Chile reclama información de Bolivia por proyectos en la cuenca del río Silala

El Gobierno de Chile solicitó a su consulado en La Paz que pida información a las autoridades bolivianas sobre la construcción de una planta piscícola en la parte boliviana de la cuenca del río Silala, afluente que es objeto de una controversia entre ambos países.Un comunicado difundido esta noche por la Cancillería chilena señala que "ha tomado conocimiento a través de medios de prensa bolivianos que la Gobernación de Potosí ha determinado continuar avanzando en un proyecto de construcción de una planta piscícola en la parte boliviana de la cuenca del río Silala".Según autoridades de la Gobernación del departamento boliviano de Potosí durante octubre se pondrá en marcha uno de varios proyectos para el aprovechamiento de las aguas de los manantiales del Silala.El primer proyecto comenzará con la construcción entre este mes y enero próximo de cuatro represas en esa zona fronteriza con Chile para instalar criaderos de peces, informó a Efe el Secretario de Industrialización de la Gobernación, Wilmer Carlo.En Santiago se indicó que se ha instruido al Consulado General de Chile en La Paz, reiterar la solicitud en la "que se proporcione información útil y oportuna de los aludidos proyectos, previo a su materialización.Según el texto de la Cancillería, la idea es evaluar debidamente estos proyectos "y prevenir cualquier daño a este recurso hídrico compartido, en especial aquellos de carácter medioambiental que pudieran producirse por la contaminación de las aguas".Recuerda que mediante nota del 7 de mayo de 2012, enviada a la Cancillería Boliviana, se requirió a las autoridades de ese país toda la información pertinente sobre estos proyectos, previos a su materialización "en atención a los legítimos derechos que le corresponden a la República de Chile como soberano en el curso inferior del río Silala, de conformidad con el derecho internacional".La información procedente de La Paz, indica que en la localidad de Potosí también se ha decidido montar una embotelladora de agua natural y una central hidroeléctrica.En el lugar se ha previsto una interrupción temporal del flujo de las aguas del Silala, de 10 a 15 días, para comenzar las obras de las represas, según dijo al diario La Razón el gobernador potosino, Félix González.Según las autoridades, los proyectos demostrarán la soberanía boliviana sobre las aguas de esos manantiales que fluyen al norte de Chile por canales construidos artificialmente en el siglo pasado.El Gobierno chileno siempre ha replicado que el Silala es un río de cauce internacional y ha cuestionado que Bolivia señale una soberanía única sobre esas aguas o pretenda cobrar por el total del flujo, igual a 180 litros por segundo.El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, aseguró en febrero del 2010, que a largo plazo Chile deberá pagar por el uso de la totalidad de las aguas fronterizas del Silala.Choquehuanca dijo entonces que su país quiere construir con todos los sectores un convenio a largo plazo "para que Chile pague por el cien por cien de las aguas que pertenecen a Bolivia", después de realizar los estudios conjuntos previstos en el preacuerdo inicial que concertaron ambas partes, pero que aún no ha sido firmado.El Gobierno de Bolivia está desde entonces en un proceso de consulta con las organizaciones sociales las que exigen que Chile reconozca que las aguas son exclusivamente bolivianas y las empresas de ese país paguen la deuda histórica acumulada desde 1908 por el uso "en el pasado" de las aguas del Silala,El Silala es una zona situada en la región andina y sureña de Potosí, fronteriza con Chile, donde hay manantiales que, según La Paz, fluyen artificialmente al país vecino, en tanto que Santiago sostiene que es un río de curso internacional.

El Gobierno de Chile solicitó a su consulado en La Paz que pida información a las autoridades bolivianas sobre la construcción de una planta piscícola en la parte boliviana de la cuenca del río Silala, afluente que es objeto de una controversia entre ambos países.Un comunicado difundido esta noche por la Cancillería chilena señala que "ha tomado conocimiento a través de medios de prensa bolivianos que la Gobernación de Potosí ha determinado continuar avanzando en un proyecto de construcción de una planta piscícola en la parte boliviana de la cuenca del río Silala".Según autoridades de la Gobernación del departamento boliviano de Potosí durante octubre se pondrá en marcha uno de varios proyectos para el aprovechamiento de las aguas de los manantiales del Silala.El primer proyecto comenzará con la construcción entre este mes y enero próximo de cuatro represas en esa zona fronteriza con Chile para instalar criaderos de peces, informó a Efe el Secretario de Industrialización de la Gobernación, Wilmer Carlo.En Santiago se indicó que se ha instruido al Consulado General de Chile en La Paz, reiterar la solicitud en la "que se proporcione información útil y oportuna de los aludidos proyectos, previo a su materialización.Según el texto de la Cancillería, la idea es evaluar debidamente estos proyectos "y prevenir cualquier daño a este recurso hídrico compartido, en especial aquellos de carácter medioambiental que pudieran producirse por la contaminación de las aguas".Recuerda que mediante nota del 7 de mayo de 2012, enviada a la Cancillería Boliviana, se requirió a las autoridades de ese país toda la información pertinente sobre estos proyectos, previos a su materialización "en atención a los legítimos derechos que le corresponden a la República de Chile como soberano en el curso inferior del río Silala, de conformidad con el derecho internacional".La información procedente de La Paz, indica que en la localidad de Potosí también se ha decidido montar una embotelladora de agua natural y una central hidroeléctrica.En el lugar se ha previsto una interrupción temporal del flujo de las aguas del Silala, de 10 a 15 días, para comenzar las obras de las represas, según dijo al diario La Razón el gobernador potosino, Félix González.Según las autoridades, los proyectos demostrarán la soberanía boliviana sobre las aguas de esos manantiales que fluyen al norte de Chile por canales construidos artificialmente en el siglo pasado.El Gobierno chileno siempre ha replicado que el Silala es un río de cauce internacional y ha cuestionado que Bolivia señale una soberanía única sobre esas aguas o pretenda cobrar por el total del flujo, igual a 180 litros por segundo.El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, aseguró en febrero del 2010, que a largo plazo Chile deberá pagar por el uso de la totalidad de las aguas fronterizas del Silala.Choquehuanca dijo entonces que su país quiere construir con todos los sectores un convenio a largo plazo "para que Chile pague por el cien por cien de las aguas que pertenecen a Bolivia", después de realizar los estudios conjuntos previstos en el preacuerdo inicial que concertaron ambas partes, pero que aún no ha sido firmado.El Gobierno de Bolivia está desde entonces en un proceso de consulta con las organizaciones sociales las que exigen que Chile reconozca que las aguas son exclusivamente bolivianas y las empresas de ese país paguen la deuda histórica acumulada desde 1908 por el uso "en el pasado" de las aguas del Silala,El Silala es una zona situada en la región andina y sureña de Potosí, fronteriza con Chile, donde hay manantiales que, según La Paz, fluyen artificialmente al país vecino, en tanto que Santiago sostiene que es un río de curso internacional.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios