Exjefe paramilitar colombiano asume su participación en la masacre de Mapiripán

El exjefe paramilitar Héctor Germán Buitrago, alias "Martín Llanos", confesó hoy ante la Fiscalía General de Colombia su participación en la masacre de Mapiripán en 1997 y se acogió así a la figura de "sentencia anticipada".El ente acusador informó en un comunicado de que el exlíder de las Autodefensas Campesinas del Casanare reconoció ante un fiscal de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario ser coautor de "los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y simultáneo, secuestro agravado y terrorismo"."Martín Llanos", quien fue detenido y deportado desde Venezuela en febrero pasado, era hasta entonces el último de los grandes jefes paramilitares que estaban prófugos y también había sido identificado por las autoridades como uno de los narcotraficantes más buscados."Este proceso en contra de Buitrago Parada, preso en (la cárcel) La Picota de Bogotá, pasará a un juez especializado de Villavicencio para la imposición de la condena", agregó la Fiscalía sin precisar cuántos años pedirá como pena de prisión para el reo.Los hechos por los que "Llanos" se acogió a la sentencia anticipada ocurrieron entre los días 15 y 20 de julio de 1997 en ese pueblo del departamento del Meta, y según recordó la Fiscalía, en ella "miembros de Autodefensas ultimaron a no menos de diez personas, entre otras acciones ilícitas".En ese momento, diversas versiones acreditaron la muerte de casi medio centenar de personas, pero siempre hubo un baile de cifras entre las diferentes instituciones, a lo que se sumó en octubre del año pasado la inquietud de una jueza bogotana sobre la existencia de supuestas "falsas víctimas" de la masacre que restarían la cifra de afectaciones.El máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso, desmovilizado y extraditado a Estados Unidos, confesó que esta masacre congregó a varios escuadrones paramilitares para combatir a los supuestos simpatizantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Mapiripán.A la llegada de "Martín Llanos" a Colombia, el presidente de este país, Juan Manuel Santos, aseguró que el exparamilitar tenía "once órdenes de captura por todos los delitos habidos y por haber".

El exjefe paramilitar Héctor Germán Buitrago, alias "Martín Llanos", confesó hoy ante la Fiscalía General de Colombia su participación en la masacre de Mapiripán en 1997 y se acogió así a la figura de "sentencia anticipada".El ente acusador informó en un comunicado de que el exlíder de las Autodefensas Campesinas del Casanare reconoció ante un fiscal de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario ser coautor de "los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y simultáneo, secuestro agravado y terrorismo"."Martín Llanos", quien fue detenido y deportado desde Venezuela en febrero pasado, era hasta entonces el último de los grandes jefes paramilitares que estaban prófugos y también había sido identificado por las autoridades como uno de los narcotraficantes más buscados."Este proceso en contra de Buitrago Parada, preso en (la cárcel) La Picota de Bogotá, pasará a un juez especializado de Villavicencio para la imposición de la condena", agregó la Fiscalía sin precisar cuántos años pedirá como pena de prisión para el reo.Los hechos por los que "Llanos" se acogió a la sentencia anticipada ocurrieron entre los días 15 y 20 de julio de 1997 en ese pueblo del departamento del Meta, y según recordó la Fiscalía, en ella "miembros de Autodefensas ultimaron a no menos de diez personas, entre otras acciones ilícitas".En ese momento, diversas versiones acreditaron la muerte de casi medio centenar de personas, pero siempre hubo un baile de cifras entre las diferentes instituciones, a lo que se sumó en octubre del año pasado la inquietud de una jueza bogotana sobre la existencia de supuestas "falsas víctimas" de la masacre que restarían la cifra de afectaciones.El máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso, desmovilizado y extraditado a Estados Unidos, confesó que esta masacre congregó a varios escuadrones paramilitares para combatir a los supuestos simpatizantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Mapiripán.A la llegada de "Martín Llanos" a Colombia, el presidente de este país, Juan Manuel Santos, aseguró que el exparamilitar tenía "once órdenes de captura por todos los delitos habidos y por haber".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios