Nuevo cardenal nicaragüense viajará a Ciudad el Vaticano el 17 de febrero

El arzobispo de Managua, Leopoldo José Brenes (c), participa en un servicio religioso, este 15 de enero de 2014, en Tipitapa, 22 kilómetros al norte de Managua (Nicaragua). EFE El arzobispo de Managua, Leopoldo José Brenes (c), participa en un servicio religioso, este 15 de enero de 2014, en Tipitapa, 22 kilómetros al norte de Managua (Nicaragua). EFE

El arzobispo de Managua, Leopoldo José Brenes (c), participa en un servicio religioso, este 15 de enero de 2014, en Tipitapa, 22 kilómetros al norte de Managua (Nicaragua). EFE

El nuevo cardenal nicaragüense, Leopoldo José Brenes, anunció hoy que viajará a Ciudad del Vaticano el próximo 17 de febrero para ser investido como purpurado por el papa Francisco."Voy a salir el 17, para llegar el 18 a Roma. El 19 (voy a) hacer algunas compras y el 20 a trabajar", dijo a periodistas el también arzobispo de Managua.Brenes, de 64 años, fue nombrado cardenal por el papa Francisco el pasado domingo, tras la misa del Ángelus, junto a otros 18 nuevos purpurados.Los nuevos príncipes de la iglesia que recibirán la birreta y el anillo el 22 de febrero son un primer intento de Francisco de cambiar los equilibrios en el colegio cardenalicio.Brenes explicó que el 19 de febrero se dedicará a comprar el solideo cardenalicio, el pequeño gorro color púrpura que los cardenales sólo se quitan ante el papa y ante Dios, según las creencias católicas.El nuevo purpurado no descartó utilizar una sotana cardenalicia que le regaló el cardenal nicaragüense, Miguel Obando Bravo, en 1985, aunque dudó de llevarla puesta el 22 de febrero próximo."Ya me la medí, me queda porque a él le quedaba socada (ajustada). Un día les voy a decir cuando la ande puesta", comentó Brenes entre risas.Brenes aclaró que la sotana no la conservó para esta ocasión, pues jamás imaginó que llegaría a ser asesor del papa, sino "para decir que yo guardaba la sotana de un cardenal".El nombramiento de Brenes convirtió a Nicaragua en el único país de Centroamérica que actualmente cuenta con dos purpurados.El nuevo cardenal nicaragüense personifica la imagen de pastor humilde y de la "Iglesia pobre para los pobres" que quiere el pontífice en su Iglesia y se le puede ver conduciendo él mismo su camioneta para trasladarse en sus quehaceres cotidianos.Brenes dio sus declaraciones tras recibir un reconocimiento de la junta directiva de la Asamblea Nacional por su nombramiento como nuevo cardenal.

El nuevo cardenal nicaragüense, Leopoldo José Brenes, anunció hoy que viajará a Ciudad del Vaticano el próximo 17 de febrero para ser investido como purpurado por el papa Francisco."Voy a salir el 17, para llegar el 18 a Roma. El 19 (voy a) hacer algunas compras y el 20 a trabajar", dijo a periodistas el también arzobispo de Managua.Brenes, de 64 años, fue nombrado cardenal por el papa Francisco el pasado domingo, tras la misa del Ángelus, junto a otros 18 nuevos purpurados.Los nuevos príncipes de la iglesia que recibirán la birreta y el anillo el 22 de febrero son un primer intento de Francisco de cambiar los equilibrios en el colegio cardenalicio.Brenes explicó que el 19 de febrero se dedicará a comprar el solideo cardenalicio, el pequeño gorro color púrpura que los cardenales sólo se quitan ante el papa y ante Dios, según las creencias católicas.El nuevo purpurado no descartó utilizar una sotana cardenalicia que le regaló el cardenal nicaragüense, Miguel Obando Bravo, en 1985, aunque dudó de llevarla puesta el 22 de febrero próximo."Ya me la medí, me queda porque a él le quedaba socada (ajustada). Un día les voy a decir cuando la ande puesta", comentó Brenes entre risas.Brenes aclaró que la sotana no la conservó para esta ocasión, pues jamás imaginó que llegaría a ser asesor del papa, sino "para decir que yo guardaba la sotana de un cardenal".El nombramiento de Brenes convirtió a Nicaragua en el único país de Centroamérica que actualmente cuenta con dos purpurados.El nuevo cardenal nicaragüense personifica la imagen de pastor humilde y de la "Iglesia pobre para los pobres" que quiere el pontífice en su Iglesia y se le puede ver conduciendo él mismo su camioneta para trasladarse en sus quehaceres cotidianos.Brenes dio sus declaraciones tras recibir un reconocimiento de la junta directiva de la Asamblea Nacional por su nombramiento como nuevo cardenal.

Más noticias

0 Comentarios