparencia" del proceso y alejar el fantasma del fraude que empañó recientes comicios provinciales.El encuentro fue diseñado para establecer una regla común a todos los actores políticos implicados en el proceso electoral del 25 de octubre, el que más de 32 millones de argentinos están convocados a las urnas para elegir al próximo presidente.La Cámara ha trasladado un "pedido de prudencia" y "compromiso" a las seis fuerzas que compiten en los comicios, así como a los fiscales y las autoridades de mesa para "cuidar el voto" y garantizar una jornada electoral sin incidentes.Entre las medidas con las que la CNE buscará garantizar la legitimidad de los comicios figura la implementación de un sistema GPS que monitorice el transporte de las urnas, así como la copia por triplicado de las actas del escrutinio provisional."Estamos trabajando juntos para que el escrutinio, la elección y todo el proceso electoral y sobretodo el recuento definitivo, que es el válido, se haga con total transparencia y que el ciudadano sepa que el voto que emitió el próximo domingo va a ser el voto que se escrute", aseguró el jefe de campaña del oficialista Frente para la Victoria, Alberto Pérez, a los medios tras el encuentro. "Nos vamos con la convicción de que todos queremos que la elección del domingo y el escrutinio provisorio, y sobre todo el definitivo sea hecho con total transparencia y que tenemos la garantía de la Justicia Electoral", señaló Pérez, uno de los más estrechos colaboradores del candidato Daniel Scioli.Graciela Caamaño, del opositor Frente Renovador que lidera Sergio Massa, subrayó que "los números están finitos y eso amerita que tengamos responsabilidad electoral el domingo". "Este sistema, y eso la Cámara también ha sido muy clara, es un sistema electoral que no funciona más, que no debería ser el sistema en la era de la tecnología y la modernidad en la que estamos, pero vamos a ir con la mejor predisposición a tratar que sea un domingo en paz", aclaró Marcos Peña, jefe de campaña de la conservadora Cambiemos.Peña aclaró que la coalición que encabeza Mauricio Macri contará con un fiscal en cada mesa electoral del país, unos 90.000, de los cuales 40.000 estarán repartidos por la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país y tradicional bastión peronista.La Cámara Electoral trata de evitar que se repita el escándalo que empañó las elecciones de la provincia de Tucumán, donde se impuso el candidato oficialista pese a las denuncias de la oposición por fraude electoral.Argentina afronta el domingo las elecciones más reñidas de la última etapa democrática por la posibilidad de que el candidato favorito en las encuestas, el oficialista Daniel Scioli, no logré la ventaja suficiente para proclamarse ganador en primera vuelta.Según la legislación argentina, Scioli tendrá que sacar un 45 % de votos o un 40 y 10 puntos de ventaja para evitar un ballotage.Las autoridades electorales estiman que, ante lo ajustado de la convocatoria, los resultados provisionales pueden retrasarse hasta la media noche del domingo, aunque los datos definitivos se retrasarán varios días.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios