Chinchilla y Lobo urgen más apoyo para Centroamérica contra el narcotráfico

Los presidentes de Costa Rica, Laura Chinchilla, y de Honduras, Porfirio Lobo, urgieron hoy a la comunidad internacional a ofrecer un mayor apoyo a Centroamérica en el combate contra el narcotráfico."Seguimos resintiendo el compromiso fuerte, firme y decidido que en su momento la comunidad internacional anunció para Centroamérica en los temas de combate al narcotráfico y el crimen organizado y seguimos creyendo que las declaraciones de apoyo estuvieron bien, pero no logran todavía materializarse", expresó Chinchilla en una conferencia de prensa.La mandataria costarricense se reunió este jueves con Lobo en San José durante dos horas para discutir asuntos relacionados con el fomento del turismo y la seguridad, especialmente la lucha contra el tráfico ilícito de drogas.Chinchilla dijo que los Gobiernos centroamericanos seguirán insistiendo y alertando, especialmente desde las cancillerías, acerca de la necesidad de que la región reciba más ayuda internacional para la lucha antidrogas.Centroamérica presentó en junio de 2011 una estrategia de seguridad regional ante la comunidad internacional, de la que arrancó entonces compromisos de financiación por 2.000 millones de dólares, el 80 % en créditos blandos, sin que se haya informado oficialmente cuánto de ese dinero se ha desembolsado hasta ahora.Por su parte, Lobo indicó que además de la colaboración de la comunidad internacional, los países consumidores del "norte" de América deben hacer esfuerzos para bajar la dependencia de las drogas en sus ciudadanos y reconocer una "responsabilidad compartida y diferenciada" en el problema."Allá en el norte demandan el consumo de la droga, esa demanda estimula la producción en el sur, y a nosotros (Centroamérica) nos toca lo inevitable: estar entre el mercado que demanda y el que produce, somos una ruta obligada", con la consecuente "tragedia que significa poner los muertos y el dolor humano".Lobo insistió en que en el "mercado mayor", en clara alusión a Estados Unidos, "tiene que hacer esfuerzos para bajar la demanda de lo que tanto dolor sangre y lágrimas provoca" en los países centroamericanos.Según datos de las Naciones Unidas, la violencia ligada al narcotráfico deja en Centroamérica 44 muertos por cada 100.000 habitantes al año, cuando la media mundial es de 8,8, mientras que su combate cuesta a esta empobrecida región unos 1.300 millones de dólares anuales, según cifras del Banco Mundial.En la cita bilateral, Lobo y Chinchilla analizaron vías de cooperación en asuntos como el intercambio de experiencias e información de seguridad, el mejoramiento del sistema carcelario y el fomento del turismo.La mandataria costarricense comentó que el narcotráfico ha empeorado el "grave problema" de la sobrepoblación de las cárceles en Centroamérica y citó que en su país el 80 % de las mujeres encarceladas cometieron delitos de tráfico de estupefacientes.La mandataria indicó que expuso a Lobo una serie de programas para ocupar a los presos en ramas como las artesanías y la agricultura, con el fin de que sean productivos y ayudar en su readaptación a la sociedad.Los presidentes también analizaron programas para la prevención del delito, el tratamiento de las adicciones y exploraron herramientas para un mayor intercambio de información policial.Otro tema de interés para ambos es el turismo, tema en el que Costa Rica es pionero en la región y del que Honduras está interesado en conocer los avances del turismo rural comunitario que beneficia a personas de escasos recursos en zonas rurales.Chinchilla destacó que el interés de Costa Rica es crear alianzas con sus países vecinos para intercambiar experiencias en fortalecer su oferta turística en aspectos como expresiones culturales y patrimonio arqueológico.Los presidentes acordaron celebrar una reunión binacional en la segunda quincena de noviembre, en una fecha y sede por definir, para tratar más a fondo los temas de la agenda bilateral.

Los presidentes de Costa Rica, Laura Chinchilla, y de Honduras, Porfirio Lobo, urgieron hoy a la comunidad internacional a ofrecer un mayor apoyo a Centroamérica en el combate contra el narcotráfico."Seguimos resintiendo el compromiso fuerte, firme y decidido que en su momento la comunidad internacional anunció para Centroamérica en los temas de combate al narcotráfico y el crimen organizado y seguimos creyendo que las declaraciones de apoyo estuvieron bien, pero no logran todavía materializarse", expresó Chinchilla en una conferencia de prensa.La mandataria costarricense se reunió este jueves con Lobo en San José durante dos horas para discutir asuntos relacionados con el fomento del turismo y la seguridad, especialmente la lucha contra el tráfico ilícito de drogas.Chinchilla dijo que los Gobiernos centroamericanos seguirán insistiendo y alertando, especialmente desde las cancillerías, acerca de la necesidad de que la región reciba más ayuda internacional para la lucha antidrogas.Centroamérica presentó en junio de 2011 una estrategia de seguridad regional ante la comunidad internacional, de la que arrancó entonces compromisos de financiación por 2.000 millones de dólares, el 80 % en créditos blandos, sin que se haya informado oficialmente cuánto de ese dinero se ha desembolsado hasta ahora.Por su parte, Lobo indicó que además de la colaboración de la comunidad internacional, los países consumidores del "norte" de América deben hacer esfuerzos para bajar la dependencia de las drogas en sus ciudadanos y reconocer una "responsabilidad compartida y diferenciada" en el problema."Allá en el norte demandan el consumo de la droga, esa demanda estimula la producción en el sur, y a nosotros (Centroamérica) nos toca lo inevitable: estar entre el mercado que demanda y el que produce, somos una ruta obligada", con la consecuente "tragedia que significa poner los muertos y el dolor humano".Lobo insistió en que en el "mercado mayor", en clara alusión a Estados Unidos, "tiene que hacer esfuerzos para bajar la demanda de lo que tanto dolor sangre y lágrimas provoca" en los países centroamericanos.Según datos de las Naciones Unidas, la violencia ligada al narcotráfico deja en Centroamérica 44 muertos por cada 100.000 habitantes al año, cuando la media mundial es de 8,8, mientras que su combate cuesta a esta empobrecida región unos 1.300 millones de dólares anuales, según cifras del Banco Mundial.En la cita bilateral, Lobo y Chinchilla analizaron vías de cooperación en asuntos como el intercambio de experiencias e información de seguridad, el mejoramiento del sistema carcelario y el fomento del turismo.La mandataria costarricense comentó que el narcotráfico ha empeorado el "grave problema" de la sobrepoblación de las cárceles en Centroamérica y citó que en su país el 80 % de las mujeres encarceladas cometieron delitos de tráfico de estupefacientes.La mandataria indicó que expuso a Lobo una serie de programas para ocupar a los presos en ramas como las artesanías y la agricultura, con el fin de que sean productivos y ayudar en su readaptación a la sociedad.Los presidentes también analizaron programas para la prevención del delito, el tratamiento de las adicciones y exploraron herramientas para un mayor intercambio de información policial.Otro tema de interés para ambos es el turismo, tema en el que Costa Rica es pionero en la región y del que Honduras está interesado en conocer los avances del turismo rural comunitario que beneficia a personas de escasos recursos en zonas rurales.Chinchilla destacó que el interés de Costa Rica es crear alianzas con sus países vecinos para intercambiar experiencias en fortalecer su oferta turística en aspectos como expresiones culturales y patrimonio arqueológico.Los presidentes acordaron celebrar una reunión binacional en la segunda quincena de noviembre, en una fecha y sede por definir, para tratar más a fondo los temas de la agenda bilateral.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios