España ayudará a buscar cadáveres de una masacre en El Salvador

Fotografía del 10 de enero de 2014 donde aparece el director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín, hablando durante una entrevista con Efe en San Salvador (El Salvador). EFE Fotografía del 10 de enero de 2014 donde aparece el director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín, hablando durante una entrevista con Efe en San Salvador (El Salvador). EFE

Fotografía del 10 de enero de 2014 donde aparece el director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín, hablando durante una entrevista con Efe en San Salvador (El Salvador). EFE

España contribuirá con un georadar a la búsqueda de cadáveres de una masacre perpetrada durante la guerra civil y de enterramientos clandestinos de la actualidad en El Salvador, dijo a Efe el director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín.El aparato servirá para "poder ver dónde hay huesos, osamentas", y luego hacer la excavaciones respectivas de una manera certera, explicó el funcionario salvadoreño.Fortín detalló que el georadar, que ha sido prestado por España, será utilizado tanto en el caso de la masacre El Mozote, cometida durante la guerra civil (1980-1992), como en los enterramientos clandestinos que se han descubierto en el país en los últimos meses.En el caso de la matanza de El Mozote, que fue cometida entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 por militares salvadoreños, ya se ha "comenzado con el levantamiento topográfico" de la zona, donde posteriormente se realizarán las excavaciones con mayor precisión gracias al "radar especial que hemos solicitado a España (...) para saber dónde hay restos óseos", añadió.Señaló que en el caso de El Mozote los restos óseos de las víctimas "no están en un solo lugar", sino que se "sospecha" que "hay una cantidad (...) de cadáveres, osamentas, en las cercanías, en los caseríos", donde fueron exhumados más de dos centenares en 2004.El georadar facilitará el trabajo, ya que sobre el terreno se podrá ver "qué hay debajo de él; entonces, así podemos saber por ultrasonidos dónde excavar", enfatizó Fortín.Las excavaciones en la zona se harán en cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en Costa Rica, que condenó al Estado salvadoreño por la matanza de El Mozote en un fallo dictado el 25 de octubre de 2012 y divulgado el 10 de diciembre del mismo año, añadió.Esa matanza es considerada como una de las mayores masacres de las que se tenga registro en Centroamérica, en la que el Ejército salvadoreño aniquiló a cientos de personas.Según la demanda presentada ante la CorteIDH, en la masacre fallecieron cerca de un millar de personas, pero los jueces sólo lograron comprobar 440 víctimas, de las cuales "una gran cantidad" eran niños.Por otra parte, el director del IML señaló que el radar prestado por España también se va "a usar por supuesto en todos los cementerios clandestinos" que han sido localizados en el país en la actualidad, como el de la finca El Limón, en el municipio de Colón, 19 kilómetros al oeste de San Salvador.Los trabajos en esa zona se iniciaron el 19 de noviembre pasado, pero fue hasta el 10 de diciembre que la Fiscalía hizo oficial el descubrimiento del enterramiento en la finca.De momento en el lugar, que abarca unos "200 metros cuadrados" de la finca, se han localizado 28 cadáveres, según las autoridades de Justicia y Seguridad.De acuerdo con Fortín, se ha logrado exhumar 26 de los cuerpos localizados en la finca, donde se calcula que hay unos 44 cadáveres sepultados en total, según la Fiscalía."El Limón es uno" de los enterramientos clandestinos donde se utilizará el nuevo aparato, pero "tenemos conocimiento de por lo menos dos cementerios más" en San Salvador, dijo Fortín sin dar detalles.La cifra de desaparecidos el año pasado casi se duplicó en relación a 2012, y varios expertos, entre ellos Fortín, sostienen que los homicidios podrían estar siendo ocultados bajo la modalidad de enterramientos clandestinos y desaparecidos desde la implementación de la "tregua" entre pandillas.La "tregua" se inició en marzo de 2012 y ha permitido desde entonces una disminución de los homicidios en un 52 %, según las autoridades salvadoreñas.El año pasado, hasta el 1 de diciembre, al menos 1.070 personas habían sido reportadas como desaparecidas en El Salvador, 525 más que las 545 registradas durante el mismo período de 2012, según datos policiales.El director de la Policía, Rigoberto Pleités, reconoció en diciembre pasado que se estaba analizando la cifra de desaparecidos porque "posiblemente muchos de estos (...) hayan sido asesinados".

España contribuirá con un georadar a la búsqueda de cadáveres de una masacre perpetrada durante la guerra civil y de enterramientos clandestinos de la actualidad en El Salvador, dijo a Efe el director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín.El aparato servirá para "poder ver dónde hay huesos, osamentas", y luego hacer la excavaciones respectivas de una manera certera, explicó el funcionario salvadoreño.Fortín detalló que el georadar, que ha sido prestado por España, será utilizado tanto en el caso de la masacre El Mozote, cometida durante la guerra civil (1980-1992), como en los enterramientos clandestinos que se han descubierto en el país en los últimos meses.En el caso de la matanza de El Mozote, que fue cometida entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 por militares salvadoreños, ya se ha "comenzado con el levantamiento topográfico" de la zona, donde posteriormente se realizarán las excavaciones con mayor precisión gracias al "radar especial que hemos solicitado a España (...) para saber dónde hay restos óseos", añadió.Señaló que en el caso de El Mozote los restos óseos de las víctimas "no están en un solo lugar", sino que se "sospecha" que "hay una cantidad (...) de cadáveres, osamentas, en las cercanías, en los caseríos", donde fueron exhumados más de dos centenares en 2004.El georadar facilitará el trabajo, ya que sobre el terreno se podrá ver "qué hay debajo de él; entonces, así podemos saber por ultrasonidos dónde excavar", enfatizó Fortín.Las excavaciones en la zona se harán en cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en Costa Rica, que condenó al Estado salvadoreño por la matanza de El Mozote en un fallo dictado el 25 de octubre de 2012 y divulgado el 10 de diciembre del mismo año, añadió.Esa matanza es considerada como una de las mayores masacres de las que se tenga registro en Centroamérica, en la que el Ejército salvadoreño aniquiló a cientos de personas.Según la demanda presentada ante la CorteIDH, en la masacre fallecieron cerca de un millar de personas, pero los jueces sólo lograron comprobar 440 víctimas, de las cuales "una gran cantidad" eran niños.Por otra parte, el director del IML señaló que el radar prestado por España también se va "a usar por supuesto en todos los cementerios clandestinos" que han sido localizados en el país en la actualidad, como el de la finca El Limón, en el municipio de Colón, 19 kilómetros al oeste de San Salvador.Los trabajos en esa zona se iniciaron el 19 de noviembre pasado, pero fue hasta el 10 de diciembre que la Fiscalía hizo oficial el descubrimiento del enterramiento en la finca.De momento en el lugar, que abarca unos "200 metros cuadrados" de la finca, se han localizado 28 cadáveres, según las autoridades de Justicia y Seguridad.De acuerdo con Fortín, se ha logrado exhumar 26 de los cuerpos localizados en la finca, donde se calcula que hay unos 44 cadáveres sepultados en total, según la Fiscalía."El Limón es uno" de los enterramientos clandestinos donde se utilizará el nuevo aparato, pero "tenemos conocimiento de por lo menos dos cementerios más" en San Salvador, dijo Fortín sin dar detalles.La cifra de desaparecidos el año pasado casi se duplicó en relación a 2012, y varios expertos, entre ellos Fortín, sostienen que los homicidios podrían estar siendo ocultados bajo la modalidad de enterramientos clandestinos y desaparecidos desde la implementación de la "tregua" entre pandillas.La "tregua" se inició en marzo de 2012 y ha permitido desde entonces una disminución de los homicidios en un 52 %, según las autoridades salvadoreñas.El año pasado, hasta el 1 de diciembre, al menos 1.070 personas habían sido reportadas como desaparecidas en El Salvador, 525 más que las 545 registradas durante el mismo período de 2012, según datos policiales.El director de la Policía, Rigoberto Pleités, reconoció en diciembre pasado que se estaba analizando la cifra de desaparecidos porque "posiblemente muchos de estos (...) hayan sido asesinados".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios