Rechazo a ciudades modelo da duro golpe a Ejecutivo y Legislativo hondureños

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, y el Legislativo reaccionaron hoy con frustración al duro golpe que les supuso la declaración de inconstitucional de la creación de las ciudades modelo para atraer inversión extranjera.Lobo lamentó hoy en escuetas declaraciones a los periodistas el fallo anunciado el miércoles por el Poder Judicial contra las Regiones Especiales de Desarrollo (RED), conocidas como ciudades modelo, porque a su juicio le niega la oportunidad de un trabajo a muchos hondureños.Según se informó oficialmente durante la promoción de las ciudades modelo, estas tendrían personalidad jurídica, su propio sistema de administración pública y su propia normativa legal, aunque sujeta a la aprobación del Parlamento, y serían una vía para atraer inversiones, generar empleo y mejorar la calidad de vida."La Corte Suprema de Justicia, con esta decisión, le ha negado a centenares de hondureños la oportunidad de tener un empleo (...) entonces hay que ir a la Corte para que les dé los empleos que les ha negado", afirmó hoy el gobernante hondureño.El fallo judicial, que también ha puesto "triste" al presidente del Parlamento, Juan Hernández, hace fracasar un proyecto del mandatario del país que el Ejecutivo venía promoviendo desde 2010, cuando Lobo asumió el poder."Me siento triste, porque lo que quería el Congreso Nacional (Parlamento) era darle empleo a todos los hondureños", manifestó hoy a los periodistas el titular del Legislativo.Hernández, que buscará la candidatura presidencial del gobernante Partido Nacional en las elecciones internas del 18 de noviembre próximo, de cara a las generales de noviembre de 2013, advirtió que el fallo de la Corte Suprema de Justicia no lo desanimará en su "lucha por darle más oportunidades de empleo a los hondureños".Según Hernández, Honduras estaba "a las puertas de generar más de 200.000 empleos en los próximos años" con las ciudades modelo.En 2010, Lobo viajó con Hernández, varios diputados, empresarios y otros invitados, a Singapur y Corea del Sur, entre otros lugares, para conocer las "maravillas" de las ciudades modelo que, según ellos, se podrían crear en regiones estratégicas de Honduras.En enero de 2011, el Legislativo, con el voto de 126 de los 128 diputados que integran la cámara, aprobó la creación de las RED, afirmando entonces que no se violentaba la soberanía, la forma de gobierno, ni el territorio hondureño.Las reacciones en contra a la decisión del Legislativo no se hicieron esperar por parte de diversos sectores sociales, entre ellos una organización de abogados, que pidió a la Corte Suprema de Justicia que declarara inconstitucionales las ciudades modelo.Hace dos semanas, la Sala de lo Constitucional del poder judicial declaró, con cuatro votos en contra y uno a favor, la inconstitucionalidad de las ciudades modelo.Ante la falta de consenso de la Sala de lo Constitucional, el caso fue conocido el miércoles por el pleno de la Corte Suprema de Justicia, que se pronunció con 13 magistrados en contra, uno a favor y un voto particular de su presidente, Jorge Rivera, quien no se pronunció por ninguna opción.El voto de Rivera ha sido "para no quedar mal con el presidente Lobo, ni con Juan Orlando Hernández, los dos grandes perdedores con el veredicto de la Corte, porque 2012 y 2013 son años políticos en Honduras", comentó a Efe una fuente cercana al poder judicial.Por su parte, el Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Ramón Custodio, dijo a Efe que lo que los hondureños necesitan "es un país modelo, no ciudades modelo que solamente benefician a un reducido grupo de personas".Agregó que con el fallo de la Corte Suprema de Justicia "la institucionalidad del Estado se está recuperando poco a poco"."La decisión es parte de esa recuperación institucional de una Corte independiente, que viene a reforzar el reclamo justo de que debemos respetar la Constitución y debe haber respeto entre los poderes del Estado", subrayó el defensor del pueblo.La Constitución, recalcó Custodio, "debe respetarse, además, debe el Legislativo acatar la decisión de un poder competente del Estado. Honduras sigue existiendo como país que no permite la fragmentación de su territorio como una tela para venderla a retazos".Según analistas locales, incluso diputados que votaron a favor de las ciudades modelo, con su decisión, la Corte Suprema recupera en parte su credibilidad, que ha sido cuestionada con mayor fuerza tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya, contrario a las ciudades modelo.