El Gobierno argentino culpa al capitalino por la rotura de un caño de gas

Ciudadanos pasan frente a los generadores de energía ubicados en el exterior de los comercios en el barrio porteño de Recoleta, afectado por un apagón. EFE/Archivo Ciudadanos pasan frente a los generadores de energía ubicados en el exterior de los comercios en el barrio porteño de Recoleta, afectado por un apagón. EFE/Archivo

Ciudadanos pasan frente a los generadores de energía ubicados en el exterior de los comercios en el barrio porteño de Recoleta, afectado por un apagón. EFE/Archivo

El Gobierno de Argentina culpó hoy al Ejecutivo de la ciudad de Buenos Aires por la rotura de un caño de la red de distribución de gas natural en la capital del país, luego de un incidente similar que la semana pasada causara un apagón en la ciudad.El Ente Nacional Regulador del Gas, dependiente del Ministerio de Planificación de Argentina, informó que hoy se produjo la rotura de un caño de gas en el barrio porteño de La Boca "por maniobras imprudentes efectuadas" por una máquina tunelera de la empresa Aparo, contratada por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.El Ministerio de Planificación dijo en un comunicado que "este hecho se suma a los ya varios incidentes producto de la irresponsabilidad reflejada en no solicitar los planos de interferencias pertinentes a pesar de su obligatoriedad y de la negligencia de quienes actúan con impericia en perjuicio de los servicios públicos brindados a los habitantes de esta ciudad".El Gobierno argentino dijo que "gracias a los esfuerzos" de la empresa distribuidora Metrogas se ha podido efectuar las reparaciones "con notable celeridad", con el fin de continuar con la normal prestación del servicio.El Ministerio de Planificación advirtió que el ente de regulación impondrá sanciones a la empresa contratista y al Gobierno de la ciudad por "los daños y la obstrucción del servicio de gas natural a industrias y hogares porteños".El Gobierno argentina ya había denunciado la semana pasada al Ejecutivo porteño, encabezado por el candidato presidencial opositor Mauricio Macri, por un apagón que dejó sin servicio de electricidad a unos 100.000 usuarios.En esa oportunidad, el incidente se produjo cuando una empresa contratada por la empresa mexicana de telecomunicaciones Telmex para realizar una excavación rompió líneas de alta tensión de la distribuidora de energía Edesur, controlada por la española Endesa.

El Gobierno de Argentina culpó hoy al Ejecutivo de la ciudad de Buenos Aires por la rotura de un caño de la red de distribución de gas natural en la capital del país, luego de un incidente similar que la semana pasada causara un apagón en la ciudad.El Ente Nacional Regulador del Gas, dependiente del Ministerio de Planificación de Argentina, informó que hoy se produjo la rotura de un caño de gas en el barrio porteño de La Boca "por maniobras imprudentes efectuadas" por una máquina tunelera de la empresa Aparo, contratada por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.El Ministerio de Planificación dijo en un comunicado que "este hecho se suma a los ya varios incidentes producto de la irresponsabilidad reflejada en no solicitar los planos de interferencias pertinentes a pesar de su obligatoriedad y de la negligencia de quienes actúan con impericia en perjuicio de los servicios públicos brindados a los habitantes de esta ciudad".El Gobierno argentino dijo que "gracias a los esfuerzos" de la empresa distribuidora Metrogas se ha podido efectuar las reparaciones "con notable celeridad", con el fin de continuar con la normal prestación del servicio.El Ministerio de Planificación advirtió que el ente de regulación impondrá sanciones a la empresa contratista y al Gobierno de la ciudad por "los daños y la obstrucción del servicio de gas natural a industrias y hogares porteños".El Gobierno argentina ya había denunciado la semana pasada al Ejecutivo porteño, encabezado por el candidato presidencial opositor Mauricio Macri, por un apagón que dejó sin servicio de electricidad a unos 100.000 usuarios.En esa oportunidad, el incidente se produjo cuando una empresa contratada por la empresa mexicana de telecomunicaciones Telmex para realizar una excavación rompió líneas de alta tensión de la distribuidora de energía Edesur, controlada por la española Endesa.

Más noticias

0 Comentarios