Huracán María: Primeros datos de su paso al norte de Puerto Rico

Imágenes de las inundaciones en Toa Alta. Imágenes de las inundaciones en Toa Alta.

Imágenes de las inundaciones en Toa Alta. Instagram por maricoocha

El huracán María pasó con ferocidad por Puerto Rico y disminuyó su intensidad dramáticamente tras salir de la 'Isla del Encanto'. 

Ahora autoridades como el Servicio Nacional de Meteorología advierten que aunque el fenómeno ya se encuentra en República Dominicana, existe para la Isla un gran potencial de inundaciones. 

Durante su paso por el norte, los fuertes vientos generados por el huracán en la 'tierra de Borinquen' hicieron que inicialmente los municipios del norte como Manatí, Florida, Vega Baja, Vega Alta, Dorado y Toa Alta, sintieran sus efectos casi de inmediato: en solo minutos ya no había servicio de energía y las comunicaciones estaban fallando, informó el medio local El Nuevo Día. 

Los vientos de al menos 145 millas por hora llegaron del este con ráfagas que comenzaron con los daños: "Primero una ráfaga de viento detuvo la mayoría de las transmisiones inalámbricas", informó el mismo medio. 

Luego continuaron perdiéndose las líneas telefónicas, hasta que los municipios quedaron totalmente incomunicados solo con señal de radios analógicos. "Algunos teléfonos móviles tenían señal, pero funcionaban con intermitencia" explicó el medio El Nuevo Día.

Según la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias (AEMEAD) mientras el huracán aumentaba en su intensidad a su paso por Puerto Rico, menos se sabía sobre lo que sucedía en las afueras, debido a la falta de comunicaciones en el territorio.

#hurranemaria en Toa Baja, esto da miedo...😰 Ya los vientos más fuertes disminuyeron... ahora vienen las inundaciones 😰😰😰

Una publicación compartida de Tommy Ramos (@tommyramos_pur) el 20 de Sep de 2017 a la(s) 7:29 PDT

Pero no solo los vientos eran una amenaza ya que las inundaciones por las lluvias torrenciales, el desbordamiento de ríos y embalses, y hasta las marejadas ciclónicas que alcanzaron los 5,7 pies con olas superiores a 20 pies, se convertían cada vez más, en una amenaza que aún no deja de ser un riesgo. 

"Casi todo Puerto Rico está bajo aviso de inundaciones repentinas", dijo Ernesto Morales, del Servicio Nacional de Meteorología a Primera Hora. 

Por lo tanto, durante el paso de María por Puerto Rico, incluyendo la zona norte, la primera en recibir su impacto, solo quedó la opción de esperar a que finalizara su recorrido, sin conocer realmente si tendría cambios de dirección o trayectoria y esperando que sucediera lo que habían pronosticado los últimos informes recibidos antes del impacto del huracán. 

Mientras tanto aumentaba la destrucción: se escuchaba el sonido de postes de luz y árboles arrancados que caían al piso, techos volando, problemas con las estructuras de muchas de las edificaciones e imponentes inundaciones que fueron cobrando fuerza, siendo muchas de las consecuencias que experimentó el territorio. 

Adicionalmente, durante la emergencia se recibieron informes de viviendas colapsadas como la de Utuado donde una familia resultó afectada, refugios y hospitales inundados afectando a cientos de personas, además vías cubiertas por el agua, en zonas como Vega Baja y Alta

#huracanmaria #toabaja #Puerto Rico #prayforpuertorico

Una publicación compartida de EJ De Jesus (@erniedejesus) el 20 de Sep de 2017 a la(s) 5:06 PDT

Ahora debido a toda esta emergencia el director de AEMEAD, Abner Gómez, pidió al pueblo paciencia puesto que el Gobierno no funcionará a cabalidad hasta las próximas 72 horas, informó el medio Primera Hora.

Gómez dijo que el problema de telecomunicaciones afecta incluso a miembros del gabinete, que han podido comunicarse con sus respectivos familiares.

Etiquetas:

Relacionados

0 Comentarios