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, y el Legislativo reaccionaron hoy con frustración al duro golpe que les supuso la declaración de inconstitucional de la creación de las ciudades modelo para atraer inversión extranjera.Lobo lamentó hoy en escuetas declaraciones a los periodistas el fallo anunciado el miércoles por el Poder Judicial contra las Regiones Especiales de Desarrollo (RED), conocidas como ciudades modelo, porque a su juicio le niega la oportunidad de un trabajo a muchos hondureños.Según se informó oficialmente durante la promoción de las ciudades modelo, estas tendrían personalidad jurídica, su propio sistema de administración pública y su propia normativa legal, aunque sujeta a la aprobación del Parlamento, y serían una vía para atraer inversiones, generar empleo y mejorar la calidad de vida."La Corte Suprema de Justicia, con esta decisión, le ha negado a centenares de hondureños la oportunidad de tener un empleo (...) entonces hay que ir a la Corte para que les dé los empleos que les ha negado", afirmó hoy el gobernante hondureño.El fallo judicial, que también ha puesto "triste" al presidente del Parlamento, Juan Hernández, hace fracasar un proyecto del mandatario del país que el Ejecutivo venía promoviendo desde 2010, cuando Lobo asumió el poder."Me siento triste, porque lo que quería el Congreso Nacional (Parlamento) era darle empleo a todos los hondureños", manifestó hoy a los periodistas el titular del Legislativo.Hernández, que buscará la candidatura presidencial del gobernante Partido Nacional en las elecciones internas del 18 de noviembre próximo, de cara a las generales de noviembre de 2013, advirtió que el fallo de la Corte Suprema de Justicia no lo desanimará en su "lucha por darle más oportunidades de empleo a los hondureños".Según Hernández, Honduras estaba "a las puertas de generar más de 200.000 empleos en los próximos años" con las ciudades modelo.En 2010, Lobo viajó con Hernández, varios diputados, empresarios y otros invitados, a Singapur y Corea del Sur, entre otros lugares, para conocer las "maravillas" de las ciudades modelo que, según ellos, se podrían crear en regiones estratégicas de Honduras.En enero de 2011, el Legislativo, con el voto de 126 de los 128 diputados que integran la cámara, aprobó la creación de las RED, afirmando entonces que no se violentaba la soberanía, la forma de gobierno, ni el territorio hondureño.Las reacciones en contra a la decisión del Legislativo no se hicieron esperar por parte de diversos sectores sociales, entre ellos una organización de abogados, que pidió a la Corte Suprema de Justicia que declarara inconstitucionales las ciudades modelo.Hace dos semanas, la Sala de lo Constitucional del poder judicial declaró, con cuatro votos en contra y uno a favor, la inconstitucionalidad de las ciudades modelo.Ante la falta de consenso de la Sala de lo Constitucional, el caso fue conocido el miércoles por el pleno de la Corte Suprema de Justicia, que se pronunció con 13 magistrados en contra, uno a favor y un voto particular de su presidente, Jorge Rivera, quien no se pronunció por ninguna opción.El voto de Rivera ha sido "para no quedar mal con el presidente Lobo, ni con Juan Orlando Hernández, los dos grandes perdedores con el veredicto de la Corte, porque 2012 y 2013 son años políticos en Honduras", comentó a Efe una fuente cercana al poder judicial.Por su parte, el Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Ramón Custodio, dijo a Efe que lo que los hondureños necesitan "es un país modelo, no ciudades modelo que solamente benefician a un reducido grupo de personas".Agregó que con el fallo de la Corte Suprema de Justicia "la institucionalidad del Estado se está recuperando poco a poco"."La decisión es parte de esa recuperación institucional de una Corte independiente, que viene a reforzar el reclamo justo de que debemos respetar la Constitución y debe haber respeto entre los poderes del Estado", subrayó el defensor del pueblo.La Constitución, recalcó Custodio, "debe respetarse, además, debe el Legislativo acatar la decisión de un poder competente del Estado. Honduras sigue existiendo como país que no permite la fragmentación de su territorio como una tela para venderla a retazos".Según analistas locales, incluso diputados que votaron a favor de las ciudades modelo, con su decisión, la Corte Suprema recupera en parte su credibilidad, que ha sido cuestionada con mayor fuerza tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya, contrario a las ciudades modelo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios