Los ganadores de un premio de la SIP reconocen la dificultad para el periodismo de investigación

Los ganadores del Premio a la Excelencia Periodística 2012 de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en la categoría "Derechos humanos y servicio a la comunidad", reconocieron hoy en Sao Paulo las dificultades para el periodismo de investigación en México."Es una tristeza no poder ahondar en el periodismo de investigación por el poderío inmenso que tiene el narcotráfico, por eso nuestro enfoque fue en el rostro humano de esa tragedia ocurrida en agosto de 2010 en San Fernando", dijo a Efe Heriberto Deándar, propietario y director general del diario Hora Cero de Tamaulipas.Deándar, el director editorial Héctor Jiménez y el periodista de investigación Moisés Gómez recibieron hoy en el marco de la 68 Asamblea General de la SIP, que se celebra hasta mañana en Sao Paulo, el premio por su trabajo documental "Una ruta nada santa".En agosto de 2010, un grupo de indocumentados cruzó México buscando llegar a Estados Unidos y realizar el "sueño americano", pero a pocos kilómetros de su destino 72 de ellos fueron masacrados.Los periodistas Moisés Gómez y Érick Muñiz decidieron entonces recorrer durante 21 días la "Ruta de la muerte", desde El Salvador, el país de origen de la mayoría de las víctimas, hasta la norteña ciudad mexicana de San Fernando, donde se realizó la masacre."Partimos de la confianza en el equipo periodístico, de su director y su gente, para contar la historia de dos de las víctimas, con nombres e historias y no como una cifra, un número, como fueron tratadas después de su muerte violenta", relató Deándar, quien comparó la masacre al "extermino nazi".Jiménez, responsable del equipo periodístico y profesor de periodismo de investigación en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), reconoció también los "grandes riesgos" que el trabajo periodístico tiene en su país frente al poder del narcotráfico."Quisimos quitarle todo el riesgo a la noticia humanizando la historia, que parte de un hecho que no se da todos los días", apuntó Jiménez, quien expresó su alegría por vencer en un premio en el que su diario, del estado de Tamaulipas, competía frente a trabajos de medios de todo el continente con mayores recursos financieros.El trabajo, que se planificó durante ocho meses, fue realizado en los 21 días de recorrido entre El Salvador y México por los periodistas Gómez y Muñiz con recursos técnicos mínimos, pues ambos querían pasar de incógnitos para conseguir una mejor recopilación de datos para montar su historia y preservar su seguridad."Tecnológicamente íbamos al margen, con grabadoras convencionales de minicintas, una cámara de vídeo de las pequeñas, un mochila sencilla de mi sobrino y la libreta de apuntes, en la que queríamos consignar el valor humano de lo que vivíamos", apuntó Gómez.

Los ganadores del Premio a la Excelencia Periodística 2012 de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en la categoría "Derechos humanos y servicio a la comunidad", reconocieron hoy en Sao Paulo las dificultades para el periodismo de investigación en México."Es una tristeza no poder ahondar en el periodismo de investigación por el poderío inmenso que tiene el narcotráfico, por eso nuestro enfoque fue en el rostro humano de esa tragedia ocurrida en agosto de 2010 en San Fernando", dijo a Efe Heriberto Deándar, propietario y director general del diario Hora Cero de Tamaulipas.Deándar, el director editorial Héctor Jiménez y el periodista de investigación Moisés Gómez recibieron hoy en el marco de la 68 Asamblea General de la SIP, que se celebra hasta mañana en Sao Paulo, el premio por su trabajo documental "Una ruta nada santa".En agosto de 2010, un grupo de indocumentados cruzó México buscando llegar a Estados Unidos y realizar el "sueño americano", pero a pocos kilómetros de su destino 72 de ellos fueron masacrados.Los periodistas Moisés Gómez y Érick Muñiz decidieron entonces recorrer durante 21 días la "Ruta de la muerte", desde El Salvador, el país de origen de la mayoría de las víctimas, hasta la norteña ciudad mexicana de San Fernando, donde se realizó la masacre."Partimos de la confianza en el equipo periodístico, de su director y su gente, para contar la historia de dos de las víctimas, con nombres e historias y no como una cifra, un número, como fueron tratadas después de su muerte violenta", relató Deándar, quien comparó la masacre al "extermino nazi".Jiménez, responsable del equipo periodístico y profesor de periodismo de investigación en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), reconoció también los "grandes riesgos" que el trabajo periodístico tiene en su país frente al poder del narcotráfico."Quisimos quitarle todo el riesgo a la noticia humanizando la historia, que parte de un hecho que no se da todos los días", apuntó Jiménez, quien expresó su alegría por vencer en un premio en el que su diario, del estado de Tamaulipas, competía frente a trabajos de medios de todo el continente con mayores recursos financieros.El trabajo, que se planificó durante ocho meses, fue realizado en los 21 días de recorrido entre El Salvador y México por los periodistas Gómez y Muñiz con recursos técnicos mínimos, pues ambos querían pasar de incógnitos para conseguir una mejor recopilación de datos para montar su historia y preservar su seguridad."Tecnológicamente íbamos al margen, con grabadoras convencionales de minicintas, una cámara de vídeo de las pequeñas, un mochila sencilla de mi sobrino y la libreta de apuntes, en la que queríamos consignar el valor humano de lo que vivíamos", apuntó Gómez.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios