'Nani' Roma dice que se "debe estar más serenos que nunca"

El español Joan 'Nani' Roma, ganador hoy de la tercera etapa del Dakar y nuevo líder del rally, evitó triunfalismos y llamó a la calma, al recordar que la prueba aún está en sus primeros compases y puede pasar de todo."Tenemos que ser muy prudentes y estar más serenos que nunca", dijo el catalán, que sin embargo, reconoció que fue una de las etapas más favorables para él en los últimos rallys.'Nani' ganó la etapa y aprovechó los pinchazos de sus principales rivales para obtener una cómoda ventaja en la clasificación general, donde Carlos Sainz está a 12 minutos y el francés Stéphane Peterhansel a 24 minutos.El español, que salía en cuarta posición, siguió la rueda de Peterhansel y Sainz, que pagaron el precio de abrir pista con los pinchazos.'Nani' finalizó con dos neumáticos con poco aire pero evitó detenerse para cambiar las ruedas. "Al final he tenido que bajar el ritmo porque notaba que el coche se movía mucho", dijo.Pese a la ventaja en la general, el piloto advirtió de que aún pueden pasar muchas cosas en el rally, como ha sucedido en esta etapa.Además destacó la dificultad para gestionar una carrera con tantos pilotos rápidos como este año, donde varios Mini ocupan los primeros puestos y Sainz también parece en condiciones de pelear con su buggy.

El español Joan 'Nani' Roma, ganador hoy de la tercera etapa del Dakar y nuevo líder del rally, evitó triunfalismos y llamó a la calma, al recordar que la prueba aún está en sus primeros compases y puede pasar de todo."Tenemos que ser muy prudentes y estar más serenos que nunca", dijo el catalán, que sin embargo, reconoció que fue una de las etapas más favorables para él en los últimos rallys.'Nani' ganó la etapa y aprovechó los pinchazos de sus principales rivales para obtener una cómoda ventaja en la clasificación general, donde Carlos Sainz está a 12 minutos y el francés Stéphane Peterhansel a 24 minutos.El español, que salía en cuarta posición, siguió la rueda de Peterhansel y Sainz, que pagaron el precio de abrir pista con los pinchazos.'Nani' finalizó con dos neumáticos con poco aire pero evitó detenerse para cambiar las ruedas. "Al final he tenido que bajar el ritmo porque notaba que el coche se movía mucho", dijo.Pese a la ventaja en la general, el piloto advirtió de que aún pueden pasar muchas cosas en el rally, como ha sucedido en esta etapa.Además destacó la dificultad para gestionar una carrera con tantos pilotos rápidos como este año, donde varios Mini ocupan los primeros puestos y Sainz también parece en condiciones de pelear con su buggy.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios