Disturbios durante la marcha de los "indignados" por las principales calles de Colombia

Los "indignados" colombianos tomaron hoy las calles de las principales ciudades del país para expresar su descontento por la situación social que vive esta nación, en una jornada denominada el "Día de la Dignidad" y en la que se registraron disturbios que dejaron 71 detenidos en la capital.A esta protesta fueron convocados los distintos sectores de la sociedad para que expresaran su inconformismo, por lo que en Bogotá se pudieron ver desde grupos de estudiantes del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), que reclamaban la escasa financiación que reciben, como funcionarios judiciales, en huelga desde ayer.En Bogotá un total de 71 manifestantes fueron detenidos por participar en desórdenes públicos y una persona fue denunciada y deberá responder penalmente por golpear a un oficial de la Policía.El secretario de Gobierno de la ciudad, Guillermo Asprilla, reveló a periodistas que 8 personas resultaron heridas, aunque levemente.Asimismo, se registraron daños materiales contra varios comercios, atacados con piedras y palos en el centro de la capital colombiana así como destrozos en una estación de autobuses articulados.El ministro del Interior, Fernando Carrillo, por su parte, rechazó y lamentó que algunas personas hayan querido aprovechar las marchas legítimas de las organizaciones sociales para protagonizar actos de violencia."Lo que el Gobierno quiere reiterar hoy y siempre es la garantía del ejercicio del derecho a la libertad de expresión, el derecho a marchar. Estamos en la convicción absoluta que las organizaciones sociales pueden ejercer ese derecho de protesta social, lo único que lamentamos es que se hayan presentado hechos violentos aislados", dijo Carrillo.Los colombianos "indignados" también se movilizaron en las áreas rurales más remotas de departamentos como Putumayo, en la frontera con Ecuador, y Norte de Santander, vecino a Venezuela.Los participantes en todo el país sumaron unos 300.000, según dijo a Efe por teléfono David Flórez, portavoz del movimiento de izquierdas Marcha Patriótica y organizador de la iniciativa junto a un centenar de organizaciones no gubernamentales (ONG).Flórez detalló que la "Marcha Nacional de los Indignados" se desplegó en 25 de los 32 departamentos colombianos y tiene un espíritu de "civilizar las múltiples inconformidades del pueblo colombiano con el modelo de país desigual".Además, dijo que "en este momento coyuntural hay que exigir la participación directa del movimiento popular en la mesa del diálogo de paz" entre el Gobierno y las FARC, que según lo previsto se iniciará el miércoles 17 de octubre en Oslo."La posibilidad de construir una paz pasa por discutir el modelo de país con el resto de los colombianos, no puede haber paz si Colombia sigue siendo el país más desigual del mundo", argumentó.Según medios locales, a lo largo de las movilizaciones se registraron lanzamientos aislados de papas-bomba (artefactos explosivos artesanales) y de cápsulas de pintura contra algunos edificios.

Los "indignados" colombianos tomaron hoy las calles de las principales ciudades del país para expresar su descontento por la situación social que vive esta nación, en una jornada denominada el "Día de la Dignidad" y en la que se registraron disturbios que dejaron 71 detenidos en la capital.A esta protesta fueron convocados los distintos sectores de la sociedad para que expresaran su inconformismo, por lo que en Bogotá se pudieron ver desde grupos de estudiantes del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), que reclamaban la escasa financiación que reciben, como funcionarios judiciales, en huelga desde ayer.En Bogotá un total de 71 manifestantes fueron detenidos por participar en desórdenes públicos y una persona fue denunciada y deberá responder penalmente por golpear a un oficial de la Policía.El secretario de Gobierno de la ciudad, Guillermo Asprilla, reveló a periodistas que 8 personas resultaron heridas, aunque levemente.Asimismo, se registraron daños materiales contra varios comercios, atacados con piedras y palos en el centro de la capital colombiana así como destrozos en una estación de autobuses articulados.El ministro del Interior, Fernando Carrillo, por su parte, rechazó y lamentó que algunas personas hayan querido aprovechar las marchas legítimas de las organizaciones sociales para protagonizar actos de violencia."Lo que el Gobierno quiere reiterar hoy y siempre es la garantía del ejercicio del derecho a la libertad de expresión, el derecho a marchar. Estamos en la convicción absoluta que las organizaciones sociales pueden ejercer ese derecho de protesta social, lo único que lamentamos es que se hayan presentado hechos violentos aislados", dijo Carrillo.Los colombianos "indignados" también se movilizaron en las áreas rurales más remotas de departamentos como Putumayo, en la frontera con Ecuador, y Norte de Santander, vecino a Venezuela.Los participantes en todo el país sumaron unos 300.000, según dijo a Efe por teléfono David Flórez, portavoz del movimiento de izquierdas Marcha Patriótica y organizador de la iniciativa junto a un centenar de organizaciones no gubernamentales (ONG).Flórez detalló que la "Marcha Nacional de los Indignados" se desplegó en 25 de los 32 departamentos colombianos y tiene un espíritu de "civilizar las múltiples inconformidades del pueblo colombiano con el modelo de país desigual".Además, dijo que "en este momento coyuntural hay que exigir la participación directa del movimiento popular en la mesa del diálogo de paz" entre el Gobierno y las FARC, que según lo previsto se iniciará el miércoles 17 de octubre en Oslo."La posibilidad de construir una paz pasa por discutir el modelo de país con el resto de los colombianos, no puede haber paz si Colombia sigue siendo el país más desigual del mundo", argumentó.Según medios locales, a lo largo de las movilizaciones se registraron lanzamientos aislados de papas-bomba (artefactos explosivos artesanales) y de cápsulas de pintura contra algunos edificios.

Más noticias

0 Comentarios