Cambian de ciudad el juicio a húngaro, croata y bolivianos acusados de complot

Un juez resolvió hoy el traslado a una ciudad del sur de Bolivia el juicio a 39 acusados de un supuesto complot en 2009 para asesinar al presidente del país, Evo Morales, entre ellos el húngaro Elöd Tóásó y el croata-boliviano Mario Tadic.El juez Sixto Fernández, de La Paz, anuló una decisión de mayo pasado de otro magistrado y resolvió que el proceso se instale en la ciudad sureña de Tarija y no en la oriental Santa Cruz, por petición de la Fiscalía y el Gobierno, según constató hoy Efe.El juez tomó la resolución en una audiencia en la que estuvieron presentes 17 de los 39 acusados, mientras que otros cinco que viven en Santa Cruz y están con arresto domiciliario se excusaron de asistir, por medio de sus abogados, alegando problemas de salud.Fernández ratificó la declaración de "rebeldes" ante la ley a los restantes 17 que no asistieron a la audiencia, entre ellos varios que huyeron de Bolivia argumentando que no confían en los jueces.Los abogados pidieron al juez respeto a la decisión del anterior tribunal que había elegido Santa Cruz para avanzar en el juicio o que considere la ciudad amazónica de Trinidad, pero el juez ratificó la sede de Tarija donde el proceso comenzará el próximo martes 9.Varios de los detenidos han alegado que el proceso debe ser hecho en Santa Cruz porque fue allí donde el caso estalló, en abril de 2009, cuando la policía desmanteló un supuesto grupo terrorista, liderado por el húngaro-croata-boliviano Eduardo Rózsa.En esa operación policial murieron Rózsa, el rumano Magyarosi Arpak y el irlandés Dwayer Michael Martin, mientras que Tóásó y Tadic fueron detenidos y recluidos en prisión en La Paz.Los 39 supuestos implicados en la trama fueron acusados de sedición y terrorismo al urdir, presuntamente, un plan para asesinar a Morales y formar milicias para promover la secesión de Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia.Han pasado casi dos años desde que el fiscal Marcelo Soza hiciera la acusación formal, pero sin que hasta ahora avanzara el juicio, por la discrepancias entre jueces, fiscales, abogados e imputados sobre la ciudad donde puede realizarse el proceso.La oposición, parte de la prensa boliviana y cables de diplomáticos estadounidenses difundidos por WikiLeaks han puesto en duda esa presunta trama terrorista, al tiempo que se ha difundido información y vídeos sobre un supuesto montaje del caso por agentes gubernamentales, lo que rechaza el Gobierno.En declaraciones a Efe, mediante un traductor de lengua húngara, Tóásó ratificó hoy que es inocente y consideró que el juicio "se está alargando por causas políticas".Tóásó reiteró que fue torturado durante la detención y sus otros tres compañeros fueron asesinados por la policía en 2009, si bien aseguró que confía en que la "presión internacional" ayudará a agilizar el proceso, del que espera salir liberado.El Gobierno y el Parlamento de Hungría y el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria han pedido en su momento la excarcelación de Tóásó y de Tadic, según recordó hoy el acusado.La Fiscalía boliviana justificó el pedido para cambiar la sede del juicio alegando que la vida del fiscal Soza corre peligro en Santa Cruz por supuestas amenazas, aunque los abogados defensores anunciaron que apelarán la decisión judicial.

Un juez resolvió hoy el traslado a una ciudad del sur de Bolivia el juicio a 39 acusados de un supuesto complot en 2009 para asesinar al presidente del país, Evo Morales, entre ellos el húngaro Elöd Tóásó y el croata-boliviano Mario Tadic.El juez Sixto Fernández, de La Paz, anuló una decisión de mayo pasado de otro magistrado y resolvió que el proceso se instale en la ciudad sureña de Tarija y no en la oriental Santa Cruz, por petición de la Fiscalía y el Gobierno, según constató hoy Efe.El juez tomó la resolución en una audiencia en la que estuvieron presentes 17 de los 39 acusados, mientras que otros cinco que viven en Santa Cruz y están con arresto domiciliario se excusaron de asistir, por medio de sus abogados, alegando problemas de salud.Fernández ratificó la declaración de "rebeldes" ante la ley a los restantes 17 que no asistieron a la audiencia, entre ellos varios que huyeron de Bolivia argumentando que no confían en los jueces.Los abogados pidieron al juez respeto a la decisión del anterior tribunal que había elegido Santa Cruz para avanzar en el juicio o que considere la ciudad amazónica de Trinidad, pero el juez ratificó la sede de Tarija donde el proceso comenzará el próximo martes 9.Varios de los detenidos han alegado que el proceso debe ser hecho en Santa Cruz porque fue allí donde el caso estalló, en abril de 2009, cuando la policía desmanteló un supuesto grupo terrorista, liderado por el húngaro-croata-boliviano Eduardo Rózsa.En esa operación policial murieron Rózsa, el rumano Magyarosi Arpak y el irlandés Dwayer Michael Martin, mientras que Tóásó y Tadic fueron detenidos y recluidos en prisión en La Paz.Los 39 supuestos implicados en la trama fueron acusados de sedición y terrorismo al urdir, presuntamente, un plan para asesinar a Morales y formar milicias para promover la secesión de Santa Cruz, la región más próspera de Bolivia.Han pasado casi dos años desde que el fiscal Marcelo Soza hiciera la acusación formal, pero sin que hasta ahora avanzara el juicio, por la discrepancias entre jueces, fiscales, abogados e imputados sobre la ciudad donde puede realizarse el proceso.La oposición, parte de la prensa boliviana y cables de diplomáticos estadounidenses difundidos por WikiLeaks han puesto en duda esa presunta trama terrorista, al tiempo que se ha difundido información y vídeos sobre un supuesto montaje del caso por agentes gubernamentales, lo que rechaza el Gobierno.En declaraciones a Efe, mediante un traductor de lengua húngara, Tóásó ratificó hoy que es inocente y consideró que el juicio "se está alargando por causas políticas".Tóásó reiteró que fue torturado durante la detención y sus otros tres compañeros fueron asesinados por la policía en 2009, si bien aseguró que confía en que la "presión internacional" ayudará a agilizar el proceso, del que espera salir liberado.El Gobierno y el Parlamento de Hungría y el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria han pedido en su momento la excarcelación de Tóásó y de Tadic, según recordó hoy el acusado.La Fiscalía boliviana justificó el pedido para cambiar la sede del juicio alegando que la vida del fiscal Soza corre peligro en Santa Cruz por supuestas amenazas, aunque los abogados defensores anunciaron que apelarán la decisión judicial.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios