Mujica defiende la unidad latinoamericana en homenaje de universidad argentina

El presidente uruguayo, José Mujica, reivindicó el papel de las universidades para reforzar la unidad política y educativa latinoamericana al recibir hoy un doctorado "honoris causa" en la Universidad argentina de La Plata."En ese mundo que se viene, que van a tener que soportar nuestros descendientes, nuestras patrias necesitan un alero común para que nos proteja en este mundo de globalización", dijo Mujica ante decenas de asistentes.El presidente uruguayo exhortó a las universidades latinoamericanas a dar también "batalla en el campo del conocimiento para no ser dependientes y eso significa investigar, compartir los recursos de nuestra América Latina".Mujica, que fue distinguido por "su trayectoria militante e indiscutible en la defensa de una educación pública, libre y gratuita", aseguró además que las universidades "deben generar un pensamiento político no partidario que trascienda las generaciones".A su juicio, uno de los mayores problemas del continente es que "falta visión a largo plazo, nos estamos quedando cortos y los problemas de todos los días, lo urgente, se come lo imprescindible".El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, entregó el título de doctor "honoris causa" a Mujica y le agradeció su contribución al posicionamiento común de América Latina sobre la educación "como un bien público y social frente al resto del mundo que lo toma como una mercancía".El mandatario viajó con un grupo mínimo de colaboradores y regresará esta misma jornada a Montevideo, informaron fuentes de la Presidencia uruguaya.Mujica y Fernández mantienen una relación de proximidad y se han reunido en varias ocasiones en los últimos años, aunque actualmente los Gobiernos de Uruguay y Argentina tienen discrepancias por el dragado del canal Martín García en el limítrofe Río de la Plata y por las restricciones comerciales dispuestas por las autoridades de Buenos Aires.El gobernante uruguayo, de 77 años y exlíder del Movimiento de Liberación Nacional (MLN-Tupamaros) estuvo diez años preso y en duras condiciones antes y durante la dictadura que gobernó en Uruguay entre 1973 y 1985 y el 1 de marzo de 2010 se convirtió en el segundo presidente de izquierda en la historia de Uruguay.

El presidente uruguayo, José Mujica, reivindicó el papel de las universidades para reforzar la unidad política y educativa latinoamericana al recibir hoy un doctorado "honoris causa" en la Universidad argentina de La Plata."En ese mundo que se viene, que van a tener que soportar nuestros descendientes, nuestras patrias necesitan un alero común para que nos proteja en este mundo de globalización", dijo Mujica ante decenas de asistentes.El presidente uruguayo exhortó a las universidades latinoamericanas a dar también "batalla en el campo del conocimiento para no ser dependientes y eso significa investigar, compartir los recursos de nuestra América Latina".Mujica, que fue distinguido por "su trayectoria militante e indiscutible en la defensa de una educación pública, libre y gratuita", aseguró además que las universidades "deben generar un pensamiento político no partidario que trascienda las generaciones".A su juicio, uno de los mayores problemas del continente es que "falta visión a largo plazo, nos estamos quedando cortos y los problemas de todos los días, lo urgente, se come lo imprescindible".El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, entregó el título de doctor "honoris causa" a Mujica y le agradeció su contribución al posicionamiento común de América Latina sobre la educación "como un bien público y social frente al resto del mundo que lo toma como una mercancía".El mandatario viajó con un grupo mínimo de colaboradores y regresará esta misma jornada a Montevideo, informaron fuentes de la Presidencia uruguaya.Mujica y Fernández mantienen una relación de proximidad y se han reunido en varias ocasiones en los últimos años, aunque actualmente los Gobiernos de Uruguay y Argentina tienen discrepancias por el dragado del canal Martín García en el limítrofe Río de la Plata y por las restricciones comerciales dispuestas por las autoridades de Buenos Aires.El gobernante uruguayo, de 77 años y exlíder del Movimiento de Liberación Nacional (MLN-Tupamaros) estuvo diez años preso y en duras condiciones antes y durante la dictadura que gobernó en Uruguay entre 1973 y 1985 y el 1 de marzo de 2010 se convirtió en el segundo presidente de izquierda en la historia de Uruguay.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios