Ingreso de turistas a Venezuela, estable en 2013 en 1,2 millones de visitas

Según el ministro, Venezuela dejaba de percibir unos 3.000 millones de dólares anuales por no contar con un sistema para que los turistas gasten sus divisas en el mercado legal y confió en que con esta nueva modalidad el país comience a "recibir algo" de Según el ministro, Venezuela dejaba de percibir unos 3.000 millones de dólares anuales por no contar con un sistema para que los turistas gasten sus divisas en el mercado legal y confió en que con esta nueva modalidad el país comience a "recibir algo" de

Según el ministro, Venezuela dejaba de percibir unos 3.000 millones de dólares anuales por no contar con un sistema para que los turistas gasten sus divisas en el mercado legal y confió en que con esta nueva modalidad el país comience a "recibir algo" de

El número de turistas que visitaron Venezuela durante 2013 permaneció estable en comparación con 2012, en torno a 1,2 millones de personas, afectado por la situación política que vivió el país, dijo hoy el ministro de Turismo, Andrés Izarra."Estuvimos muy influenciados este año (en referencia a 2013), tuvimos dos grandes eventos electorales, uno de ellos causó una conmoción que proyectó una imagen muy negativa al país y afectó sin duda alguna el flujo turístico en el segundo semestre del año", sostuvo Izarra en declaraciones a periodistas.El ministro se refirió a las elecciones municipales de diciembre pasado, que transcurrieron sin incidentes, y a los comicios presidenciales de abril, cuyo estrecho resultado abrió una crisis política que dio paso a algunos episodios puntuales de violencia.El año estuvo marcado también por la muerte en marzo del presidente Hugo Chávez, que proyectó incertidumbre sobre la estabilidad política de Venezuela.Sin embargo, Izarra destacó el crecimiento del 20 % en el número de visitantes brasileños, una tasa de expansión que el país espera mantener o superar a lo largo de este año.En un alto de un encuentro de autoridades turísticas del Mercosur, el ministro evitó fijar una meta sobre el ingreso global de turistas para este año, al que calificó de "especial" por la celebración del Mundial de Fútbol en el vecino Brasil."Es un año muy especial porque tenemos el Mundial de Fútbol en Brasil, eso va a representar una gran oportunidad para nosotros. Vamos a hacer un trabajo muy especial de mercadeo en todo Brasil aprovechando el Mundial", dijo.En pro de captar divisas que ayuden al país a reducir su dependencia del petróleo, Venezuela ha posado sus ojos en el mercado brasileño y anunció recientemente que mejorará su infraestructura en el sureste del país para facilitar que los turistas del norte de Brasil tengan un mejor acceso, sobre todo a las playas del Caribe.A fines de diciembre, implementó además un nuevo sistema para que los turistas extranjeros puedan cambiar divisas a un tipo de cambio más favorable que el oficial en los bancos y taquillas autorizadas por el Estado, dado que en Venezuela no existe acceso libre a la compraventa de divisas en el marco de un control de cambios.Izarra afirmó que esta nueva modalidad "tendrá un impacto positivo en la economía turística del país" porque permitirá que los turistas dejen divisas en el país que antes se iban al mercado negro.Según el ministro, Venezuela dejaba de percibir unos 3.000 millones de dólares anuales por no contar con un sistema para que los turistas gasten sus divisas en el mercado legal y confió en que con esta nueva modalidad el país comience a "recibir algo" de esa suma, aunque evitó dar una estimación concreta.Igualmente, Izarra se refirió a los problemas de inseguridad ciudadana que vive Venezuela, una situación que aleja a los turistas extranjeros del país, e indicó que su ministerio acompaña "los esfuerzos" del Gobierno para combatir el delito, que no es "exclusivo de Venezuela" y abarca "a todos los países".

El número de turistas que visitaron Venezuela durante 2013 permaneció estable en comparación con 2012, en torno a 1,2 millones de personas, afectado por la situación política que vivió el país, dijo hoy el ministro de Turismo, Andrés Izarra."Estuvimos muy influenciados este año (en referencia a 2013), tuvimos dos grandes eventos electorales, uno de ellos causó una conmoción que proyectó una imagen muy negativa al país y afectó sin duda alguna el flujo turístico en el segundo semestre del año", sostuvo Izarra en declaraciones a periodistas.El ministro se refirió a las elecciones municipales de diciembre pasado, que transcurrieron sin incidentes, y a los comicios presidenciales de abril, cuyo estrecho resultado abrió una crisis política que dio paso a algunos episodios puntuales de violencia.El año estuvo marcado también por la muerte en marzo del presidente Hugo Chávez, que proyectó incertidumbre sobre la estabilidad política de Venezuela.Sin embargo, Izarra destacó el crecimiento del 20 % en el número de visitantes brasileños, una tasa de expansión que el país espera mantener o superar a lo largo de este año.En un alto de un encuentro de autoridades turísticas del Mercosur, el ministro evitó fijar una meta sobre el ingreso global de turistas para este año, al que calificó de "especial" por la celebración del Mundial de Fútbol en el vecino Brasil."Es un año muy especial porque tenemos el Mundial de Fútbol en Brasil, eso va a representar una gran oportunidad para nosotros. Vamos a hacer un trabajo muy especial de mercadeo en todo Brasil aprovechando el Mundial", dijo.En pro de captar divisas que ayuden al país a reducir su dependencia del petróleo, Venezuela ha posado sus ojos en el mercado brasileño y anunció recientemente que mejorará su infraestructura en el sureste del país para facilitar que los turistas del norte de Brasil tengan un mejor acceso, sobre todo a las playas del Caribe.A fines de diciembre, implementó además un nuevo sistema para que los turistas extranjeros puedan cambiar divisas a un tipo de cambio más favorable que el oficial en los bancos y taquillas autorizadas por el Estado, dado que en Venezuela no existe acceso libre a la compraventa de divisas en el marco de un control de cambios.Izarra afirmó que esta nueva modalidad "tendrá un impacto positivo en la economía turística del país" porque permitirá que los turistas dejen divisas en el país que antes se iban al mercado negro.Según el ministro, Venezuela dejaba de percibir unos 3.000 millones de dólares anuales por no contar con un sistema para que los turistas gasten sus divisas en el mercado legal y confió en que con esta nueva modalidad el país comience a "recibir algo" de esa suma, aunque evitó dar una estimación concreta.Igualmente, Izarra se refirió a los problemas de inseguridad ciudadana que vive Venezuela, una situación que aleja a los turistas extranjeros del país, e indicó que su ministerio acompaña "los esfuerzos" del Gobierno para combatir el delito, que no es "exclusivo de Venezuela" y abarca "a todos los países".

Más noticias

0 Comentarios