El Gobierno argentino atribuye la caída de las reservas al pago de la deuda

En la imagen, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete argentino. EFE/Archivo En la imagen, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete argentino. EFE/Archivo

En la imagen, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete argentino. EFE/Archivo

El Gobierno argentino negó hoy que exista inquietud en el Ejecutivo por la fuerte caída de las reservas monetarias, que se situaron por debajo de los 30.000 millones de dólares por primera vez en casi ocho años, y atribuyó el descenso a cuestiones "estacionales" y al último pago de deuda en diciembre."El Gobierno lo que ha hecho es utilizar estas reservas en materia de desendeudamiento para afrontar los pagos de vencimiento de deuda pública, gastos de insumos para el desarrollo productivo y gastos de turismo en el exterior", explicó en rueda de prensa el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.El Banco Central argentino dio a conocer el miércoles que sus reservas monetarias estaban en 29.858 millones de dólares, el nivel más bajo desde el 21 de noviembre de 2006.Capitanich precisó hoy que "no necesariamente tiene que haber asociación entre volumen de reservas y base monetaria" y atribuyó también el fuerte descenso a "parámetros de estacionalidad"."El nivel de reservas hoy tiene que ver con el esfuerzo hecho por los argentinos para pagar deudas, por ejemplo casi 10.000 millones de dólares con el FMI (Fondo Monetario Internacional). ¿El pueblo se imagina el condicionamiento para no tener autonomía?. Argentina optó por el ejercicio pleno de soberanía y autonomía", dijo.El anuncio del descenso de las reservas coincidió con un nuevo máximo en el precio del dólar en el mercado informal, que superó los 11 pesos por unidad.En la plaza oficial, la divisa norteamericana se comercializó a 6,70 pesos para la compra y 6,75 pesos para la venta, mientras que en los circuitos informales escaló 13 centavos y cotizó hasta los 11,06 pesos.La acelerada liquidación de las reservas monetarias es uno de los principales problemas que enfrenta la economía argentina desde finales de 2011, el mismo año en el que se había alcanzado una cifra récord de 52.654 millones de dólares.Desde entonces, las reservas internacionales del Banco Central han venido cayendo debido al pago de la abultada factura en exportación energética, a las consecuencias del llamado "cepo al dólar" impuesto por el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández y a los numerosos compromisos internacionales de deuda asumidos por el país.La instauración del "cepo cambiario" en octubre de 2011 se tradujo, además, en un pujante mercado negro en el que la cotización de la divisa tiene un valor muy superior al cambio oficial.En Argentina hay escasez de dólares y exceso de pesos motivado también por la política monetaria expansiva, el gasto fiscal sostenido y la estrategia de desendeudamiento sin financiación externa.

El Gobierno argentino negó hoy que exista inquietud en el Ejecutivo por la fuerte caída de las reservas monetarias, que se situaron por debajo de los 30.000 millones de dólares por primera vez en casi ocho años, y atribuyó el descenso a cuestiones "estacionales" y al último pago de deuda en diciembre."El Gobierno lo que ha hecho es utilizar estas reservas en materia de desendeudamiento para afrontar los pagos de vencimiento de deuda pública, gastos de insumos para el desarrollo productivo y gastos de turismo en el exterior", explicó en rueda de prensa el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.El Banco Central argentino dio a conocer el miércoles que sus reservas monetarias estaban en 29.858 millones de dólares, el nivel más bajo desde el 21 de noviembre de 2006.Capitanich precisó hoy que "no necesariamente tiene que haber asociación entre volumen de reservas y base monetaria" y atribuyó también el fuerte descenso a "parámetros de estacionalidad"."El nivel de reservas hoy tiene que ver con el esfuerzo hecho por los argentinos para pagar deudas, por ejemplo casi 10.000 millones de dólares con el FMI (Fondo Monetario Internacional). ¿El pueblo se imagina el condicionamiento para no tener autonomía?. Argentina optó por el ejercicio pleno de soberanía y autonomía", dijo.El anuncio del descenso de las reservas coincidió con un nuevo máximo en el precio del dólar en el mercado informal, que superó los 11 pesos por unidad.En la plaza oficial, la divisa norteamericana se comercializó a 6,70 pesos para la compra y 6,75 pesos para la venta, mientras que en los circuitos informales escaló 13 centavos y cotizó hasta los 11,06 pesos.La acelerada liquidación de las reservas monetarias es uno de los principales problemas que enfrenta la economía argentina desde finales de 2011, el mismo año en el que se había alcanzado una cifra récord de 52.654 millones de dólares.Desde entonces, las reservas internacionales del Banco Central han venido cayendo debido al pago de la abultada factura en exportación energética, a las consecuencias del llamado "cepo al dólar" impuesto por el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández y a los numerosos compromisos internacionales de deuda asumidos por el país.La instauración del "cepo cambiario" en octubre de 2011 se tradujo, además, en un pujante mercado negro en el que la cotización de la divisa tiene un valor muy superior al cambio oficial.En Argentina hay escasez de dólares y exceso de pesos motivado también por la política monetaria expansiva, el gasto fiscal sostenido y la estrategia de desendeudamiento sin financiación externa.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios