El Gobierno argentino reemplaza al titular de cuestionado ente regulador eléctrico

Unos argentinos se refrescan en aspersores de agua en el centro de Buenos Aires (Argentina). EFE Galería
Niños juega con agua el 17 de enero de 2014, en el centro de Buenos Aires (Argentina). EFE Galería

Unos argentinos se refrescan en aspersores de agua en el centro de Buenos Aires (Argentina). EFE

En medio de una crisis energética protagonizada por abundantes cortes de luz derivados del aumento de la demanda de electricidad por el calor, el Gobierno argentino designó hoy a un nuevo titular al frente del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).A través de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial, el Ejecutivo designó a Ricardo Alejandro Martínez Leone como nuevo director del organismo estatal que gestiona el sistema eléctrico en reemplazo de Mario Humberto de Casas.El relevo tiene lugar tras las críticas al ENRE por su escasa capacidad de reacción frente a los prolongados apagones registrados en la capital argentina y su área metropolitana el pasado diciembre.El nombramiento del nuevo responsable se realizó atendiendo a sus "antecedentes técnicos y profesionales" y su actuación como vocal segundo del ENRE desde 2008, según el texto.El ente estatal encargado de gestionar los recursos eléctricos estuvo en el epicentro de la polémica durante la histórica ola de calor, la más duradera en un siglo, que afectó a Argentina a finales de diciembre y provocó picos de demanda energética que derivaron en prolongados cortes de luz en la ciudad y la provincia de Buenos Aires.El Ejecutivo de Cristina Fernández señaló entonces a las compañías Edesur, controlada por la española Endesa, y Edenor, de capitales argentinos, como únicas responsables del colapso del sistema y decidió aumentar el control sobre el suministro y sancionar a las eléctricas.Edesur y Endenor presentaron planes con medidas para evitar una repetición de la pasada crisis, a los que se unen ahora los cambios al frente del ENRE.Sin embargo, los cortes de luz volvieron puntualmente en algunas zonas de la capital durante la jornada de ayer, debido a un nuevo aumento de las temperaturas máximas hasta valores por encima de los 35 grados.Esta nueva ola de calor, que se prolongará durante todo el fin de semana, tiene a Buenos Aires y su área metropolitana en alerta amarilla y se prevé que los termómetros lleguen hoy hasta los 37 grados.

En medio de una crisis energética protagonizada por abundantes cortes de luz derivados del aumento de la demanda de electricidad por el calor, el Gobierno argentino designó hoy a un nuevo titular al frente del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).A través de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial, el Ejecutivo designó a Ricardo Alejandro Martínez Leone como nuevo director del organismo estatal que gestiona el sistema eléctrico en reemplazo de Mario Humberto de Casas.El relevo tiene lugar tras las críticas al ENRE por su escasa capacidad de reacción frente a los prolongados apagones registrados en la capital argentina y su área metropolitana el pasado diciembre.El nombramiento del nuevo responsable se realizó atendiendo a sus "antecedentes técnicos y profesionales" y su actuación como vocal segundo del ENRE desde 2008, según el texto.El ente estatal encargado de gestionar los recursos eléctricos estuvo en el epicentro de la polémica durante la histórica ola de calor, la más duradera en un siglo, que afectó a Argentina a finales de diciembre y provocó picos de demanda energética que derivaron en prolongados cortes de luz en la ciudad y la provincia de Buenos Aires.El Ejecutivo de Cristina Fernández señaló entonces a las compañías Edesur, controlada por la española Endesa, y Edenor, de capitales argentinos, como únicas responsables del colapso del sistema y decidió aumentar el control sobre el suministro y sancionar a las eléctricas.Edesur y Endenor presentaron planes con medidas para evitar una repetición de la pasada crisis, a los que se unen ahora los cambios al frente del ENRE.Sin embargo, los cortes de luz volvieron puntualmente en algunas zonas de la capital durante la jornada de ayer, debido a un nuevo aumento de las temperaturas máximas hasta valores por encima de los 35 grados.Esta nueva ola de calor, que se prolongará durante todo el fin de semana, tiene a Buenos Aires y su área metropolitana en alerta amarilla y se prevé que los termómetros lleguen hoy hasta los 37 grados.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios