Protestas por la polémica ley sobre venta de terrenos de la Zona Libre de Colón

Marchas de protesta en la capital panameña y en la vecina ciudad de Colón expresaron hoy el rechazo a la ley que el parlamento aprobó en el segundo de tres debates para vender los terrenos en la Zona Libre de Colón (ZLC), el principal puerto franco del continente.Las protestas, iniciadas al mediodía frente a la estatal Universidad de Panamá, que provocaron un gigantesco atasco del tráfico, fueron secundadas en la ciudad caribeña de Colón con una marcha de diversos sectores de la población en rechazo a la venta de lo que consideran su patrimonio provincial.Asimismo grupos organizados liderados por el Frente Amplio por Colón realizaron manifestaciones esta mañana en diversos sectores de la ciudad, que terminaron con algunas escaramuzas con la Policía sin que se registraran detenidos o heridos, de acuerdo a la información disponible.Estudiantes del Centro Regional Universitario cerraron parcialmente una de las vías que permite la entrada y la salida del casco antiguo de la ciudad, mientras que un grupo de taxistas efectuó una caravana por las principales calles de Colón.El Parlamento panameño aprobó hoy llevar a un tercer y último debate el polémico proyecto de Ley que, entre otros objetivos, permitirá la venta de tierras en la Zona Libre de Colón.La propuesta, que fue aprobada en su segundo debate en el Pleno por 41 de los 52 diputados presentes y que busca reformar la ley que rige la Zona Libre de Colón desde su creación en 1948, será tratada mañana para su aprobación final.La mayoría oficialista impuso la sesión permanente para votar el viernes el tercer debate, en el que no se hace cambios de fondo al texto.La ciudad de Colón, localizada a 80 kilómetros al noreste de la capital, se beneficiará en los próximos diez años con unos 337 millones de dólares de un fideicomiso equivalente al 35 % de las ventas, más otros 53 millones por el 1 % del impuesto de transferencia de bienes muebles, explicó a periodistas el ministro encargado de Comercio Luis Camacho.Por su lado, el ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, detalló que hasta ahora el pago por los alquileres de terrenos del puerto franco va directamente al Gobierno central y con la nueva figura del fideicomiso se asegura que Colón reciba un beneficio directo.El diputado opositor, del Partido Panameñista, Alfredo Valderrama, declaró a periodistas que la venta es una maniobra del Gobierno para favorecer "solo intereses personales" de sus allegados.La diputada del opositor Partido Revolucionario Democrático, Irasema de Dale, dijo que los colonenses no quieren la venta de las tierras sino recibir un porcentaje del dinero que ingresa a la Zona Libre a través de un aumento al impuesto de arrendamiento que pagan los cerca de 1.500 de usuarios del área comercial.La Cámara de Comercio de Colón también rechazó en un comunicado el proyecto, por "injustificado" y "una nueva imposición" de los diputados.Los grupos del magisterio de la provincia de Colón anunciaron que mañana no impartirán clases en rechazo al proyecto de ley.La Zona Libre de Colón, la segunda más importante del mundo después de Hong Kong, alcanzó un superávit de 877,2 millones de dólares en sus transacciones comerciales durante los primeros cinco meses de 2012, el 190,84 % más que en igual periodo de 2011, según el Ministerio panameño de Economía y Finanzas.

Marchas de protesta en la capital panameña y en la vecina ciudad de Colón expresaron hoy el rechazo a la ley que el parlamento aprobó en el segundo de tres debates para vender los terrenos en la Zona Libre de Colón (ZLC), el principal puerto franco del continente.Las protestas, iniciadas al mediodía frente a la estatal Universidad de Panamá, que provocaron un gigantesco atasco del tráfico, fueron secundadas en la ciudad caribeña de Colón con una marcha de diversos sectores de la población en rechazo a la venta de lo que consideran su patrimonio provincial.Asimismo grupos organizados liderados por el Frente Amplio por Colón realizaron manifestaciones esta mañana en diversos sectores de la ciudad, que terminaron con algunas escaramuzas con la Policía sin que se registraran detenidos o heridos, de acuerdo a la información disponible.Estudiantes del Centro Regional Universitario cerraron parcialmente una de las vías que permite la entrada y la salida del casco antiguo de la ciudad, mientras que un grupo de taxistas efectuó una caravana por las principales calles de Colón.El Parlamento panameño aprobó hoy llevar a un tercer y último debate el polémico proyecto de Ley que, entre otros objetivos, permitirá la venta de tierras en la Zona Libre de Colón.La propuesta, que fue aprobada en su segundo debate en el Pleno por 41 de los 52 diputados presentes y que busca reformar la ley que rige la Zona Libre de Colón desde su creación en 1948, será tratada mañana para su aprobación final.La mayoría oficialista impuso la sesión permanente para votar el viernes el tercer debate, en el que no se hace cambios de fondo al texto.La ciudad de Colón, localizada a 80 kilómetros al noreste de la capital, se beneficiará en los próximos diez años con unos 337 millones de dólares de un fideicomiso equivalente al 35 % de las ventas, más otros 53 millones por el 1 % del impuesto de transferencia de bienes muebles, explicó a periodistas el ministro encargado de Comercio Luis Camacho.Por su lado, el ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, detalló que hasta ahora el pago por los alquileres de terrenos del puerto franco va directamente al Gobierno central y con la nueva figura del fideicomiso se asegura que Colón reciba un beneficio directo.El diputado opositor, del Partido Panameñista, Alfredo Valderrama, declaró a periodistas que la venta es una maniobra del Gobierno para favorecer "solo intereses personales" de sus allegados.La diputada del opositor Partido Revolucionario Democrático, Irasema de Dale, dijo que los colonenses no quieren la venta de las tierras sino recibir un porcentaje del dinero que ingresa a la Zona Libre a través de un aumento al impuesto de arrendamiento que pagan los cerca de 1.500 de usuarios del área comercial.La Cámara de Comercio de Colón también rechazó en un comunicado el proyecto, por "injustificado" y "una nueva imposición" de los diputados.Los grupos del magisterio de la provincia de Colón anunciaron que mañana no impartirán clases en rechazo al proyecto de ley.La Zona Libre de Colón, la segunda más importante del mundo después de Hong Kong, alcanzó un superávit de 877,2 millones de dólares en sus transacciones comerciales durante los primeros cinco meses de 2012, el 190,84 % más que en igual periodo de 2011, según el Ministerio panameño de Economía y Finanzas.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios