Chile asienta una nueva base polar en la Antártica para reafirmar demandas soberanas

El presidente chileno, Sebastián Piñera. EFE/Archivo Galería
Fotografía cedida de Presidencia de Chile este 4 de enero, que muestra al presidente chileno, Sebastián Piñera, en el sitio en donde inaugurará la estación polar científica, que se llamará "Glaciar Unión". EFE Galería

El presidente chileno, Sebastián Piñera. EFE/Archivo

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, viajó hoy a la Antártica para establecer una base polar a mil kilómetros del Polo Sur que servirá, según declaró en una entrevista con Efe, para "reafirmar las demandas soberanas" del país sobre parte del continente blanco.La estación polar científica, que se llamará "Glaciar Unión", tiene como objetivo "ejercer presencia efectiva, desarrollar ciencia de avanzada y realizar exploraciones dentro del continente antártico", explicó el mandatario en conversación telefónica desde la ciudad austral de Punta Arenas, de donde partió en un avión C-130 Hércules hacia el Polo Sur."Para nosotros, la Antártica no es un continente desconocido, pero sí es un continente por explorar", dijo Piñera, quien admitió que "al igual que otros países, Chile tiene aspiraciones" sobre el continente blanco.La demanda de soberanía de Chile sobre una parte del territorio antártico, según explicó el presidente, "se basa en razones geográficas, históricas y jurídicas".En concreto, el mandatario aludió a la proximidad de su país con el continente blanco, los derechos otorgados por la Corona española hace más de cuatrocientos años y la fuerte presencia que mantiene en la zona, con cinco bases operadas por científicos y personal militar.Por este motivo, Piñera firmará hoy el proyecto de ley del Estatuto Antártico, que será enviado en los próximos días al Congreso para su tramitación.El presidente chileno aseguró a Efe que esta iniciativa "sintoniza plenamente" con el cumplimiento del Tratado Antártico (suscrito por Chile en 1959 y del que hoy forman parte medio centenar de países) y con los otros acuerdos que forman parte del llamado Sistema del Tratado Antártico.El Estatuto Chileno Antártico, detalló el mandatario, permitirá el desarrollo de un régimen efectivo y adecuará las leyes chilenas en esta materia (que son anteriores al acuerdo) para que expresen de manera clara y eficaz el modo en que Chile ejerce sus competencias y asume sus obligaciones.El país comenzó a instalar bases navales en el continente helado en 1947 para apoyar su aspiración soberanista, pero hoy día son utilizadas también como plataforma para el desarrollo e investigación polar, especialmente en lugares que encierran un gran interés científico.De este modo, mientras el personal de la Armada efectúa labores relacionadas con "la consolidación de la presencia de Chile en el territorio antártico", los científicos realizan investigaciones sobre geología, biología marina y sedimentología.El Tratado Antártico, del cual Chile es "parte consultiva", establece la utilización de la Antártica únicamente con fines pacíficos y prohíbe expresamente toda medida de carácter militar.Sin embargo, ninguna disposición de este acuerdo internacional puede interpretarse "como una renuncia o menoscabo a cualquier fundamento de reclamación de soberanía territorial" que alguno de los países firmantes pueda tener.Al respecto, el proyecto de ley que suscribirá hoy el presidente Piñera tiene como objetivo principal "fortalecer la capacidad del Estado chileno para preservar sus derechos e intereses, en un marco de cooperación y responsabilidad".Por este motivo, la base "Glaciar Unión" que el gobernante inaugurará este fin de semana tiene un gran valor estratégico y científico.Situada a 3.016 kilómetros al sur de Punta Arenas (la última ciudad en el continente americano) y a 1.129 kilómetros del Polo Sur, la sexta base chilena será operada de manera conjunta por personal de la Fuerza Aérea, el Ejército y la Armada, además de los investigadores del Instituto Antártico Chileno."Glaciar Unión" será la tercera base más austral del mundo, después de la Amundsen-Scott instalada por Estados Unidos en 1956 a sólo 100 metros del Polo Sur y de la Kunlun, establecida por China en 2009.La construcción de este recinto, en cuyas inmediaciones está previsto instalar también un telescopio de observación astronómica, comenzó hace aproximadamente un año, cuando Sebastián Piñera viajó hasta el lugar y se convirtió en el primer mandatario chileno que llegó al Círculo Polar Antártico."Glaciar Unión" viene a sumarse a las otras instalaciones chilenas en el continente helado, las bases "Profesor Julio Escudero" y "Guillermo Mann", ambas del Instituto Antártico Chileno (INACH); "Arturo Prat" (de la Armada), "General Bernardo O'Higgins" (del Ejército) y "Gabriel González Videla" (de la Fuerza Aérea).

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, viajó hoy a la Antártica para establecer una base polar a mil kilómetros del Polo Sur que servirá, según declaró en una entrevista con Efe, para "reafirmar las demandas soberanas" del país sobre parte del continente blanco.La estación polar científica, que se llamará "Glaciar Unión", tiene como objetivo "ejercer presencia efectiva, desarrollar ciencia de avanzada y realizar exploraciones dentro del continente antártico", explicó el mandatario en conversación telefónica desde la ciudad austral de Punta Arenas, de donde partió en un avión C-130 Hércules hacia el Polo Sur."Para nosotros, la Antártica no es un continente desconocido, pero sí es un continente por explorar", dijo Piñera, quien admitió que "al igual que otros países, Chile tiene aspiraciones" sobre el continente blanco.La demanda de soberanía de Chile sobre una parte del territorio antártico, según explicó el presidente, "se basa en razones geográficas, históricas y jurídicas".En concreto, el mandatario aludió a la proximidad de su país con el continente blanco, los derechos otorgados por la Corona española hace más de cuatrocientos años y la fuerte presencia que mantiene en la zona, con cinco bases operadas por científicos y personal militar.Por este motivo, Piñera firmará hoy el proyecto de ley del Estatuto Antártico, que será enviado en los próximos días al Congreso para su tramitación.El presidente chileno aseguró a Efe que esta iniciativa "sintoniza plenamente" con el cumplimiento del Tratado Antártico (suscrito por Chile en 1959 y del que hoy forman parte medio centenar de países) y con los otros acuerdos que forman parte del llamado Sistema del Tratado Antártico.El Estatuto Chileno Antártico, detalló el mandatario, permitirá el desarrollo de un régimen efectivo y adecuará las leyes chilenas en esta materia (que son anteriores al acuerdo) para que expresen de manera clara y eficaz el modo en que Chile ejerce sus competencias y asume sus obligaciones.El país comenzó a instalar bases navales en el continente helado en 1947 para apoyar su aspiración soberanista, pero hoy día son utilizadas también como plataforma para el desarrollo e investigación polar, especialmente en lugares que encierran un gran interés científico.De este modo, mientras el personal de la Armada efectúa labores relacionadas con "la consolidación de la presencia de Chile en el territorio antártico", los científicos realizan investigaciones sobre geología, biología marina y sedimentología.El Tratado Antártico, del cual Chile es "parte consultiva", establece la utilización de la Antártica únicamente con fines pacíficos y prohíbe expresamente toda medida de carácter militar.Sin embargo, ninguna disposición de este acuerdo internacional puede interpretarse "como una renuncia o menoscabo a cualquier fundamento de reclamación de soberanía territorial" que alguno de los países firmantes pueda tener.Al respecto, el proyecto de ley que suscribirá hoy el presidente Piñera tiene como objetivo principal "fortalecer la capacidad del Estado chileno para preservar sus derechos e intereses, en un marco de cooperación y responsabilidad".Por este motivo, la base "Glaciar Unión" que el gobernante inaugurará este fin de semana tiene un gran valor estratégico y científico.Situada a 3.016 kilómetros al sur de Punta Arenas (la última ciudad en el continente americano) y a 1.129 kilómetros del Polo Sur, la sexta base chilena será operada de manera conjunta por personal de la Fuerza Aérea, el Ejército y la Armada, además de los investigadores del Instituto Antártico Chileno."Glaciar Unión" será la tercera base más austral del mundo, después de la Amundsen-Scott instalada por Estados Unidos en 1956 a sólo 100 metros del Polo Sur y de la Kunlun, establecida por China en 2009.La construcción de este recinto, en cuyas inmediaciones está previsto instalar también un telescopio de observación astronómica, comenzó hace aproximadamente un año, cuando Sebastián Piñera viajó hasta el lugar y se convirtió en el primer mandatario chileno que llegó al Círculo Polar Antártico."Glaciar Unión" viene a sumarse a las otras instalaciones chilenas en el continente helado, las bases "Profesor Julio Escudero" y "Guillermo Mann", ambas del Instituto Antártico Chileno (INACH); "Arturo Prat" (de la Armada), "General Bernardo O'Higgins" (del Ejército) y "Gabriel González Videla" (de la Fuerza Aérea).

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios