Denuncian un acuerdo entre el Gobierno y las FARC para "frenar" al uribismo en los comicios este año

El expresidente colombiano Álvaro Uribe (i) habla junto a Óscar Iván Zuluaga, candidato a las elecciones presidenciales del 25 de mayo de 2014 por el partido Uribe Centro Democrático (UCD). EFE/Archivo El expresidente colombiano Álvaro Uribe (i) habla junto a Óscar Iván Zuluaga, candidato a las elecciones presidenciales del 25 de mayo de 2014 por el partido Uribe Centro Democrático (UCD). EFE/Archivo

El expresidente colombiano Álvaro Uribe (i) habla junto a Óscar Iván Zuluaga, candidato a las elecciones presidenciales del 25 de mayo de 2014 por el partido Uribe Centro Democrático (UCD). EFE/Archivo

El movimiento político del expresidente colombiano Álvaro Uribe, el Uribismo Centro Democrático (UCD), denunció hoy una supuesta alianza sellada en La Habana entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y el grupo guerrillero FARC para "frenar" a esta formación política en las elecciones de este año.El Uribismo Centro Democrático (UCD), nombre temporal de la formación desde que el Consejo Nacional Electoral ordenó retirar el apellido del expresidente, argumentó en un comunicado por qué considera que hay un complot en su contra."Los hechos prueban que en las conversaciones secretas (de paz) de La Habana entre las FARC y el Gobierno de Juan Manuel Santos no sólo se están negociando las instituciones colombianas, el territorio y la impunidad para crímenes atroces, sino que se ha acordado frenar al Centro Democrático en las elecciones", indicó.A juicio de esta colectividad, "se trata de evitar que el movimiento llegue fuerte" a las elecciones parlamentarias del 9 de marzo próximo, en las que el expresidente (2002-2010) lidera la lista del UCD al Senado, y a las presidenciales del 25 de mayo.Este presunto complot se puede probar, según el UCD, al tener en cuenta entrevistas de jefes guerrilleros que han hecho alusión a una estrategia que calificó de "macabra contra el proyecto político del uribismo", así como el supuesto plan de las FARC para matar a Uribe, que fue denunciado por las autoridades en noviembre pasado.El uribismo indicó también que la guerrilla desarrolla una "campaña de proselitismo armado" en contra de su movimiento político a través de "crímenes y amenazas de muerte", a lo que el Gobierno de Santos no ha reaccionado, sino que mantiene un "silencio cómplice"."El control absoluto de la organización nacional electoral por parte del Gobierno de Santos, a través de los representantes en el Consejo Electoral de los partidos de la Unidad Nacional, se ha traducido en persecución contra el Centro Democrático, conducta similar al régimen impuesto por (el fallecido presidente Hugo) Chávez en Venezuela", agregó.En este sentido, se refirieron a la prohibición de inscribir el movimiento como el "Uribe Centro Democrático" y a la invalidación de firmas para integrar la formación política en regiones de marcada presencia guerrillera, como Cauca, Casanare, Putumayo, Arauca y Nariño.Asimismo, reiteraron que existe un "carrusel de la reelección de Santos" que fue denunciado por el UCD antes de las fechas navideñas, lo que provocó "una nueva persecución contra el uribismo" con la interceptación del autor del reclamo, el candidato al Senado Ernesto Macías, a quien supuestamente le robaron el computador en el que guardaba informaciones sobre el caso."El Gobierno no ha respondido las denuncias con pruebas de 1.968 nombramientos, 597 contratos y 2,5 billones de pesos (unos 1.288 millones de dólares) en auxilios parlamentarios, entregados en trueque clientelista a los congresistas amigos de su reelección", anotó la formación.

El movimiento político del expresidente colombiano Álvaro Uribe, el Uribismo Centro Democrático (UCD), denunció hoy una supuesta alianza sellada en La Habana entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y el grupo guerrillero FARC para "frenar" a esta formación política en las elecciones de este año.El Uribismo Centro Democrático (UCD), nombre temporal de la formación desde que el Consejo Nacional Electoral ordenó retirar el apellido del expresidente, argumentó en un comunicado por qué considera que hay un complot en su contra."Los hechos prueban que en las conversaciones secretas (de paz) de La Habana entre las FARC y el Gobierno de Juan Manuel Santos no sólo se están negociando las instituciones colombianas, el territorio y la impunidad para crímenes atroces, sino que se ha acordado frenar al Centro Democrático en las elecciones", indicó.A juicio de esta colectividad, "se trata de evitar que el movimiento llegue fuerte" a las elecciones parlamentarias del 9 de marzo próximo, en las que el expresidente (2002-2010) lidera la lista del UCD al Senado, y a las presidenciales del 25 de mayo.Este presunto complot se puede probar, según el UCD, al tener en cuenta entrevistas de jefes guerrilleros que han hecho alusión a una estrategia que calificó de "macabra contra el proyecto político del uribismo", así como el supuesto plan de las FARC para matar a Uribe, que fue denunciado por las autoridades en noviembre pasado.El uribismo indicó también que la guerrilla desarrolla una "campaña de proselitismo armado" en contra de su movimiento político a través de "crímenes y amenazas de muerte", a lo que el Gobierno de Santos no ha reaccionado, sino que mantiene un "silencio cómplice"."El control absoluto de la organización nacional electoral por parte del Gobierno de Santos, a través de los representantes en el Consejo Electoral de los partidos de la Unidad Nacional, se ha traducido en persecución contra el Centro Democrático, conducta similar al régimen impuesto por (el fallecido presidente Hugo) Chávez en Venezuela", agregó.En este sentido, se refirieron a la prohibición de inscribir el movimiento como el "Uribe Centro Democrático" y a la invalidación de firmas para integrar la formación política en regiones de marcada presencia guerrillera, como Cauca, Casanare, Putumayo, Arauca y Nariño.Asimismo, reiteraron que existe un "carrusel de la reelección de Santos" que fue denunciado por el UCD antes de las fechas navideñas, lo que provocó "una nueva persecución contra el uribismo" con la interceptación del autor del reclamo, el candidato al Senado Ernesto Macías, a quien supuestamente le robaron el computador en el que guardaba informaciones sobre el caso."El Gobierno no ha respondido las denuncias con pruebas de 1.968 nombramientos, 597 contratos y 2,5 billones de pesos (unos 1.288 millones de dólares) en auxilios parlamentarios, entregados en trueque clientelista a los congresistas amigos de su reelección", anotó la formación.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios