Fuerzas mexicanas comienzan el desarme de los grupos de autodefensa en Michoacán

Un integrante de grupos de autodefensa durante enfrentamientos con grupos armados en el estado mexicano de Michoacán. EFE Un integrante de grupos de autodefensa durante enfrentamientos con grupos armados en el estado mexicano de Michoacán. EFE

Un integrante de grupos de autodefensa durante enfrentamientos con grupos armados en el estado mexicano de Michoacán. EFE

Fuerzas federales mexicanas comenzaron anoche a desarmar a los grupos de autodefensa que actúan en el estado de Michoacán, los cuales aceptaron el llamamiento del Gobierno mexicano a regresar a sus comunidades.Fuentes del Gobierno de Michoacán confirmaron a Efe que miembros del Ejército y la Marina comenzaron el desarme en la localidad de Nueva Italia, en el municipio de Múgica, así como en las localidades de Parácuaro y Antúnez, en el municipio de Parácuaro.No obstante, Estanislao Beltrán, uno de los principales líderes del grupo de autodefensa de Tepalcatepec, que en fechas recientes se ha extendido a otros municipios de Michoacán, declaró por teléfono a Efe que su agrupación se resistirá al desarme."Aquí estamos con el Ejército. No vamos a entregar las armas. Aquí nos vamos a morir. Aquí nos vamos a morir todos", dijo Beltrán con voz agitada desde Nueva Italia.En cambio, el también líder del mismo grupo y dirigente del Consejo General de Autodefensas y Comunitarios de Michoacán, José Manuel Mireles, indicó que esas agrupaciones aceptan el llamamiento del Gobierno federal a regresar a sus comunidades y reanudar sus actividades habituales.En un vídeo enviado a un noticiero televisivo, Mireles dijo que el Consejo "atiende al llamado de la Secretaría de Gobernación y también de nuestro amigo el gobernador del estado (Fausto Vallejo)"."Nosotros lo único que queremos es que se restablezca el Estado de derecho, no que se pierdan los poderes, porque eso sería una revolución civil que no íbamos a parar", añadió.Este lunes, el secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, exhortó a los grupos de civiles armados que se integren en los cuerpos policiales o, de lo contrario, depongan sus armas y regresen a sus lugares de origen.Poco después, diversos líderes de los grupos de autodefensa respondieron al Gobierno que antes de dejar las armas deberían ser detenidos los principales líderes de la organización criminal Los Caballeros Templarios.La organización de Los Caballeros Templarios nació en diciembre de 2010 como escisión del cártel de La Familia Michoacana y desde entonces ha aumentado su poder en la región.Además del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, la agrupación está acusada de delitos como extorsiones, secuestros y homicidios.

Fuerzas federales mexicanas comenzaron anoche a desarmar a los grupos de autodefensa que actúan en el estado de Michoacán, los cuales aceptaron el llamamiento del Gobierno mexicano a regresar a sus comunidades.Fuentes del Gobierno de Michoacán confirmaron a Efe que miembros del Ejército y la Marina comenzaron el desarme en la localidad de Nueva Italia, en el municipio de Múgica, así como en las localidades de Parácuaro y Antúnez, en el municipio de Parácuaro.No obstante, Estanislao Beltrán, uno de los principales líderes del grupo de autodefensa de Tepalcatepec, que en fechas recientes se ha extendido a otros municipios de Michoacán, declaró por teléfono a Efe que su agrupación se resistirá al desarme."Aquí estamos con el Ejército. No vamos a entregar las armas. Aquí nos vamos a morir. Aquí nos vamos a morir todos", dijo Beltrán con voz agitada desde Nueva Italia.En cambio, el también líder del mismo grupo y dirigente del Consejo General de Autodefensas y Comunitarios de Michoacán, José Manuel Mireles, indicó que esas agrupaciones aceptan el llamamiento del Gobierno federal a regresar a sus comunidades y reanudar sus actividades habituales.En un vídeo enviado a un noticiero televisivo, Mireles dijo que el Consejo "atiende al llamado de la Secretaría de Gobernación y también de nuestro amigo el gobernador del estado (Fausto Vallejo)"."Nosotros lo único que queremos es que se restablezca el Estado de derecho, no que se pierdan los poderes, porque eso sería una revolución civil que no íbamos a parar", añadió.Este lunes, el secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, exhortó a los grupos de civiles armados que se integren en los cuerpos policiales o, de lo contrario, depongan sus armas y regresen a sus lugares de origen.Poco después, diversos líderes de los grupos de autodefensa respondieron al Gobierno que antes de dejar las armas deberían ser detenidos los principales líderes de la organización criminal Los Caballeros Templarios.La organización de Los Caballeros Templarios nació en diciembre de 2010 como escisión del cártel de La Familia Michoacana y desde entonces ha aumentado su poder en la región.Además del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, la agrupación está acusada de delitos como extorsiones, secuestros y homicidios.

Más noticias

0 Comentarios