El Gobierno argentino prevé un crecimiento récord del turismo doméstico

En la imagen, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete argentino. EFE/Archivo En la imagen, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete argentino. EFE/Archivo

En la imagen, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete argentino. EFE/Archivo

El Gobierno argentino previó hoy un incremento récord del turismo doméstico para la próxima temporada, cumplido un mes del aumento del impuesto a los pasajes y paquetes turísticos en el extranjero."Se espera una meta de 27,9 millones de turistas en destinos domésticos, lo cual constituye récord histórico desde el año 2003, con un incremento del 59 por ciento", anunció hoy el jefe de Gabinete de Gobierno, Jorge Capitanich, durante una rueda de prensa."El turismo ha tenido una evolución, desde el punto de vista doméstico, muy significativa desde diciembre a marzo", aseguró Capitanich y añadió que durante el pasado mes -el primero de la temporada estival en Argentina- se registraron 5,1 millones de viajeros argentinos con destino nacional.A la vista de esa cifra, el Ejecutivo prevé números récord de turismo doméstico para esta temporada, cumplido poco más de un mes del aumento del 15 % sobre el cargo al denominado "dólar turista", el tipo de cambio que se aplica a la compra de pasajes y paquetes turísticos para el extranjero.Mientras que antes se aplicaba una tasa del 20 % sobre el precio de cambio oficial del dólar, a partir de diciembre el nuevo equipo económico del Gobierno de Cristina Fernández decidió aumentar el gravamen al 35 %, como estrategia para frenar la fuga de divisas.Este tipo de cambio rige también para las operaciones con tarjeta realizadas en cualquier divisa extranjera, lo que aumenta de forma considerable el presupuesto necesario para que los argentinos puedan pasar sus vacaciones en el extranjero.La acelerada liquidación de las reservas monetarias es uno de los principales problemas que enfrenta la economía argentina desde finales de 2011, año en el que se había alcanzado una cifra récord de 52.654 millones de dólares.Aunque el Ejecutivo logró cerrar 2013 sin perforar la frontera 30.000 millones de dólares, las reservas internacionales del Banco Central han venido cayendo debido al pago de la abultada factura en exportación energética, a las consecuencias del llamado "cepo al dólar" y a los numerosos compromisos internacionales de deuda asumidos por el país.La instauración del "cepo cambiario" en octubre de 2011 por parte del Ejecutivo de Cristina Fernández se tradujo, además, en un pujante mercado negro en el que la cotización de la divisa tiene un valor muy superior al cambio oficial.El dólar oficial cotiza actualmente a 6,63 pesos para la venta, mientras que el dólar turista y el dólar tarjeta rondan los 8,95 pesos y el informal marca un precio de 10,8 pesos.

El Gobierno argentino previó hoy un incremento récord del turismo doméstico para la próxima temporada, cumplido un mes del aumento del impuesto a los pasajes y paquetes turísticos en el extranjero."Se espera una meta de 27,9 millones de turistas en destinos domésticos, lo cual constituye récord histórico desde el año 2003, con un incremento del 59 por ciento", anunció hoy el jefe de Gabinete de Gobierno, Jorge Capitanich, durante una rueda de prensa."El turismo ha tenido una evolución, desde el punto de vista doméstico, muy significativa desde diciembre a marzo", aseguró Capitanich y añadió que durante el pasado mes -el primero de la temporada estival en Argentina- se registraron 5,1 millones de viajeros argentinos con destino nacional.A la vista de esa cifra, el Ejecutivo prevé números récord de turismo doméstico para esta temporada, cumplido poco más de un mes del aumento del 15 % sobre el cargo al denominado "dólar turista", el tipo de cambio que se aplica a la compra de pasajes y paquetes turísticos para el extranjero.Mientras que antes se aplicaba una tasa del 20 % sobre el precio de cambio oficial del dólar, a partir de diciembre el nuevo equipo económico del Gobierno de Cristina Fernández decidió aumentar el gravamen al 35 %, como estrategia para frenar la fuga de divisas.Este tipo de cambio rige también para las operaciones con tarjeta realizadas en cualquier divisa extranjera, lo que aumenta de forma considerable el presupuesto necesario para que los argentinos puedan pasar sus vacaciones en el extranjero.La acelerada liquidación de las reservas monetarias es uno de los principales problemas que enfrenta la economía argentina desde finales de 2011, año en el que se había alcanzado una cifra récord de 52.654 millones de dólares.Aunque el Ejecutivo logró cerrar 2013 sin perforar la frontera 30.000 millones de dólares, las reservas internacionales del Banco Central han venido cayendo debido al pago de la abultada factura en exportación energética, a las consecuencias del llamado "cepo al dólar" y a los numerosos compromisos internacionales de deuda asumidos por el país.La instauración del "cepo cambiario" en octubre de 2011 por parte del Ejecutivo de Cristina Fernández se tradujo, además, en un pujante mercado negro en el que la cotización de la divisa tiene un valor muy superior al cambio oficial.El dólar oficial cotiza actualmente a 6,63 pesos para la venta, mientras que el dólar turista y el dólar tarjeta rondan los 8,95 pesos y el informal marca un precio de 10,8 pesos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios