Inician la demolición de casas de Noriega por ser criaderos de Aedes Aegypti

Un grupo de funcionarios y policías realiza trabajos de demolición en la abandonada mansión del encarcelado exdictador, Manuel Antonio Noriega, este 9 de enero DE 2014, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE Un grupo de funcionarios y policías realiza trabajos de demolición en la abandonada mansión del encarcelado exdictador, Manuel Antonio Noriega, este 9 de enero DE 2014, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE

Un grupo de funcionarios y policías realiza trabajos de demolición en la abandonada mansión del encarcelado exdictador, Manuel Antonio Noriega, este 9 de enero DE 2014, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE

El Gobierno panameño inició hoy la demolición de una de las dos mansiones confiscadas al exgeneral Manuel Antonio Noriega, porque se convirtió en un criadero del mosquito transmisor del dengue, virus que a seis personas en los últimos meses en Panamá.El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ordenó ayer demoler las dos mansiones, tras quejarse públicamente por el estado de abandono en que se encuentran y que por ello son un criaderos del Aedes Aegypti."Vamos a dejar esto limpio (...) es una selva en medio de la ciudad, por ello, la estamos demoliendo", dijo a los periodistas en el lugar de la demolición el subadministrador de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), Jaime Cohen.Martinelli anunció este jueves a través de su cuenta en Twitter que "en lo que una vez fue la casa de Noriega haremos un parque nacional del recuerdo en honor a los fallecidos durante la dictadura militar".Las residencias, que el Estado ha intentado sin éxito subastar, se encuentran en la exclusiva zona residencial de Altos del Golf, en la capital panameña, y están valoradas una en 4,3 millones de dólares y la otra en 1,8 millones de dólares.Noriega, de 80 años, purga penas que suman 60 años en la cárcel El Renacer, en las afueras de la capital panameña, a donde llegó extraditado por Francia y tras dos décadas preso en ese país y en Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero.El abogado de Noriega, Julio Berrios, dijo el miércoles que ambas propiedades fueron compradas por Noriega con dineros lícitos y que las mismas son objeto de un proceso de reclamo judicial en Panamá por los familiares del exgeneral.

El Gobierno panameño inició hoy la demolición de una de las dos mansiones confiscadas al exgeneral Manuel Antonio Noriega, porque se convirtió en un criadero del mosquito transmisor del dengue, virus que a seis personas en los últimos meses en Panamá.El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ordenó ayer demoler las dos mansiones, tras quejarse públicamente por el estado de abandono en que se encuentran y que por ello son un criaderos del Aedes Aegypti."Vamos a dejar esto limpio (...) es una selva en medio de la ciudad, por ello, la estamos demoliendo", dijo a los periodistas en el lugar de la demolición el subadministrador de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), Jaime Cohen.Martinelli anunció este jueves a través de su cuenta en Twitter que "en lo que una vez fue la casa de Noriega haremos un parque nacional del recuerdo en honor a los fallecidos durante la dictadura militar".Las residencias, que el Estado ha intentado sin éxito subastar, se encuentran en la exclusiva zona residencial de Altos del Golf, en la capital panameña, y están valoradas una en 4,3 millones de dólares y la otra en 1,8 millones de dólares.Noriega, de 80 años, purga penas que suman 60 años en la cárcel El Renacer, en las afueras de la capital panameña, a donde llegó extraditado por Francia y tras dos décadas preso en ese país y en Estados Unidos por narcotráfico y lavado de dinero.El abogado de Noriega, Julio Berrios, dijo el miércoles que ambas propiedades fueron compradas por Noriega con dineros lícitos y que las mismas son objeto de un proceso de reclamo judicial en Panamá por los familiares del exgeneral.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios