Piden justicia y fin de la amnistía en 22 aniversario de la paz en El Salvador

En la imagen un registro del presidente de El Salvador, Mauricio Funes. EFE/Archivo Galería
Miembros de organismos sociales y de derechos humanos se manifiestan en conmemoración de los 22 años de la firma de los Acuerdos de Paz, que acabaron con la guerra civil (1980-1992) y dieron paso a la democracia en el país. EFE Galería

En la imagen un registro del presidente de El Salvador, Mauricio Funes. EFE/Archivo

Organismos sociales y de derechos humanos salvadoreños exigieron hoy "justicia y reparación" para las víctimas de la guerra civil de El Salvador (1980-1992) y la derogación de la Ley de Amnistía, en el 22 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz que acabaron con el conflicto.Lo que "exigimos es justicia, verdad y reparación integral para nuestras víctimas", dijo a Efe Jaime García, dirigente del Movimiento por la Memoria Histórica, compuesto por varios organismos independientes, durante un marcha realizada en San Salvador para conmemorar los Acuerdos de Paz.Los Acuerdos de Paz fueron suscritos el 16 de enero de 1992 en México por representantes del Estado salvadoreño y de la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hoy el partido en el poder.En El Salvador "no va a haber una verdadera democracia si no hay una justicia, verdad y reparación", enfatizó.García señaló que para que exista una verdadera justicia para las víctimas de la guerra es necesario que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) derogue la Ley de Amnistía, que está vigente desde 1993 e impide juzgar a los autores de crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto.La Sala de lo Constitucional, que no tiene plazos para decidir sobre los recursos que recibe, admitió el 20 de septiembre de 2013 una demanda de organismos locales de derechos humanos que busca anular la Ley de Amnistía.La derogación de esa ley dará paso "a la investigación y condena de crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos que siguen impunes", destacó en un comunicado el Movimiento por la Memoria Histórica, cuya marcha culminó frente a la CSJ y el Parlamento salvadoreño.El Movimiento está integrado por unas 15 instituciones, entre ellas la Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos y la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho.Por su parte, veteranos de guerra de la Fuerza Armada y de la exguerrilla denunciaron que los Acuerdos de Paz han sido violentados por los Gobiernos salvadoreños, ya que no les han brindado la mínima protección.Los Acuerdos "contemplaban dignificar al excombatiente y al veterano de guerra con tierras, con indemnización, con vivienda, y no lo han hecho", dijo a Efe el exmilitar Manuel de Jesús Mendoza, durante una pequeña concentración realizada en la plaza del Divino Salvador del Mundo, en San Salvador."Hemos sido abandonados, totalmente abandonados por el Estado; hoy al Estado le corresponde dignificar y darnos lo que por ley nos corresponde", añadió.En los últimos meses excombatientes de la Fuerza Armada y del FMLN han realizado manifestaciones y bloqueos de calles para exigir el pago de indemnizaciones y la aprobación de un anteproyecto de ley que les otorgará beneficios económicos y sociales.Asimismo, en el marco de la conmemoración de la firma de la paz, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, homenajeó hoy al arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 por un francotirador, al bautizar con su nombre el Salón de Honor de la Casa Presidencial.Funes destacó que la firma de los Acuerdos "permitió poner fin a la guerra entre hermanos y hermanas y abrir paso a la construcción de la paz" y "de la democracia en El Salvador".El FMLN, además, celebró un acto conmemorativo en el Monumento al Cristo de la Paz, encabezado por su candidato presidencial para las elecciones del 2 de febrero próximo, Salvador Sánchez Cerén, un excomandante guerrillero y firmante de los Acuerdos de Paz."Pido perdón por los daños que les ocasionamos durante el conflicto armado", reiteró Sánchez Cerén durante su discurso.El secretario general del FMLN, Medardo González, recordó que durante la guerra el "Estado era el principal violador de los derechos humanos", pero destacó que ese pasado "ya no va a regresar" porque se está "dando chance (oportunidad) a la democracia".La opositora Alianza Republicana Nacionalista, en aquel entonces partido en el Gobierno, no celebró ningún acto conmemorativo, pero destacó hoy en un comunicado que la firma de la paz "fue el principio de un nuevo El Salvador" y que, aunque "hay muchos retos que cumplir", hay que "seguir caminando (...) hacia el futuro".El conflicto armado de este país centroamericano dejó unos 75.000 muertos, 8.000 heridos y 12.000 desaparecidos.

Organismos sociales y de derechos humanos salvadoreños exigieron hoy "justicia y reparación" para las víctimas de la guerra civil de El Salvador (1980-1992) y la derogación de la Ley de Amnistía, en el 22 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz que acabaron con el conflicto.Lo que "exigimos es justicia, verdad y reparación integral para nuestras víctimas", dijo a Efe Jaime García, dirigente del Movimiento por la Memoria Histórica, compuesto por varios organismos independientes, durante un marcha realizada en San Salvador para conmemorar los Acuerdos de Paz.Los Acuerdos de Paz fueron suscritos el 16 de enero de 1992 en México por representantes del Estado salvadoreño y de la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hoy el partido en el poder.En El Salvador "no va a haber una verdadera democracia si no hay una justicia, verdad y reparación", enfatizó.García señaló que para que exista una verdadera justicia para las víctimas de la guerra es necesario que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) derogue la Ley de Amnistía, que está vigente desde 1993 e impide juzgar a los autores de crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto.La Sala de lo Constitucional, que no tiene plazos para decidir sobre los recursos que recibe, admitió el 20 de septiembre de 2013 una demanda de organismos locales de derechos humanos que busca anular la Ley de Amnistía.La derogación de esa ley dará paso "a la investigación y condena de crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos que siguen impunes", destacó en un comunicado el Movimiento por la Memoria Histórica, cuya marcha culminó frente a la CSJ y el Parlamento salvadoreño.El Movimiento está integrado por unas 15 instituciones, entre ellas la Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos y la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho.Por su parte, veteranos de guerra de la Fuerza Armada y de la exguerrilla denunciaron que los Acuerdos de Paz han sido violentados por los Gobiernos salvadoreños, ya que no les han brindado la mínima protección.Los Acuerdos "contemplaban dignificar al excombatiente y al veterano de guerra con tierras, con indemnización, con vivienda, y no lo han hecho", dijo a Efe el exmilitar Manuel de Jesús Mendoza, durante una pequeña concentración realizada en la plaza del Divino Salvador del Mundo, en San Salvador."Hemos sido abandonados, totalmente abandonados por el Estado; hoy al Estado le corresponde dignificar y darnos lo que por ley nos corresponde", añadió.En los últimos meses excombatientes de la Fuerza Armada y del FMLN han realizado manifestaciones y bloqueos de calles para exigir el pago de indemnizaciones y la aprobación de un anteproyecto de ley que les otorgará beneficios económicos y sociales.Asimismo, en el marco de la conmemoración de la firma de la paz, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, homenajeó hoy al arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 por un francotirador, al bautizar con su nombre el Salón de Honor de la Casa Presidencial.Funes destacó que la firma de los Acuerdos "permitió poner fin a la guerra entre hermanos y hermanas y abrir paso a la construcción de la paz" y "de la democracia en El Salvador".El FMLN, además, celebró un acto conmemorativo en el Monumento al Cristo de la Paz, encabezado por su candidato presidencial para las elecciones del 2 de febrero próximo, Salvador Sánchez Cerén, un excomandante guerrillero y firmante de los Acuerdos de Paz."Pido perdón por los daños que les ocasionamos durante el conflicto armado", reiteró Sánchez Cerén durante su discurso.El secretario general del FMLN, Medardo González, recordó que durante la guerra el "Estado era el principal violador de los derechos humanos", pero destacó que ese pasado "ya no va a regresar" porque se está "dando chance (oportunidad) a la democracia".La opositora Alianza Republicana Nacionalista, en aquel entonces partido en el Gobierno, no celebró ningún acto conmemorativo, pero destacó hoy en un comunicado que la firma de la paz "fue el principio de un nuevo El Salvador" y que, aunque "hay muchos retos que cumplir", hay que "seguir caminando (...) hacia el futuro".El conflicto armado de este país centroamericano dejó unos 75.000 muertos, 8.000 heridos y 12.000 desaparecidos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios