Mujica estudia la propuesta de BQB para desarrollar una línea aérea en Uruguay

El Gobierno uruguayo decidió crear un equipo interministerial para analizar una propuesta destinada a "retomar la conectividad aérea" del país que el empresario argentino y propietario de la aerolínea BQB Juan Carlos López Mena presentó hoy al presidente José Mujica.En un comunicado emitido por la Secretaría de Prensa de la Presidencia se informó que tras reunirse con el empresario, que presentó un plan "sobre el futuro práctico de los aviones recientemente subastados" de la aerolínea Pluna, que fueron adquiridos por la empresa española Cosmo, la comisión gubernamental estudiará a partir de mañana "los aspectos técnicos y jurídicos de la iniciativa".Mujica y López Mena se reunieron en la tarde noche de hoy en Montevideo durante casi una hora en donde el empresario presentó, tal y como el presidente había anunciado horas antes, su propuesta para operar las rutas de la desaparecida Pluna empleando para ello los aviones de Cosmo.En horas de la mañana, el presidente señaló a la prensa local que esperaba la propuesta de López Mena, de la que solo sabía que incluía el uso de los siete aviones que pertenecían a Pluna y que Cosmo, una empresa completamente desconocida en Uruguay, compró el lunes en una subasta por 137 millones de dólares.Mujica reconoció entonces que Cosmo tiene derecho "eventualmente a seguir las operaciones para quedarse con los aviones o venderlos" a un tercero, aunque aún no puso el dinero de la compra "arriba de la mesa", para lo que tiene aún 30 días.BQB reconoció ayer en un comunicado que negocia con Cosmos para que las aeronaves que compró se queden en Uruguay para asegurar la conectividad aérea del país y "se puedan generar las condiciones para que Uruguay vuelva a tener una aerolínea de bandera".La firma de López Mena "prevé cubrir varias de las rutas que pertenecían a la desaparecida Pluna, sumando el personal necesario para atender esa operativa", detalló.Además, BQB indicó en su boletín que prevé unir Montevideo con las brasileñas San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba, Belo Horizonte y Porto Alegre, con la boliviana Santa Cruz de la Sierra y con Santiago de Chile a partir del 15 de diciembre.Mientras, algunos medios de comunicación uruguayos y líderes de la oposición no cesan de expresar sus dudas respecto a esta operación, a la que califican cuanto menos de sospechosa.Hoy mismo, el diario El Observador publicaba en su portada una foto de un encuentro en un restaurante entre López Mena, el representante de Cosmo en Uruguay, Antonio Sánchez, y el ministro de Economía Fernando Lorenzo, del que salieron sin hacer declaraciones.Mientras, el semanario Búsqueda informó que Cosmo pudo participar en la subasta con un aval de 13,6 millones de dólares que le prestó el Banco República del Uruguay, de propiedad pública.La publicación se preguntaba cómo es posible que el banco le haya dado ese dinero a una empresa desconocida en el país y apuntaba a que fue el propio López Mena el que habló en favor de Cosmo para que esta empresa recibiera el aval.El pasado 9 de julio Pluna se declaró en quiebra y una semana después el Parlamento uruguayo aprobó su liquidación debido a la crítica situación financiera de la empresa, que tenía una deuda de 300 millones de dólares.Un mes antes de la quiebra, el Gobierno uruguayo había anunciado un acuerdo para una "salida ordenada" de la empresa del Grupo argentino Leadgate, que tenía el 75 % de las acciones, por un 25 % del Estado.Pluna operaba unos 250 vuelos semanales desde y hacia Argentina, Brasil, Chile y Paraguay, lo que suponía cerca del 80 por ciento del total de vuelos en Uruguay.

El Gobierno uruguayo decidió crear un equipo interministerial para analizar una propuesta destinada a "retomar la conectividad aérea" del país que el empresario argentino y propietario de la aerolínea BQB Juan Carlos López Mena presentó hoy al presidente José Mujica.En un comunicado emitido por la Secretaría de Prensa de la Presidencia se informó que tras reunirse con el empresario, que presentó un plan "sobre el futuro práctico de los aviones recientemente subastados" de la aerolínea Pluna, que fueron adquiridos por la empresa española Cosmo, la comisión gubernamental estudiará a partir de mañana "los aspectos técnicos y jurídicos de la iniciativa".Mujica y López Mena se reunieron en la tarde noche de hoy en Montevideo durante casi una hora en donde el empresario presentó, tal y como el presidente había anunciado horas antes, su propuesta para operar las rutas de la desaparecida Pluna empleando para ello los aviones de Cosmo.En horas de la mañana, el presidente señaló a la prensa local que esperaba la propuesta de López Mena, de la que solo sabía que incluía el uso de los siete aviones que pertenecían a Pluna y que Cosmo, una empresa completamente desconocida en Uruguay, compró el lunes en una subasta por 137 millones de dólares.Mujica reconoció entonces que Cosmo tiene derecho "eventualmente a seguir las operaciones para quedarse con los aviones o venderlos" a un tercero, aunque aún no puso el dinero de la compra "arriba de la mesa", para lo que tiene aún 30 días.BQB reconoció ayer en un comunicado que negocia con Cosmos para que las aeronaves que compró se queden en Uruguay para asegurar la conectividad aérea del país y "se puedan generar las condiciones para que Uruguay vuelva a tener una aerolínea de bandera".La firma de López Mena "prevé cubrir varias de las rutas que pertenecían a la desaparecida Pluna, sumando el personal necesario para atender esa operativa", detalló.Además, BQB indicó en su boletín que prevé unir Montevideo con las brasileñas San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba, Belo Horizonte y Porto Alegre, con la boliviana Santa Cruz de la Sierra y con Santiago de Chile a partir del 15 de diciembre.Mientras, algunos medios de comunicación uruguayos y líderes de la oposición no cesan de expresar sus dudas respecto a esta operación, a la que califican cuanto menos de sospechosa.Hoy mismo, el diario El Observador publicaba en su portada una foto de un encuentro en un restaurante entre López Mena, el representante de Cosmo en Uruguay, Antonio Sánchez, y el ministro de Economía Fernando Lorenzo, del que salieron sin hacer declaraciones.Mientras, el semanario Búsqueda informó que Cosmo pudo participar en la subasta con un aval de 13,6 millones de dólares que le prestó el Banco República del Uruguay, de propiedad pública.La publicación se preguntaba cómo es posible que el banco le haya dado ese dinero a una empresa desconocida en el país y apuntaba a que fue el propio López Mena el que habló en favor de Cosmo para que esta empresa recibiera el aval.El pasado 9 de julio Pluna se declaró en quiebra y una semana después el Parlamento uruguayo aprobó su liquidación debido a la crítica situación financiera de la empresa, que tenía una deuda de 300 millones de dólares.Un mes antes de la quiebra, el Gobierno uruguayo había anunciado un acuerdo para una "salida ordenada" de la empresa del Grupo argentino Leadgate, que tenía el 75 % de las acciones, por un 25 % del Estado.Pluna operaba unos 250 vuelos semanales desde y hacia Argentina, Brasil, Chile y Paraguay, lo que suponía cerca del 80 por ciento del total de vuelos en Uruguay.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios