Estabilidad económica y combate desnutrición marcan Gobierno de Pérez Molina

Vista general de este 11 de enero de 2013, del barrio "La Limonada", una de las zonas mas peligrosas de Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE Vista general de este 11 de enero de 2013, del barrio "La Limonada", una de las zonas mas peligrosas de Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE

Vista general de este 11 de enero de 2013, del barrio "La Limonada", una de las zonas mas peligrosas de Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE

La estabilidad económica y el combate a la desnutrición son algunos de los logros del Gobierno de Otto Pérez Molina, que mañana martes cumple dos años en la Presidencia de Guatemala sin que haya podido aún cumplir su principal compromiso de controlar la violencia en el país.Analistas políticos independientes y empresarios le reconocen a la actual Administración haber hecho de Guatemala uno de los países más reformadores del mundo (está entre los primeros 10 según el Banco Mundial), lo que constituye un imán para las inversiones.De hecho, el año pasado la Inversión Extranjera Directa (IED) se incrementó en más de un 5 % respecto a los 1.207 millones de dólares que ingresaron en 2012, de acuerdo con el presidente del Banco de Guatemala (central), Edgar Barquín.La Asociación Guatemalteca de Exportaciones (Agexport) señala que en medio de la crisis económica mundial que afectó a Estados Unidos, principal socio comercial, y a Europa, el país centroamericano logró mantener la estabilidad de sus ventas al exterior.Las exportaciones generaron 10.051 millones de dólares en divisas, 0,7 puntos por arriba de 2012, y para 2014 la Agexport espera aumentar hasta en un 4,5 % sus ventas sobre todo aprovechando la vigencia del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).El país centroamericano también cerró 2013 con una cifra récord en remesas familiares, que alcanzaron los 5.105 millones de dólares, un 6,7 % más que las de 2012, pese a que las autoridades migratorias estadounidenses deportaron a más de 50.200 indocumentados guatemaltecos.Además, las Reservas Monetarias Internacionales (RMI) aumentaron un 8,62 % el año pasado respecto a 2012 y alcanzaron los 7.270,27 millones de dólares, precisa Barquín.La inflación cerró el año en un 4,39 % y el déficit fiscal en un 2,2 % del producto interno bruto (PIB)."En materia macroeconómica el país cierra el 2013 de manera positiva", sostiene Barquín.En materia social, en 255 de los 334 municipios que tiene el país no se registraron muertes infantiles por desnutrición, lo cual se le atribuye a la estrategia del Pacto Hambre Cero, un programa a través de la cual el Gobierno entrega alimentos y remesas condicionadas a miles de madres pobres.Pérez Molina asegura que su meta es que en Guatemala no muera un solo niño por desnutrición. El año pasado se registró una tasa de 0,68 %, de acuerdo con el mandatario.Una evaluación de la privada Universidad Rafael Landívar (URL) sostiene que mejoraron los montos para la inversión social, pero señala lentitud y una débil capacidad para ejecutar los recursos.Pese a que en el segundo año del actual gobierno hubo ciertos logros en materia de seguridad, el presidente sostiene que falta mucho para lograr la Guatemala segura con la que todavía sueña.La violencia se cobró el año pasado 6.072 vidas, de acuerdo con las estadísticas del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), lo cual representó 47 casos más que los 6.025 del 2012.Las fuerzas de seguridad capturaron en 2013 a un total de 49.633 personas por diferentes delitos, asesinatos, extorsiones y narcotráfico incluidos, un 12,8 % más que en 2012, según el portavoz de la Policía, Jorge Aguilar.Lo destacado del Gobierno en el marco de su Pacto por la Seguridad, la Justicia y la Paz es el aumento del número de agentes y la profesionalización de la Policía Nacional Civil (PNC).Durante 2013 se unieron a la institución 7.000 nuevos policías, con los que la cifra llegó a 30.000, pero aún son insuficientes para garantizar la protección de los más de 15 millones de guatemaltecos, lo que ha obligado a echar mano del Ejército para integrar las Fuerzas de Tarea creadas en 2012 para combatir el crimen.El presidente guatemalteco reconoce que no está satisfecho con los avances que ha tenido en seguridad y que su reto para 2014 será reducir los homicidios.Pérez Molina tiene previsto presentar oficialmente el informe del segundo año de gobierno durante un acto que se celebrará el martes en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, después de que sea juramentada la Nueva Junta Directiva del Congreso para el periodo 2014-2015.

La estabilidad económica y el combate a la desnutrición son algunos de los logros del Gobierno de Otto Pérez Molina, que mañana martes cumple dos años en la Presidencia de Guatemala sin que haya podido aún cumplir su principal compromiso de controlar la violencia en el país.Analistas políticos independientes y empresarios le reconocen a la actual Administración haber hecho de Guatemala uno de los países más reformadores del mundo (está entre los primeros 10 según el Banco Mundial), lo que constituye un imán para las inversiones.De hecho, el año pasado la Inversión Extranjera Directa (IED) se incrementó en más de un 5 % respecto a los 1.207 millones de dólares que ingresaron en 2012, de acuerdo con el presidente del Banco de Guatemala (central), Edgar Barquín.La Asociación Guatemalteca de Exportaciones (Agexport) señala que en medio de la crisis económica mundial que afectó a Estados Unidos, principal socio comercial, y a Europa, el país centroamericano logró mantener la estabilidad de sus ventas al exterior.Las exportaciones generaron 10.051 millones de dólares en divisas, 0,7 puntos por arriba de 2012, y para 2014 la Agexport espera aumentar hasta en un 4,5 % sus ventas sobre todo aprovechando la vigencia del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).El país centroamericano también cerró 2013 con una cifra récord en remesas familiares, que alcanzaron los 5.105 millones de dólares, un 6,7 % más que las de 2012, pese a que las autoridades migratorias estadounidenses deportaron a más de 50.200 indocumentados guatemaltecos.Además, las Reservas Monetarias Internacionales (RMI) aumentaron un 8,62 % el año pasado respecto a 2012 y alcanzaron los 7.270,27 millones de dólares, precisa Barquín.La inflación cerró el año en un 4,39 % y el déficit fiscal en un 2,2 % del producto interno bruto (PIB)."En materia macroeconómica el país cierra el 2013 de manera positiva", sostiene Barquín.En materia social, en 255 de los 334 municipios que tiene el país no se registraron muertes infantiles por desnutrición, lo cual se le atribuye a la estrategia del Pacto Hambre Cero, un programa a través de la cual el Gobierno entrega alimentos y remesas condicionadas a miles de madres pobres.Pérez Molina asegura que su meta es que en Guatemala no muera un solo niño por desnutrición. El año pasado se registró una tasa de 0,68 %, de acuerdo con el mandatario.Una evaluación de la privada Universidad Rafael Landívar (URL) sostiene que mejoraron los montos para la inversión social, pero señala lentitud y una débil capacidad para ejecutar los recursos.Pese a que en el segundo año del actual gobierno hubo ciertos logros en materia de seguridad, el presidente sostiene que falta mucho para lograr la Guatemala segura con la que todavía sueña.La violencia se cobró el año pasado 6.072 vidas, de acuerdo con las estadísticas del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), lo cual representó 47 casos más que los 6.025 del 2012.Las fuerzas de seguridad capturaron en 2013 a un total de 49.633 personas por diferentes delitos, asesinatos, extorsiones y narcotráfico incluidos, un 12,8 % más que en 2012, según el portavoz de la Policía, Jorge Aguilar.Lo destacado del Gobierno en el marco de su Pacto por la Seguridad, la Justicia y la Paz es el aumento del número de agentes y la profesionalización de la Policía Nacional Civil (PNC).Durante 2013 se unieron a la institución 7.000 nuevos policías, con los que la cifra llegó a 30.000, pero aún son insuficientes para garantizar la protección de los más de 15 millones de guatemaltecos, lo que ha obligado a echar mano del Ejército para integrar las Fuerzas de Tarea creadas en 2012 para combatir el crimen.El presidente guatemalteco reconoce que no está satisfecho con los avances que ha tenido en seguridad y que su reto para 2014 será reducir los homicidios.Pérez Molina tiene previsto presentar oficialmente el informe del segundo año de gobierno durante un acto que se celebrará el martes en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, después de que sea juramentada la Nueva Junta Directiva del Congreso para el periodo 2014-2015.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios