Socio italiano del consorcio ve "inaceptable" la postura del Canal de Panamá

Una embarcación transita por la esclusa de Miraflores este jueves 9 de enero de 2014, en el Canal de Panamá (Panamá). EFE Una embarcación transita por la esclusa de Miraflores este jueves 9 de enero de 2014, en el Canal de Panamá (Panamá). EFE

Una embarcación transita por la esclusa de Miraflores este jueves 9 de enero de 2014, en el Canal de Panamá (Panamá). EFE

La empresa italiana Impregilo, miembro del consorcio encargado de la ampliación del Canal de Panamá, consideró hoy "inaceptable" la posición de la administración de la vía de rechazar su propuesta financiera para evitar la paralización de las obras este mes.En un comunicado difundido este jueves en Panamá, en el que "confirma toda su buena voluntad y la del consorcio", Impregilo rechazó la "amenaza" de la Autoridad del Canal (ACP) de "romper el contrato con el consorcio y confiar la finalización de las obras a otros", y alertó que esa opción implicaría un retraso en las obras civiles de la ampliación de "mínimo tres años".La ACP, al esperar que el consorcio acepte su propuesta financiera de un aporte conjunto de 283 millones de dólares, pretende que el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) "sin recibir en consecuencia nada por el pago de los trabajos que quedan por efectuar" deba "asumir (...) todos los costes" de la ampliación, argumentó la empresa italiana.

La empresa italiana Impregilo, miembro del consorcio encargado de la ampliación del Canal de Panamá, consideró hoy "inaceptable" la posición de la administración de la vía de rechazar su propuesta financiera para evitar la paralización de las obras este mes.En un comunicado difundido este jueves en Panamá, en el que "confirma toda su buena voluntad y la del consorcio", Impregilo rechazó la "amenaza" de la Autoridad del Canal (ACP) de "romper el contrato con el consorcio y confiar la finalización de las obras a otros", y alertó que esa opción implicaría un retraso en las obras civiles de la ampliación de "mínimo tres años".La ACP, al esperar que el consorcio acepte su propuesta financiera de un aporte conjunto de 283 millones de dólares, pretende que el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) "sin recibir en consecuencia nada por el pago de los trabajos que quedan por efectuar" deba "asumir (...) todos los costes" de la ampliación, argumentó la empresa italiana.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios