Rajoy e Insulza repasaron la situación económica en Latinoamérica y Europa

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, durante el acto celebrado en la residencia del embajador de España en Estados Unidos, ayer 13 de enero de 2014. EFE/Archivo Galería
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), junto al secretario general de la la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza (d), durante la reunión que han mantenido en la sede del organismo, en el segundo día de su visita oficial a Galería

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, durante el acto celebrado en la residencia del embajador de España en Estados Unidos, ayer 13 de enero de 2014. EFE/Archivo

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, conversó hoy con el titular de la OEA, José Miguel Insulza, sobre la actualidad en Latinoamérica y el estado de las relaciones comerciales, la recuperación económica en Europa y el compromiso de España con el organismo continental.La reunión que ambos mantuvieron en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) se centró más en asuntos económicos que políticos, según explicó Insulza a los periodistas al concluir el encuentro."El interés del presidente Rajoy estuvo en relación con la situación de los acuerdos comerciales en América Latina y en cómo estamos viendo la negociación (del Tratado de Libre Comercio e Inversiones) entre Europa y América del Norte, y la negociación del (la Alianza) Pacífico, pero no hubo grandes menciones a temas políticos", indicó el secretario general de la OEA.España, miembro observador de la OEA desde 1972, fue además el primer país europeo que consiguió el mismo estatus en la Alianza del Pacífico, formada por México, Colombia, Perú y Chile y centrada en impulsar los intercambios comerciales.Insulza, que describió a España como "el observador más cercano de la OEA", precisó que la reunión de hoy se dividió "en dos partes".La primera fue "una revista bastante extensa de la situación en América Latina, de la situación en general y también de algunos países que naturalmente le interesaban", apuntó Insulza, que no quiso enumerar esos países."Luego estaba Europa, la situación española y la situación europea; y tuvimos una muy buena reunión y un intercambio de informaciones y algunas opiniones que corresponden a una reunión reservada", continuó.El secretario general destacó que "hoy día ya nadie habla ni de terminar con el euro ni de los rescates, lo cual hace un año atrás se hablaba mucho", algo que resulta "muy importante" para la OEA, dado que España es el observador que más fondos aporta y el quinto donante en términos absolutos.Rajoy transmitió a Insulza su compromiso de seguir cooperando con la OEA a través del fondo español para el organismo, creado en 2006 y al que el Gobierno español se comprometió a aportar 3,7 millones de dólares (2,85 millones de euros) en el período 2013-2014."Hablamos de la cooperación entre España y la OEA, que es bastante estable, y nosotros estamos muy agradecidos de que en los momentos de mayor crisis, España de todas maneras consideró necesario mantener el fondo español como un testimonio de que esto es algo pasajero y de que en cambio nuestra cooperación es permanente", agregó Insulza.Fuera de la agenda quedaron las diferencias entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio internacional GUPC, encabezado por la empresa española Sacyr, en torno a las obras de ampliación de la vía acuática, de acuerdo con el secretario general."No hablamos de eso, porque son temas que están regidos por contratos internacionales y por procedimientos de solución de controversias y arbitraje. Si en algún momento se considera que sea necesario tratarlo acá, lo plantearán los gobiernos respectivos", aseguró.En la reunión de hoy estuvieron presentes el embajador de España ante la OEA, Jorge Hevia, el jefe de gabinete de Insulza, Hugo de Zela, el secretario de Relaciones Externas del organismo, Alfonso Quiñónez, y el presidente de turno del Consejo Permanente de la OEA, el embajador de República Dominicana Pedro Vergés.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, conversó hoy con el titular de la OEA, José Miguel Insulza, sobre la actualidad en Latinoamérica y el estado de las relaciones comerciales, la recuperación económica en Europa y el compromiso de España con el organismo continental.La reunión que ambos mantuvieron en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) se centró más en asuntos económicos que políticos, según explicó Insulza a los periodistas al concluir el encuentro."El interés del presidente Rajoy estuvo en relación con la situación de los acuerdos comerciales en América Latina y en cómo estamos viendo la negociación (del Tratado de Libre Comercio e Inversiones) entre Europa y América del Norte, y la negociación del (la Alianza) Pacífico, pero no hubo grandes menciones a temas políticos", indicó el secretario general de la OEA.España, miembro observador de la OEA desde 1972, fue además el primer país europeo que consiguió el mismo estatus en la Alianza del Pacífico, formada por México, Colombia, Perú y Chile y centrada en impulsar los intercambios comerciales.Insulza, que describió a España como "el observador más cercano de la OEA", precisó que la reunión de hoy se dividió "en dos partes".La primera fue "una revista bastante extensa de la situación en América Latina, de la situación en general y también de algunos países que naturalmente le interesaban", apuntó Insulza, que no quiso enumerar esos países."Luego estaba Europa, la situación española y la situación europea; y tuvimos una muy buena reunión y un intercambio de informaciones y algunas opiniones que corresponden a una reunión reservada", continuó.El secretario general destacó que "hoy día ya nadie habla ni de terminar con el euro ni de los rescates, lo cual hace un año atrás se hablaba mucho", algo que resulta "muy importante" para la OEA, dado que España es el observador que más fondos aporta y el quinto donante en términos absolutos.Rajoy transmitió a Insulza su compromiso de seguir cooperando con la OEA a través del fondo español para el organismo, creado en 2006 y al que el Gobierno español se comprometió a aportar 3,7 millones de dólares (2,85 millones de euros) en el período 2013-2014."Hablamos de la cooperación entre España y la OEA, que es bastante estable, y nosotros estamos muy agradecidos de que en los momentos de mayor crisis, España de todas maneras consideró necesario mantener el fondo español como un testimonio de que esto es algo pasajero y de que en cambio nuestra cooperación es permanente", agregó Insulza.Fuera de la agenda quedaron las diferencias entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio internacional GUPC, encabezado por la empresa española Sacyr, en torno a las obras de ampliación de la vía acuática, de acuerdo con el secretario general."No hablamos de eso, porque son temas que están regidos por contratos internacionales y por procedimientos de solución de controversias y arbitraje. Si en algún momento se considera que sea necesario tratarlo acá, lo plantearán los gobiernos respectivos", aseguró.En la reunión de hoy estuvieron presentes el embajador de España ante la OEA, Jorge Hevia, el jefe de gabinete de Insulza, Hugo de Zela, el secretario de Relaciones Externas del organismo, Alfonso Quiñónez, y el presidente de turno del Consejo Permanente de la OEA, el embajador de República Dominicana Pedro Vergés.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios