Correa dice que Túnez le pidió asesoría para renegociar la deuda exterior

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que el Gobierno de Túnez le pidió asesoría para un proceso de renegociación de la deuda exterior del país árabe.El mandatario ecuatoriano dijo que ese planteamiento le fue hecho por el presidente tunecino, Moncef Marzouki, durante una reunión bilateral mantenida esta semana en la capital peruana, donde se desarrollo la III Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur y los Países Árabes (ASPA).Correa indicó, en su habitual informe de los sábados, que en esa conversación su colega de Túnez le comentó que en las calles de su país algunos ciudadanos le han dicho: "Haz lo que hizo Correa con la deuda externa".El Gobierno ecuatoriano, en abril de 2009, lanzó una propuesta para recomprar con un descuento del 70 por ciento, los bonos Global 2012 y 2030, por unos 3.100 millones.Con una inversión de 900 millones de dólares, Ecuador logró retirar del mercado esos papeles en una operación que fue elogiada por varios analistas económicos internacionales.Esa experiencia "exitosa", dijo Correa, ha permitido que países como Túnez, y otros centroamericanos, que no quiso precisar, hayan pedido asesoría a Ecuador.Por eso insistió en que la reunión con el presidente tunecino en Lima fue "básicamente para pedirnos asesoría para renegociar la deuda externa"."Ya en los próximos días vamos a enviar una misión para explicarles cómo lo hicimos", sostuvo Correa que no dudó en calificar la operación de recompra de los bonos Global hecha por su Gobierno como "la renegociación más exitosa de la historia del país y tal vez de América Latina".No obstante, precisó que esa estrategia fue llevada adelante en momentos y condiciones internacionales concretas."Lo hicimos en un momento de auge económico, para no ser tan vulnerables blindamos por seis meses a la economía, protegimos los activos ecuatorianos en el exterior, por si (los acreedores) nos querían poner juicios o embargos", recordó."Supimos jugar muy bien nuestras cartas" y eso fue parte del éxito que ahora Túnez lo valora y ha pedido "asesoramiento", así como países centroamericanos, insistió.La actual deuda de Túnez supone un 40 por ciento de su producto interior bruto.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que el Gobierno de Túnez le pidió asesoría para un proceso de renegociación de la deuda exterior del país árabe.El mandatario ecuatoriano dijo que ese planteamiento le fue hecho por el presidente tunecino, Moncef Marzouki, durante una reunión bilateral mantenida esta semana en la capital peruana, donde se desarrollo la III Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur y los Países Árabes (ASPA).Correa indicó, en su habitual informe de los sábados, que en esa conversación su colega de Túnez le comentó que en las calles de su país algunos ciudadanos le han dicho: "Haz lo que hizo Correa con la deuda externa".El Gobierno ecuatoriano, en abril de 2009, lanzó una propuesta para recomprar con un descuento del 70 por ciento, los bonos Global 2012 y 2030, por unos 3.100 millones.Con una inversión de 900 millones de dólares, Ecuador logró retirar del mercado esos papeles en una operación que fue elogiada por varios analistas económicos internacionales.Esa experiencia "exitosa", dijo Correa, ha permitido que países como Túnez, y otros centroamericanos, que no quiso precisar, hayan pedido asesoría a Ecuador.Por eso insistió en que la reunión con el presidente tunecino en Lima fue "básicamente para pedirnos asesoría para renegociar la deuda externa"."Ya en los próximos días vamos a enviar una misión para explicarles cómo lo hicimos", sostuvo Correa que no dudó en calificar la operación de recompra de los bonos Global hecha por su Gobierno como "la renegociación más exitosa de la historia del país y tal vez de América Latina".No obstante, precisó que esa estrategia fue llevada adelante en momentos y condiciones internacionales concretas."Lo hicimos en un momento de auge económico, para no ser tan vulnerables blindamos por seis meses a la economía, protegimos los activos ecuatorianos en el exterior, por si (los acreedores) nos querían poner juicios o embargos", recordó."Supimos jugar muy bien nuestras cartas" y eso fue parte del éxito que ahora Túnez lo valora y ha pedido "asesoramiento", así como países centroamericanos, insistió.La actual deuda de Túnez supone un 40 por ciento de su producto interior bruto.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios