Candidato opositor a la presidencia de Chile promete educación gratis

El líder y fundador del opositor Partido Progresista chileno (PRO), Marco Enríquez-Ominami, lanzó esta noche su candidatura a la presidencia de Chile en las elecciones del 2013 y prometió que si sale elegido "la educación será mi primera prioridad, y será gratuita"."Quiero ser el Presidente del cambio y de todos, vengan de donde vengan", afirmó Enríquez-Ominami, quien destacó ante miles de personas congregadas en el teatro Caupolicán de Santiago: "aquí está el Partido Progresista, el que nadie creía que todavía existía".Esta es la segunda vez que el líder del PRO se presenta a las elecciones presidenciales chilenas. Hace tres años Marco Enríquez fue la revelación política, un candidato "díscolo" que estuvo cerca de disputar con el hoy presidente Sebastián Piñera la segunda vuelta.Enríquez-Ominami, conocido popularmente como MEO, obtuvo el tercer lugar, con el 20,13 % de los votos en las elecciones presidenciales del 2009, por lo que no pudo pasar la segunda vuelta, que disputaron Sebastián Piñera y Eduardo Frei Ruiz-Tagle.Sus posibles rivales en las urnas podrían ser la expresidenta Michelle Bachelet, por la Concertación de partidos de centro e izquierda, o los oficialista Laurence Golborne, Andrés Allamand y Andrés Velasco, que deberán dirimir su candidatura a través de primarias.En su discurso, MEO dijo que si es elegido presidente promoverá la discusión de una nueva Constitución para Chile y "la educación será en mi Gobierno la primera, la segunda y la tercera prioridad, y será la educación gratis, para todos y todas".Los estudiantes secundarios y universitarios mantienen una lucha desde mayo del 2011 a través de multitudinarias marchas en el país con las que demandan educación pública gratuita y de calidad, entre otros requerimientos.Dijo el candidato que promoverá la igualdad "de todas las familias", heterosexuales u homosexuales, y aumentará el apoyo a la rehabilitación de las personas discapacitadas.Afirmó que para su candidatura, la primera vuelta presidencial será una "primaria", y aludió a la posible postulación de la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010) en la Concertación de partidos de centro e izquierda."Algunos en la Concertación esperan un avión (que traería a Bachelet). Yo estoy con ustedes aquí y ahora", aseveró.En el plano internacional destacó la necesidad de avanzar en la relación con los países limítrofes, incluida Bolivia, país que mantiene con Chile una prolongada demanda marítima.El Partido Progresista concurrirá a las municipales del 28 de octubre próximo con más de un millar de candidatos y confía en conquistar ciudades emblemáticas como Arica, Calama y Coquimbo.Al respecto dijo a Efe a mediados de agosto: "vamos a competir en las elecciones municipales, donde ningún otro candidato está entrando".

El líder y fundador del opositor Partido Progresista chileno (PRO), Marco Enríquez-Ominami, lanzó esta noche su candidatura a la presidencia de Chile en las elecciones del 2013 y prometió que si sale elegido "la educación será mi primera prioridad, y será gratuita"."Quiero ser el Presidente del cambio y de todos, vengan de donde vengan", afirmó Enríquez-Ominami, quien destacó ante miles de personas congregadas en el teatro Caupolicán de Santiago: "aquí está el Partido Progresista, el que nadie creía que todavía existía".Esta es la segunda vez que el líder del PRO se presenta a las elecciones presidenciales chilenas. Hace tres años Marco Enríquez fue la revelación política, un candidato "díscolo" que estuvo cerca de disputar con el hoy presidente Sebastián Piñera la segunda vuelta.Enríquez-Ominami, conocido popularmente como MEO, obtuvo el tercer lugar, con el 20,13 % de los votos en las elecciones presidenciales del 2009, por lo que no pudo pasar la segunda vuelta, que disputaron Sebastián Piñera y Eduardo Frei Ruiz-Tagle.Sus posibles rivales en las urnas podrían ser la expresidenta Michelle Bachelet, por la Concertación de partidos de centro e izquierda, o los oficialista Laurence Golborne, Andrés Allamand y Andrés Velasco, que deberán dirimir su candidatura a través de primarias.En su discurso, MEO dijo que si es elegido presidente promoverá la discusión de una nueva Constitución para Chile y "la educación será en mi Gobierno la primera, la segunda y la tercera prioridad, y será la educación gratis, para todos y todas".Los estudiantes secundarios y universitarios mantienen una lucha desde mayo del 2011 a través de multitudinarias marchas en el país con las que demandan educación pública gratuita y de calidad, entre otros requerimientos.Dijo el candidato que promoverá la igualdad "de todas las familias", heterosexuales u homosexuales, y aumentará el apoyo a la rehabilitación de las personas discapacitadas.Afirmó que para su candidatura, la primera vuelta presidencial será una "primaria", y aludió a la posible postulación de la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010) en la Concertación de partidos de centro e izquierda."Algunos en la Concertación esperan un avión (que traería a Bachelet). Yo estoy con ustedes aquí y ahora", aseveró.En el plano internacional destacó la necesidad de avanzar en la relación con los países limítrofes, incluida Bolivia, país que mantiene con Chile una prolongada demanda marítima.El Partido Progresista concurrirá a las municipales del 28 de octubre próximo con más de un millar de candidatos y confía en conquistar ciudades emblemáticas como Arica, Calama y Coquimbo.Al respecto dijo a Efe a mediados de agosto: "vamos a competir en las elecciones municipales, donde ningún otro candidato está entrando".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios