El Canal de Panamá sigue sin recibir una solución "positiva" al conflicto

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano (c), camina después de una rueda de prensa en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Archivo Galería
El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano (i), y el presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, Fernando Aramburú Porras (d), se reúnen en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE Galería

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano (c), camina después de una rueda de prensa en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Archivo

El Canal de Panamá dijo hoy que el consorcio a cargo de la ampliación de la vía no ha presentado hasta ahora ninguna opción "positiva" para impedir la paralización de las obras a partir del próximo lunes y que sigue con los preparativos para la eventualidad de que tenga que asumir los trabajos.El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, dijo que ayer se reunión en la capital panameña con Manuel Manrique, presidente de la constructora española Sacyr, que encabeza el consorcio, y que aunque los contratistas "están tratando de gestionar una solución al problema", aún no la han planteado."Hasta el momento no hay ninguna solución de parte de ellos (Grupo Unidos por el Canal, GUPC), nosotros mantenemos nuestra posición desde la semana pasada, no ha cambiado (...) definitivamente no tenemos nada positivo de parte de ellos y seguimos preparándonos para cualquier eventualidad", dijo Quijano a los periodistas.La Autoridad del Canal tiene prevista una reunión el próximo martes con aseguradora Zurich International, depositaria de la fianza de 600 millones de dólares del contrato de construcción del tercer juego de esclusas del Canal, que es la primera opción para continuar las obras en caso de que GUPC las suspenda.Quijano ha explicado que el contrato establece que, en caso de que el consorcio pare las obras, las puede asumir directamente la aseguradora o esta puede pagar la fianza a la ACP, que tomaría el control y, a través de subcontratistas, terminaría el proyecto."Nos estamos preparando para la eventualidad de un paro, en el caso en que se de, para retomar las obras lo más pronto (...) creo que somos más realistas que nada. Dado que hasta este momento no ha habido ningún cambio de parte de GUPC, nos mantenemos vigilantes", sostuvo.Tras recorrer ayer las obras, Quijano confirmó que el consorcio "ha disminuido bastante" el ritmo de trabajo en la construcción del tercer juego de esclusas, lo que calificó de violación al contrato vigente."O sea que, no solamente están esperando la próxima semana posiblemente parar, sino que ya se nota que no es la misma actividad que se tenía hace dos meses atrás y eso es algo que estamos considerando porque eso está totalmente fuera de contrato, ellos debieran mantener la actividad normalmente", dijo.Quijano añadió que se "puede percibir" que los trabajos en la ampliación está "al 30% y hasta menos que eso" en comparación al ritmo de noviembre pasado, porque "muchas actividades se han descontinuado y parado".El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr y la italiana Impregilo, con el 48% de acciones cada una e integrada por la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció la paralización de las obras a partir del próximo lunes.Según las constructoras, la amenaza de paralización se debe a problemas de liquidez derivados de sobrecostes superiores a los 1.600 millones de dólares, que la ACP no reconoce.Las partes intentan desde el pasado día 7 negociar una salida enmarcada en el contrato firmado por 3.118 millones de dólares, y han presentado opciones para reflotar el proyecto que suponen desembolsos de entre 200 y 1.000 millones de dólares, que la Autoridad del Canal ha rechazado.La ACP ha desembolsado 2.831 millones de dólares, incluidos 784 millones en anticipos reembolsables, además de 180 millones en costos adicionales que representan cerca del 6 % del costo del contrato.

El Canal de Panamá dijo hoy que el consorcio a cargo de la ampliación de la vía no ha presentado hasta ahora ninguna opción "positiva" para impedir la paralización de las obras a partir del próximo lunes y que sigue con los preparativos para la eventualidad de que tenga que asumir los trabajos.El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, dijo que ayer se reunión en la capital panameña con Manuel Manrique, presidente de la constructora española Sacyr, que encabeza el consorcio, y que aunque los contratistas "están tratando de gestionar una solución al problema", aún no la han planteado."Hasta el momento no hay ninguna solución de parte de ellos (Grupo Unidos por el Canal, GUPC), nosotros mantenemos nuestra posición desde la semana pasada, no ha cambiado (...) definitivamente no tenemos nada positivo de parte de ellos y seguimos preparándonos para cualquier eventualidad", dijo Quijano a los periodistas.La Autoridad del Canal tiene prevista una reunión el próximo martes con aseguradora Zurich International, depositaria de la fianza de 600 millones de dólares del contrato de construcción del tercer juego de esclusas del Canal, que es la primera opción para continuar las obras en caso de que GUPC las suspenda.Quijano ha explicado que el contrato establece que, en caso de que el consorcio pare las obras, las puede asumir directamente la aseguradora o esta puede pagar la fianza a la ACP, que tomaría el control y, a través de subcontratistas, terminaría el proyecto."Nos estamos preparando para la eventualidad de un paro, en el caso en que se de, para retomar las obras lo más pronto (...) creo que somos más realistas que nada. Dado que hasta este momento no ha habido ningún cambio de parte de GUPC, nos mantenemos vigilantes", sostuvo.Tras recorrer ayer las obras, Quijano confirmó que el consorcio "ha disminuido bastante" el ritmo de trabajo en la construcción del tercer juego de esclusas, lo que calificó de violación al contrato vigente."O sea que, no solamente están esperando la próxima semana posiblemente parar, sino que ya se nota que no es la misma actividad que se tenía hace dos meses atrás y eso es algo que estamos considerando porque eso está totalmente fuera de contrato, ellos debieran mantener la actividad normalmente", dijo.Quijano añadió que se "puede percibir" que los trabajos en la ampliación está "al 30% y hasta menos que eso" en comparación al ritmo de noviembre pasado, porque "muchas actividades se han descontinuado y parado".El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr y la italiana Impregilo, con el 48% de acciones cada una e integrada por la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, anunció la paralización de las obras a partir del próximo lunes.Según las constructoras, la amenaza de paralización se debe a problemas de liquidez derivados de sobrecostes superiores a los 1.600 millones de dólares, que la ACP no reconoce.Las partes intentan desde el pasado día 7 negociar una salida enmarcada en el contrato firmado por 3.118 millones de dólares, y han presentado opciones para reflotar el proyecto que suponen desembolsos de entre 200 y 1.000 millones de dólares, que la Autoridad del Canal ha rechazado.La ACP ha desembolsado 2.831 millones de dólares, incluidos 784 millones en anticipos reembolsables, además de 180 millones en costos adicionales que representan cerca del 6 % del costo del contrato.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios