Familiares conmemoran 10 años de cruenta operación militar en Medellín

Decenas de personas, la mayoría de ellas familiares de muertos o desaparecidos, conmemoraron hoy con una caravana los 10 años de la Operación Orión del Gobierno de Colombia para retomar el control de barrios marginales de Medellín (noroeste) en los que actuaban paramilitares y milicianos de las FARC y el ELN.La caravana, que se movilizó por algunos puntos de la llamada Comuna 13, conformada por veinte barrios en ladera y en los que viven unas 200.000 personas en las laderas del oeste de Medellín, la segunda ciudad colombiana, con una población superior a los 2 millones de personas.En cada una de las cuatro paradas que tuvo la caravana, los participantes sacaron pasacalles en las que exigían "justicia" y pedían "no más impunidad", al tiempo que exhibían siluetas de sus seres queridos y fotos.Además, en los mensajes, se instó al Gobierno colombiano a esclarecer los hechos pues todavía hay un número indeterminado de desaparecidos.Los jóvenes, que también participaron en el recorrido, pidieron respeto por la vida, más oportunidades y garantías por sus actuales actividades legales.El Gobierno de entonces, en cabeza del ahora expresidente Álvaro Uribe, ordenó retomar el control de esta parte de Medellín, en donde la violencia campeaba por cuenta de los enfrentamientos entre pandillas, milicianos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) con paramilitares.El 16 de octubre de 2002, durante la Operación Orión, participaron más de 3.000 policías, soldados, agentes secretos y fiscales, apoyados por helicópteros militares.En su momento, el Gobierno reportó la detención de más de doscientas personas.También dijo que murieron al menos 18 personas, de ellas diez milicianos, se confiscaron armas de largo alcance y explosivos, y otras 22 personas que permanecían secuestradas por los milicianos en sus propias casas fueron liberadas.Sin embargo, familiares de algunas personas aseguran que hubo desapariciones que no han sido aclaradas por el Gobierno y que algunos de los muertos no eran militantes de ningún grupo al margen de la ley.

Decenas de personas, la mayoría de ellas familiares de muertos o desaparecidos, conmemoraron hoy con una caravana los 10 años de la Operación Orión del Gobierno de Colombia para retomar el control de barrios marginales de Medellín (noroeste) en los que actuaban paramilitares y milicianos de las FARC y el ELN.La caravana, que se movilizó por algunos puntos de la llamada Comuna 13, conformada por veinte barrios en ladera y en los que viven unas 200.000 personas en las laderas del oeste de Medellín, la segunda ciudad colombiana, con una población superior a los 2 millones de personas.En cada una de las cuatro paradas que tuvo la caravana, los participantes sacaron pasacalles en las que exigían "justicia" y pedían "no más impunidad", al tiempo que exhibían siluetas de sus seres queridos y fotos.Además, en los mensajes, se instó al Gobierno colombiano a esclarecer los hechos pues todavía hay un número indeterminado de desaparecidos.Los jóvenes, que también participaron en el recorrido, pidieron respeto por la vida, más oportunidades y garantías por sus actuales actividades legales.El Gobierno de entonces, en cabeza del ahora expresidente Álvaro Uribe, ordenó retomar el control de esta parte de Medellín, en donde la violencia campeaba por cuenta de los enfrentamientos entre pandillas, milicianos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) con paramilitares.El 16 de octubre de 2002, durante la Operación Orión, participaron más de 3.000 policías, soldados, agentes secretos y fiscales, apoyados por helicópteros militares.En su momento, el Gobierno reportó la detención de más de doscientas personas.También dijo que murieron al menos 18 personas, de ellas diez milicianos, se confiscaron armas de largo alcance y explosivos, y otras 22 personas que permanecían secuestradas por los milicianos en sus propias casas fueron liberadas.Sin embargo, familiares de algunas personas aseguran que hubo desapariciones que no han sido aclaradas por el Gobierno y que algunos de los muertos no eran militantes de ningún grupo al margen de la ley.

Más noticias

0 Comentarios